Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 JUEVES 17 3 2005 ABC Gente Diana cambió de coche en el último momento Documentos oficiales revelan que la princesa de Gales se subió al mercedes accidentado al no poder arrancar un primer automóvil TEXTO: EMILI J. BLASCO FOTOS: AFP Camilla ausente de una cena en honor a la Reina. Demasiado ocupada con los preparativos de su boda con el Príncipe Carlos, según un portavoz de la futura duquesa de Cornualles, Camilla Parker- Bowles, no asistió a la cena que el presidente italiano Carlo Ciampi ofreció anoche en Londres en honor de la Reina Isabel II. sterio sobre las circunstancias en que se produjo la muerte de Lady Diana cobró ayer una nueva dimensión al conocerse que el 31 de agosto de 1997 la Princesa de Gales y Dodi Al- Fayed cogieron el coche luego accidentado, conducido por un guardaespaldas ebrio, después de que el conductor habitual no consiguiera arrancar un primer coche. Así consta en los documentos oficiales mantenidos en secreto hasta ahora y que el Gobierno británico ha hecho públicos en aplicación de la recientemente aprobada Ley de Libertad de Información. En el juicio por el accidente y a lo largo de las diversas investigaciones llevadas a cabo siempre se había asegurado que el repentino cambio de coche se decidió para despistar al grupo de fotógrafos que estaban a las puertas del hotel Ritz parisino. En ningún momento se desveló que primero Diana de Gales y su novio intentaron utilizar otro coche y que, al no poder arrancar éste, debieron de subir a otro. Esta otra versión fue puesta por escrito pocas horas después de ocurrir el accidente por el embajador británico en París, Michael Jay, en un memorando enviado al primer ministro, Tony Blair. En él se afirma: La Princesa y Dodi Al- Fayed llegaron al Ritz de París ayer por la tarde. Inmediatamente se vieron sometidos a la atención de los medios y cuando dejaron el hotel a última hora de la noche, se vieron rodeados por un gran número de periodistas. Intentaron marchar rápidamente, pero el primer coche alquilado no pudo arrancar En similares términos, el em- Elmi bajador dio entonces cuenta de lo ocurrido al ministro británico de Exteriores. Porque, aparentemente, su coche para escapar falló en el momento de arrancar, ellos se metieron en otro coche cercano conducido por un conductor del Ritz escribió Jay. A pesar de esa doble confirmación, en un relato posterior más meditado, Jay se limitó a indicar que el repentino canje de vehículos se debió a un cambio de plan de última hora con el fin de despistar a los paparazzi que estaban esperando Los contenidos de estos documentos y su secuencia temporal probablemente alimentarán la teoría de la conspiración, defendida por quienes consideran que Lady Diana habría sido víctima de un complot, presuntamente planeado por los servicios secretos británicos. Estos informes oficiales indican que con el cambio de coche hubo también un cambio de conductor. En lugar del chófer habitual, al tomar un mercedes del Ritz, Dodi Al- Fayed encargó su conducción a un guardaespaldas del hotel, Henri Paul. Las pruebas realizadas después indicaron que Paul había consumido tres veces más alcohol de lo permitido; además estaba tomando antidepresivos. Entre los papeles hechos públicos por el Gobierno, también existen otros sobre la preparación del funeral, que incluyen un sarcástico comentario del alto funcionario que lo redactó. Según éste, el coste final del funeral podría fácilmente llegar a los 5 millones de libras, que aunque era una cifra muy elevada, suponía apenas una cubierta del yate real Diana de Gales, arriba, en una imagen tomada un año antes de su trágica muerte. Sobre estas líneas, estado en que quedó el coche en el que viajaba junto a su prometido, Dodi Al- Fayed, en 1997