Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 VIERNES 18 3 2005 ABC Gente Penélope Cruz quiere seguir aprendiendo. La actriz ha dicho que adora su trabajo y que le gustaría seguir aprendiendo hasta cumplir los 80 años Penélope, que pronto estrenará Sahara filme en el que trabaja junto a su novio Matthew McConaughy, insiste en no hablar de este romance ni de su amigo Tom Cruise. Don Felipe y Doña Letizia, flanqueados por Rita Barberá, Francisco Camps y las Falleras Mayores de Valencia, disfrutaron del espectáculo desde el balcón del Ayuntamiento Primera mascletà de los Príncipes de Asturias Después de inaugurar el Centro de Investigación Príncipe Felipe, dedicado a la investigación regenerativa, Sus Altezas Reales presenciaron una de las tradicionales pirotecnias valencianas TEXTO: MARTA MOREIRA FOTO: EDUARDO MANZANA ltaban tan sólo tres minutos para las dos de la tarde- -hora en la que se produce el primer disparo de cada mascletà -cuando la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, colapsada por decenas de miles de personas, rompía en aplausos y vítores. Aparecían en ese momento en el balcón Fa del Consistorio Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, acompañados del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y las dos Falleras Mayores de Valencia, Gueguel Massmanian y la pequeña Cristina Sánchez. Una vez asomados al balcón, la Fallera Mayor Infantil no pudo contener la emoción en el momento de saludar a la Princesa de Asturias y rompió a llorar. Doña Letizia la llevó a su lado para consolarla y no se separó de ella en el transcurso del acto. Don Felipe y Doña Letizia, vestida con un traje de chaqueta con falda blanco, saludaron sonrientes a la multitud y a los periodistas que cubrían el acto desde una tribuna habilitada entre la zona de fuegos y el Ayuntamiento. Aunque los Príncipes de Asturias realizaron hace tres meses su primera visita oficial a la Comunidad Valenciana con motivo de la entrega de los Premios Jaime I, la de ayer era su primera visita a las Fallas, por lo que la expectación popular por ver de cerca a la pareja robó inevitablemente el protagonismo al maestro pirotécnico Ricardo Caballer, a punto de disparar la mascletà del segundo día grande de las Fallas de 2005, en la que se descargaron 120 kilos de pólvora. La mañana primaveral, con temperaturas cálidas y un cielo despejado, permitió a Don Felipe y Doña Letizia seguir la mascletà en toda su magnitud y despliegue sonoro. Durante el desarrollo del acontecimiento, Don Felipe siguió atentamente las indicaciones de la alcaldesa sobre los detalles de esta tradición. A pesar de ser neófitos, los Príncipes de Asturias aguantaron estoicamente la borrachera de decibelios sin dejar de sonreír. Tan sólo en algún momento Don Felipe llegó a taparse los oídos para protegerse. Al disiparse la espesa nube de humo que dejaban los seis minutos de disparos de fuego ininterrumpidos, los Príncipes de Asturias saludaron al público y se adentraron de nuevo en el Ayuntamiento. Sin embargo, la insistencia de cientos de personas arremolinadas bajo la balconada pidiendo un bis surtió efecto, y Sus Altezas Reales salieron al exterior por segunda vez en agradecimiento a esta cálida acogida. La jornada fallera de los Príncipes de Asturias culminó con una comida tradicional en la Casa Forestal de la Devesa de El Saler, cuyo menú consistió en allipebre de rape, paella valenciana, naranja preparada y repostería típica.