Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 3 2005 Nacional 13 El monumento busca dueño tras casi medio siglo de cesión provisional b La Universidad Complutense asegura que la escultura no figura en el catálogo de su patrimonio y desconoce a quién pertenece en estos momentos ABC MADRID. ¿Quién es el propietario de la estatua ecuestre del Generalísimo Franco? A juzgar por el comunicado difundido ayer por el Rectorado de la Universidad Complutense (UCM) y por la información suministrada por la Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid, la escultura no tiene dueño conocido, pese a que Fomento atribuye la propiedad a la Universidad Complutense, que cuando se decidió la erección del monumento era la Universidad Central. El Rectorado de la UCM señaló que la estatua ecuestre de Franco no figura en el catálogo de su patrimonio y desconoce a quién pertenece en estos momentos, porque no le consta propiedad. Asimismo, Patrimonio de la Comunidad Autónoma tampoco la tiene registrada entre sus Bienes de Interés Cultural. La historia comenzó hace 61 años, exactamente en 1944, cuando la Junta de la Ciudad Universitaria- -su presidente era el propio Francisco Franco y de ella formaban parte el ministro de Educación, por aquella época Ibáñez Martín, altos cargos del Departamento y los arquitectos Modesto López y Pedro Muguruza, entre otras personas- -decidió erigir un monumento al entonces Jefe del Estado y encomendó al escultor José Capuz, uno de los más prestigiosos del momento, la creación de una talla del Generalísimo Franco a caballo y su correspondiente pedestal. La Junta presupuestó el importe del trabajo en 280.000 pesetas. El lugar elegido para el monumento era la explanada del Arco de Triunfo, en la entrada a la Ciudad Universitaria. Sin embargo, en 1959, la estatua y el pedestal fueron cedidos de forma provisional por la Junta de la Ciudad Universitaria de Madrid al Ministerio de la Vivienda. Según las actas correspondientes, la mencionada Junta, que se extinguió años después, cedió la estatua a Vivienda, a expensas de su emplazamiento definitivo y de la fijación del precio de la figura y de su pedestal. El secretario de la Junta y el subsecretario de Vivienda fueron los encargados de la entrega y recepción de la escultura. La estatua ecuestre se instaló en la plaza de San Juan de la Cruz, junto a los Nuevos Ministerios, y la provisionalidad se ha prolongado por espacio de 46 años. En este tiempo, nadie ha reclamado su propiedad. SERRANO ARCE ABC Zaragoza. A petición de PSOE e IU se estudia el traslado de la estatua de la Academia Militar de Zaragoza, de la que Franco fue primer director. Aunque todavía no hay nada decidido, todo parece indicar que, al final, la escultura desaparecerá de su emplazamiento actual. Jóvenes ultras se concentraron ayer en la plaza de San Juan de la Cruz DANIEL G. LÓPEZ La Policía cargó contra cientos de personas que protestaban por la retirada de la estatua la pasada madrugada cuando varios operarios iniciaron los trabajos de desanclaje de la estatua. Hasta allí llegaron varios agentes de la Policía Municipal, que extrañados por su actividad, les pidieron la licencia para este trabajo, un permiso que estaba en regla. El desmontaje, que acabó sobre las dos de la madrugada, fue seguido por curiosos y por personas que protestaron airadamente por la desaparición de esta efigie, que fue enviada a un almacén del antiguo Ministerio de Obras Públicas, hoy Fomento, situado en la calle Gregorio Benítez número 18, junto a Arturo Soria. El tamaño del monumento obligó a los obreros que lo transportaban a agrandar las puertas, rompiendo parte de sus marcos. A lo largo del día, cientos de personas se concentraron en la zona y algunas depositaron flores y banderas. Sin embargo, por la tarde, la peregrinación se convirtió en una manifestación convocada por grupos de ultraderecha, que degeneró en enfrentamientos con la Policía Nacional. A última hora de la tarde se habían concentrado alrededor de 700 personas junto al pedestal de la estatua y cuando algunos de ellos intentaron subirse en el soporte se produjo una carga policial para dispersarlos. Al menos una persona resultó herida, de carácter leve, en el altercado.