Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 3 2005 Cultura 59 Robinson enfrenta esperanza y cinismo en su primera novela b La risa va con ella. La expresividad, también. Como Samuel Johnson piensa que la esperanza es una forma de felicidad. En su novela, la enfrenta al cinismo TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Mujer joven. Rica en problemas. Enamorada sin esperanza. Hermana enferma, con vistas a una muerte inevitable. Productora a la espera de que arranque su película sobre el Quijote. Para bordear todo eso y más, el cinismo a mano... Con estos elementos, Elisabeth Robinson nacida en Michigan, Estados Unidos, en un año que, a pesar de ser joven, no revela (cuán hollywoodiense el detalle) ha escrito Las increíbles aventuras de las hermanas Hunt (Roca) su primera novela. El resultado podría ser un melodrama. No lo es. Tampoco hay que leerla, por cierto ha elegido el género epistolar, siempre he sido amante de las cartas como unas memorias, aunque trazos de su propia biografía, la pérdida de una hermana y su trabajo como productora y guionista en Hollywood, (en su haber, en esta última parcela, Braveheart y Last Order mientras que en la primera tuvo el proyecto de un Quijote en celuloide que nunca fue realidad) están en una obra en la que no faltan el humor ácido, la ternura, la ironía. Vicente Aranda, ayer en Madrid junto a Victoria Abril, una de las protagonistas de Tirante el Blanco JAVIER PRIETO Vicente Aranda rescata del cajón su viejo proyecto de Tirante el Blanco Por mi edad no puedo hacer una película de jóvenes drogatas reparto que incluye a Ingrid Rubio, Caspar Zafer, Esther Nubiola; Jane Asher, Gian Carlo Giannini y Leonor Watling JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. Tenemos cineastas más jóvenes que Aranda, pero el apelativo de enfant terrible le pertenece por derecho. Ahí está su filmografía, su espíritu libre, cultura y dominio del medio al que se ha dedicado desde hace 40 años. De probado calado popular, protagonizó ayer una exquisita presentación del rodaje de Tirante el Blanco basada en la novela del valenciano Joanot Martorell, publicada por primera vez en 1490, y de la que Vargas Losa ha dicho que es una novela total. Tirante el Blanco produce en quien se sumerge en su oceánica narrativa una sensación de vértigo; ante sus ojos y su fantasía desfila un universo donde comparece todo lo que ha sido, es y será... Con el cineasta estaban varios de sus actores: Victoria Abril, Ingrid Rubio, los jóvenes Caspar Zafer y Esther Nubiola; Jane Asher, Gian Carlo Giannini y Rafael Amargo (Leonor Watling no pudo asistir) Se trata de una coproducción internacional que se rodará en inglés, y que Aranda ha esperado cuarenta años para llevarla al cine: Es el proyecto más largamente soñado, sin olvidar que Tiempo de silenb Victoria Abril encabeza un cio esperó veinte años y Libertarias unos dieciocho explica como ungido por ser él y no otro el que la adapte al cine. Descubrí la novela a principios de los años 60 y me impresionó, como a Vargas Llosa o a Dámaso Alonso. Estaba delante de un texto muy moderno que podía algún día llevarse al cine cambiando la zona arcaica que tiene el lenguaje, lo mismo que le pasa al Quijote. Con un clásico de las novelas de caballerías del siglo XV así, de cinco tomos, había que centrarse en un momento determinado. Me interesó la llegada de Tirante a Constantinopla para liberarla de los turcos. La he subtitulado Constantinopla Siglo XV. El complot de las damas y el tratamiento lo definiría como de vodevil artúrico una etiqueta que llama la atención, pero que no soy el primero que la pone, en el que fantasía y realidad irán de la mano. Intrigas, complots y sexo serán sus ingredientes. Quiero hacer un producto divertido y cultural explica el director de Amantes Fanny Pelopaja La muchacha de las bragas de oro o Carmen Hay épica- -explica Aranda- pero estará lejos de películas como Troya donde los golpes y el ruido no me dejaban entender nada Es consciente de que por mi edad no puedo hacer una película de jóvenes drogatas; ni me interesa ni lo entiendo. En cambio, lo que sí me interesa es el recorrido experimental acerca de las cosas y de la vida. También es motivo de mi interés aquello de lo que conozco poco históricamente. Espero que complazca a todo el mundo, porque más allá de ser un producto didáctico, en la medida en que lo eran tambien Juana la Loca y Carmen también será una producción divertida. Ése es mi objetivo En cuanto a la épica implicada en la historia, que la hay, la batalla contra los turcos estará lejos de películas como Troya donde el brillo de las espadas, los golpes y el ruido hacían que no me enterara qué es lo que estaba pasando. Aquí lo que se discute o se trama son las intrigas de las damas de la corte para conseguir tener un emperador fuerte como Tirante Hablando de sensualidad, la reivindica y se declara siempre incansable, como bien lo saben Se escuchó una risa, la de su reencontrada musa Victoria Abril, quien en la película es la Viuda Reposada, la que se enamorará perdidamente de Tirante el Blanco, del que quiere conseguir sus caricias, su amor o simplemente su sexo. Es austera, una estricta gobernanta que para contrastar esa austeridad se enamora y llega a niveles de patetismo ante el desamor. Pero Aranda me ha regalado unas secuencias con las que esperamos dar la nota Escribir sobre la fe Asegura Robinson que haber dado vida a Olivia ha significado que un personaje de ficción le haya ayudado a entenderse mejor. Eligió hablar de idealismo y fue descartando el cinismo que dominaba al personaje. La esperanza es valentía, mientras que Olivia, al principio, la contempla como una debilidad. El idealimo de su hermana Maddie al enfrentarse a la muerte la salva del cinismo explica. ¿Le gustaría que Olivia se convirtiera en un prototipo, aunque muy diferente, como sucedió con Bridget Jones? Me encantaría tener su éxito, pero lo único que he pretendido es crear una mujer con muchos fallos que aprendiera a tener esperanza. Mi libro nació, en cierto modo, porque quería escribir sobre la fe responde. El libro pasó por dos agentes literarios que lo rechazaron movidos por el género epistolar que la autora había elegido. Un tercer agente, en este caso, mujer, se mostró encantada con las páginas que le ofrecía y dos importantes editoriales pelearon por ellas. Su lectura les resultaba impactante Elisabeth ha elegido vivir la soledad del escritor, porque, aunque no rechaza sus vivencias en Hollywood, ha decidido darle carpetazo al estrés. El homenaje a su hermana es un hecho literario.