Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura JUEVES 17 3 2005 ABC El escritor granadino, en el Círculo de Bellas Artes, donde familiares y amigos le brindaron un emotivo homenaje ERNESTO AGUDO Ayala: A mis 99 años estar en el mundo es casi una insolencia, perdónenme Referente literario y moral del siglo XX, el escritor celebró ayer su cumpleaños A. ASTORGA MADRID. Día intenso, emotivo, muy feliz para Francisco Ayala, testigo y memoria de dos siglos. A sus 99 años, que cumplió ayer, en él todo es envidiable, desde su prodigiosa ironía a su lúcida sabiduría, desde su generosidad sin límites a la amistad. A su lado, su ángel de la guarda su esposa Carolyn Richmond, y su hija Nina. Por la mañana nos deleitaba con un brindis de Ayala por Ayala, que extractamos: Humildad y agradecimiento: Quisiera poder dar las gracias personalmente a cada uno de ustedes y lo hago de un modo general. Son tantas las buenas voluntades y la amistad y el cariño recibidos que no puedo recordar todos los nombres porque sería demasiado. Demasiado para mí y para ustedes Vivir a los 99: Es casi una especie de insolencia por mi parte estar en el mundo. Perdonen por ello y muchas gracias por consentirlo, aceptarlo y por tener su cariño y su afecto La invención del Quijote Me produce una satisfacción particular ver editado este libro que reúne sus reflexiones y artículos sobre el Quijote durante más de cuatro décadas Llevo escribiendo desde que garrapateaba en la escuela hasta ayer mismo. Este libro me trae un contento particular, una sa- tisfacción especial. He escrito en varios campos (Sociología, Filosofía, crítica literaria, teoría) y Cervantes y el Quijote han estado presentes en mi espíritu desde siempre. De niño empleaba palabras, que había leído en El Quijote, pero que eran malsonantes en el ambiente pacato de las familias burguesas de mis tiempos. Hoy esas palabras son un lugar común y en las mejores bocas aparecen. Ese aprendizajeinfluente del Quijote lo tuve muy pronto. Es un libro vivo que me representa en la extensión de estos 99 años Mirar hacia adelante: Se lo debo agradecer a la biología. No he estado parado en ningún momento. Es bueno para cada cual parar en el momento de la muerte y no antes. Para las personas de mi generación, en España, hay un trance que ha detenido a muchísima gente: la Guerra Civil. Y mucha gente no lo ha superado y se ha quedado. Yo he tenido la suerte, por un impulso biológico, de pasar adelante, de vivir cada día día en su presente y con vistas al futuro. No es que me olvide del pasado, que ha sido muy dolorosamente inolvidable, pero he vivido hacia adelante. Y en eso estoy, con esas 99 rosas El secreto de su lucidez: Eso hay que agradecerlo a la naturaleza. Es un don, un regalo. Nada más Compromiso: El del escritor público es con la verdad, pero la verdad puede tener muchos matices. Puede ser una verdad insinuada o una verdad proclamada a gritos. Claro, que generalmente los escritores tendemos a hablar por señas. El centenario en 2006: Eso es una celebración póstuma. No intervengo Por la noche, Francisco Ayala recibió los 99 motivos para un brindis por él, en las voces de sus paisanos Miguel Ríos y Luis García Montero y respaldado por muchísimos amigos. Sorprendió la ausencia de la ministra de Cultura, Carmen Calvo, al parecer muy ajetreada ayer, que sólo le envió un ramo de orquídeas.