Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional VIERNES 18 3 2005 ABC ABC DE SAN BERNARDO Melilla. La estatua de Franco se encuentra a la entrada del puerto Guadalajara. La estatua de la plaza Beladiez tiene los días Santander. La estatua de la de esta ciudad sobre un pedestal en el que se puede leer la siguiente inscripción: Melilla, al comandante de la legión Francisco Franco Bahamonde 1921- 1977 Algunos grupos políticos ya han pedido su retirada. contados. El alcalde de Guadalajara, Jesús Alique, del PSOE, ya ha enviado una carta al Ministerio de Defensa para que se haga cargo de la custodia del monumento. plaza del Consistorio es idéntica a la de Madrid y se trasladará al futuro Museo de la Historia de Cantabria. El PP acusa al Gobierno de radical por desmontar la estatua de Franco y el PSOE replica que es democrático La ministra de Fomento cree que era el momento oportuno para hacerlo que Felipe González se negó a retirar la efigie porque a Franco había que haberlo derribado mientras gobernaba, no una vez muerto S. MEDIALDEA MADRID. La retirada de la estatua de Franco de la que ha sido su ubicación en los últimos 49 años- -la madrileña plaza de San Juan de la Cruz- -dio ayer lugar a una batería de reacciones encontradas: mientras el Gobierno casi en pleno y portavoces de Izquierda Unida defendían la medida como un ejemplo de normalidad democrática el presidente del PP, Mariano Rajoy, acusaba a los socialistas de resucitar el pasado La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y tres ministros- -la de Fomento, Magdalena Álvarez, responsable de la decisión, y los de Trabajo, Jesús Caldera, y Justicia, Juan Fernando López Aguilar- -defendieron la desaparición. Pero en el PP mantenían una visión muy diferente: a juicio de Rajoy, la retirada nocturna de la estatua ecuestre de Franco no pasaba de ser un acto de cara a la galería Pidió al Ejecutivo que tome decisiones más urgentes como retirar al alcalde de Pinto el socialista Antonio Fernández, que lleva mes y medio de viaje oficial en Cuba, Argentina y Chile. b Ruiz- Gallardón recuerda Piñeiro, del PP, confirma que la estatua de Santander será trasladada Apenas quedan estatuas de Franco en las ciudades españolas, y algunas de éstas tienen los días contados, como las de la plaza Beladiez de Guadalajara (de la que se hará cargo Defensa) y la de la plaza del Ayuntamiento de Santander (que se trasladará al futuro Museo de la Historia) ciudad esta última gobernada por el popular Gonzalo Piñeiro. La única que se mantendrá en su lugar es la de Melilla, situada junto al puerto. También podría ser trasladada la estatua de la Academia Militar de Zaragoza, de la que Franco fue su primer director (1927- 1931) De momento, se conservan las del Cuartel General de la Fuerza de Maniobra de Valencia, que antes estaba en el Ayuntamiento, y la de la Academia de Infantería de Toledo. Sin embargo, en muchos municipios se mantienen miles de calles, plazas, escudos, obeliscos, bustos, placas, lápidas y cruces- -incluso, nombres de pueblos- -que llevan el sello de aquella etapa que terminó hace 30 años. Uno de los que más símbolos reúne es La Coruña, cuyo alcalde socialista no quiere quitarlos. Ahora, el Gobierno se ha propuesto acabar con todos. cuentros telefónicos impidió al regidor y a la ministra hablar en las horas anteriores a la acción. Recordó Ruiz- Gallardón al ex presidente socialista Felipe González cuando defendió que a Franco había que haberlo derribado mientras estaba gobernando, y no una vez muerto Matizó el alcalde además que no todos los partidarios de no quitar la estatua son defensores de Franco Zaplana: Parcialidad histórica No fue el único en recordar la tesis de González: también lo hizo Eduardo Zaplana, portavoz popular en el Congreso, que calificó al actual Gobierno de la nación como el más radical de la historia democrática por hacer lecturas parciales de la historia De impresentable tachó la manera de llevarse la estatua el vicepresidente regional de Madrid, Ignacio González. Las críticas populares espolearon al Gobierno socialista, cuatro de cuyos miembros salieron en defensa de la decisión. La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que la retirada ha sido un acto de normalidad democrática mos vestigios de memoria de la dictadura. Desde IU, Gaspar Llamazares se alineó con este argumentario. Los hechos Desmontar el monumento a Franco de la madrileña plaza de San Juan de la Cruz respondió a una decisión personal de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. El 24 de febrero, la empresa de Transformación Agrama S. A. solicitó al Ayuntamiento licencia para actuar en esa zona para la colocación de andamios para revisión de piezas de fachada y anclaje de elementos ornamentales (retirada si procede) El permiso fue concedido y la operación se realizó en la madrugada del jueves. Precisamente una de los aspectos más criticados de la decisión ha sido el horario elegido para llevarla a cabo. Era casi media noche del miércoles Caldera: Mejor sin ella Igual argumento utilizó la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, responsable de la medida, quien consideró que era el momento oportuno y anunció un concurso para instalar un monumento a la concordia. Su compañero de gabinete Jesús Caldera, titular de Trabajo y Asuntos Sociales, dijo que retirar el monumento a Franco era normal y razonable y avanzó que personalmente, se sentía mejor sin ella Y el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, recordó que se intentan eliminar los últi- Desencuentros El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, al que apuntaban algunas voces críticas a pie de pedestal como cómplice del desmontaje de la estatua, aseguró no conocer la intención de Fomento: una sucesión de desen-