Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 3 2005 Economía 89 Montilla insinuó a Serra Ramoneda que dejara la presidencia de Caixa Catalunya El ex vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, toma el relevo en la entidad JOAN CARLES VALERO BARCELONA. El consejo de administración de Caixa Catalunya acordó ayer nombrar a Narcís Serra como presidente de la caja de ahorros, en sustitución de Antoni Serra Ramoneda, que decidió renunciar a su cargo, tras cerca de 21 años al frente de la entidad. Narcís Serra accede a la presidencia de la tercera caja de ahorros española siete días antes de cumplir su primer año como miembro de la asamblea de la entidad. En su discurso de despedida, Serra Ramoneda reveló que antes de las elecciones del 14 de marzo, el ministro José Montilla, todavía presidente de la Diputación de Barcelona, dejó entrever su deseo de cambio en la segunda caja de ahorros catalana, al tiempo que le ofreció mantenerse cuatro años más como miembro del consejo de administración. Serra Ramoneda ha declinado este ofrecimiento por coherencia y ha hecho un llamamiento a que la entidad sea muy cuidadosa de su independencia En el mundo de las finanzas se descuenta que Narcís Serra se propone absorber las otras dos cajas fundadas por las diputaciones de Gerona y Tarragona, con el objetivo de que Caixa Catalunya adquiera un mayor tamaño. Con Serra Ramoneda finaliza una etapa de recuperación de la entidad, que cerró el pasado ejercicio con su mejor resultado financiero, al obtener un beneficio de 247,7 millones de euros, (23,7 más que en 2003) La entidad dispone de 35.000 millones de euros en activos consolidados, 1.004 oficinas y una plantilla de 5.200 empleados. Narcís Serra, que fue vicepresidente del Gobierno y ministro de Defensa con la Presidencia de Felipe González, también fue consejero de la Generalitat con Josep Tarradellas, alcalde de Barcelona y primer secretario del PSC. Desde que abandonó la primera línea política, es consejero de las filiales de Telefónica en Brasil y Chile, además de presidente del patronato del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y de la Fundación CIDOB, así como miembro de la Fundación Consejo España- Estados Unidos. Narcís Serra La Bolsa recibió con ventas la compra de Metrovacesa, pero al final logró repuntar M. L. MADRID. Las acciones de Metrovacesa volvieron ayer a cotizar en el mercado continuo tras un día suspendidas como consecuencia de la compra de un 30 y posterior opa sobre el 70 restante sobre la francesa Gecina. Y la vuelta al mercado comenzó con tintes bastante negativos, con una avalancha de ventas que imposibilitó durante 15 minutos casar operaciones, al acumularse 220.000 órdenes de venta frente a sólo 65.000 de compra en la apertura del mercado. Tras ampliarse la banda de fluctuación del valor, logró reanudar la negociación con una caída superior al 6 lo que suponía una valoración muy negativa por parte de los inversores. Sin embargo, a medida que transcurrió la sesión, las acciones de la inmobiliaria comenzaron a recuperar parte del terreno perdido, si bien el volumen de negocio se mantuvo por encima de la media del valor. Al cierre, lograron subir un modesto 0,18