Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 JUEVES 17 3 2005 ABC Sociedad Movilización de los empresarios contra la ley del tabaco, que afectará a cien mil empleos El Consejo Económico y Social califica el anteproyecto de impreciso y coercitivo b Asociaciones de hosteleros, agricultores y productores de tabaco se unen ante la pérdida de puestos de trabajo y aseguran que sólo hay un diálogo de sordos J. F. C. G. Z. MADRID. Cien mil puestos de trabajo Es la cifra de empleos amenazados por la futura ley del tabaco, según aseguraron ayer responsables de una veintena de asociaciones empresariales del sector de la hostelería, máquinas expendedoras, agricultores y productores de tabaco, bares, discotecas, estaciones de servicio, agencias de publicidad, anunciantes y estanqueros. Por ejemplo, la Federación Española de Hostelería ya ha asegurado la pérdida de unos 20.000 puestos de trabajo y, en cuestiones económicas, llegan a los 16.000 millones de euros. Quizá por ello, fue el adjunto a la presidencia de la Federación Española de Hostelería (FEHR) José Luis Guerra, la persona designada como representante ayer de todos los sectores implicados. Y habló bien claro con respecto a las conversaciones mantenidas con el Ministerio de Sanidad sobre este asunto: Ha sido un diálogo de sordos Por lo que ya piden la mediación del presidente del Gobierno. Según un comunicado conjunto, la norma está basada en un grupo de prohibiciones y algunas de éstas suponen una vulneración de los derechos empresariales fundamentales recogidos en la Constitución, como el relativo a la comunicación empresarial y la libre competencia entre empresas. Tras insistir en el impacto económico y social del anteproyecto, reiteraron la necesidad de un mayor diálogo y propusieron que las medidas se implanten de forma razonable y gradual informa Efe. El presidente de los hosteleros, José Luis Guerra, junto a representantes empresariales de sectores vinculados al tabaco EFE Los médicos piden al Gobierno que resista las presiones El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, que agrupa a cuarenta sociedades científicas y médicas españolas, ha pedido al Gobierno que resista las presiones de la industria tabaquera y siga adelante con las medidas legislativas en defensa de los derechos de los no fumadores. El doctor Rodrigo Córdoba, presidente del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, cree que está claro que los empresarios del sector van a hacer todo lo posible, por sí mismos o a través de organizaciones afines, para que el proyecto no salga adelante en sus aspectos más eficaces, como es precisamente lo relativo a la prevención en los lugares de trabajo Para este comité, ha de ser prioritaria la defensa de quienes no fuman frente al humo ajeno, máxime cuando hoy se tienen incontestables evidencias de lo peligroso que ello resulta para la salud Respirar habitualmente el humo del tabaco que fuman otros eleva en un 30 el riesgo de enfermedad coronaria si el entorno nocivo es el hogar, y en una cifra aún mayor si se inhala en las oficinas o talleres El doctor Miguel Barrueco, vicepresidente del comité de prevención del taba- El CES, en sus conclusiones, considera preocupante el desplazamiento de responsabilidades así como la falta de proporcionalidad y la imprecisión en las infracciones -con el voto en contra de las organizaciones de consumidores- -por impreciso y coercitivo y aporta un enfoque eminentemente prohibitivo y sancionador en la que las referencias a las políticas preventivas son residuales. El Consejo Económico y Social considera además que la norma aporta riesgo de inseguridad jurídica y que es confusa en su redacción. En conclusión, y pese a que comparte el objetivo de prevención y control del tabaquismo en el marco de las políticas de protección de la salud pública el CES considera que el anteproyecto presenta una orientación eminentemente coercitiva y ve preocupante el desplazamiento de responsabilidades, así como la falta de proporcionalidad y la imprecisión en la regulación de las infracciones y sanciones Respaldo del CES Horas después, los sectores que se consideran perjudicados por la futura ley del tabaco recibían el respaldo del Consejo Económico y Social, que hablaba sobre la prohibición total del consumo de tabaco en el lugar de trabajo: Compartiendo el objetivo de proteger la salud pública, el CES considera que la prohibición establecida no es la medida más eficaz, generando conflictividad en el ámbito laboral, por ello considera que debiera suprimirse, ya que el tratamiento de esta cuestión viene siendo abordado conjuntamente por las empresas y sus trabajadores Y ya en general, la línea seguida por el CES es similar. El dictamen aprobado es contrario al anteproyecto de ley quismo, aporta una nueva visión: El monóxido de carbono es gas que se apropia del oxígeno de la sangre, puede ser de dos a quince veces más alto en el humo que procede de la combustión espontánea del cigarrillo que en el que procede de los pulmones del fumador. Además, tiene también una mayor cantidad de alquitrán y nicotina