Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 3 2005 Opinión 5 Deslices Como ya ocurrió con la polémica del IVA de los discos, María Teresa Fernández de la Vega se encargó ayer de desautorizar a Carmen Calvo, quien, en episodios anteriores, había asegurado que la reforma del Prado ha disparado sus gastos. Tras el sermón de la vicepresidenta, la ministra de Cultura, fraila con deslices de novicia, rectificó. El museo está tranquilo. Como un convento. En sentido contrario La retirada de la estatua de Franco de los Nuevos Ministerios madrileños ha provocado, como quizá pretendía el Gobierno con tan arbitrario y aparatoso ejercicio de albañilería nocturna, un cruce de comentarios que amenaza con saturar la glorieta de la opinión pública. No hay quien se entienda en el atasco y las voces se confunden. José Bono critica la operación al señalar que nuestros enemigos de hoy no son los muertos mientras que Josep Piqué dice que todos los símbolos que choquen contra el espíritu constitucional no tienen cabida En sentido contrario. Cómo está el tráfico. Motor de la industria Ante una audiencia en la que figuraban el ministro de Industria y representantes del mundo del motor, el director general de Peugeot, Frederick Saint- Geours, recogió ayer en la Casa de ABC el títulode Coche delAño concedido al modelo 407 de su compañía. Merecido premio al automóvil que en 2005 representa la vitalidad de un pieza clave- -motor en movimiento- -de la industria española. POBRES PERO RUMBOSOS MANUEL ÁNGEL MARTÍN L EFE El vía crucis más caro. A las tres de la tarde de ayer comenzó la Operación Salida de las vacaciones de Semana Santa, en la que la Dirección General de Tráfico espera que se realicen quince millones y medio de desplazamientos. Como es habitual, los atascos fueron la nota dominante en la salidas de las grandes ciudades. Este año, además de llenarse de paciencia, los automovilistas habrán de llenar más su bolsillo pues, en comparación con la Semana Santa del año pasado, el precio del combustible ha subido entre el 6,3 y el 7,1 por ciento, en el caso de las gasolinas, y del 21 por ciento en el del gasóleo. En la imagen, aspecto de la A- I, dirección Burgos, al inicio de la Operación Salida. OS protagonistas de esos 15,5 millones de desplazamientos de vehículos que se van a producir en estas vacaciones seremos más pobres en términos de poder adquisitivo, o al menos no podremos comprar, con el mismo dinero, igual cantidad de gasóleo o gasolina que el año pasado. No creo que sea el ocio o la satisfacción de la curiosidad lo que constituya el producto estrella de nuestro consumo de masas, sino que debe serlo el traslado por sí mismo, la obsesión por el desplazamiento en un inútil intento de desconexión, sin aceptar la evidencia de que siempre se viaja con lo más monótono de nuestra vida, con uno mismo. Ya sea por esta colectiva pasión viajera, porque China se despereza, porque hace frío o porque los especuladores apuestan por un mercadoalcista, lo cierto esque ayer los precios del crudo Texas (WTI) en Nueva York se situaban entre los 56 y los 57 dólares. Nuestro ministro Solbes lanza mensajes tranquilizadores y tampoco parece que los economistas le demos mucha importancia al precio del crudo como desencadenante de un proceso inflacionista. Es más, nos hemos inventado la inflaciónsin energía para dejar fuera a esa loca de la casa, imposible de controlar y cuya vuelta espontánea a la cordura siempre es espera. Entre el otoño de 1973- -guerra del Yon Kippur- -y el de 1974 el crudo Arabian Light pasó de 3 a 11 dólares, y en 1979 alcanzaba el nivel de los 24 dólares, que en términos reales es muy superior a los 56 dólares de 2005, así que los analistas ni mucho menos consideranla situación actual tan grave. Algunos van más allá y afirman que las economías occidentales son ahora energéticamente más eficientes y además han aprendido a no trasladar los incrementos a los precios de otros productos de consumo y, finalmente, a los salarios. Dios les oiga. Sin embargo, parece mucho más probable que basar un modelo de desarrollo en un recursodel que se carece y cuyo precio está contaminado por elementos fiscales y políticos no es ninguna garantía para un crecimiento establey una estructura económica adaptativa. Por lo pronto, a los sufridores automovilistas les va a suponer más dinero llenar el depósito, un 17 por ciento más que el año pasado si de gasolina 95 octanos se trata. Serán más pobres en términos de gasolina, y a pesar de ello el gasto total en combustible crecerá un 20 por ciento. Serán pobres, pero rumbosos.