Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JUEVES 17 3 2005 ABC Israel abre a los palestinos las puertas del oasis de Jericó pero se queda con las llaves El Tsahal controla aún varias entradas a la ciudad pese a su traspaso a la ANP palestino del Valle del Jordán critica la operación de maquillaje y exige una retirada total no sólo de Jericó sino de las otras cuatro ciudades citadas en el acuerdo de Sharm el- Sheij JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERICÓ. El sempiterno conflicto entre palestinos e israelíes cuenta con tantas puertas falsas y secretas como trampas subterráneas. Siete puertas tiene, por ejemplo, la Ciudad Vieja de esa Jerusalén siempre en disputa. Y ninguna acerca, por más que se cruce una y otra vez, a la paz. Puertas, en Gaza, en Cisjordania, casi siempre cerradas a cal y canto, con sus llaves sin copia en el fondo del Mar Muerto. Puertas que los más osados y tozudos intentan abrir a la desesperada sin éxito. Por eso cuando una puerta, por pequeña que sea, por oxidada que esté, por poco que ceda, se entreabre, un poco, nunca del todo, nunca para siempre, se celebra con tanto ruido mediático aunque, en el fondo de ese Mar Muerto sembrado de llaves sin copia, no signifique gran cosa sobre el terreno. Así sucedió ayer cuando, tras varias horas de incertidumbre por problemas técnicos el general israelí Mordejai Almoz y su colega palestino Ahmed Eid estrecharon sus manos para sellar el traspaso, nunca completo, nunca definitivo, nunca transparente de la ciudad de Jericó a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Lo hicieron junto a los bloques de hormigón removidos por excavadoras y grúas militares israelíes. Lo hicieron en lo alto de una torreta de vigilancia, con las cámaras de televisión por testigo. A la sombra del casino Oasis, abierto en 1998 como guiño inequívoco a una paz desviada a la postre por el camino alfombrado con los muertos de la Intifada de Al Aqsa. b El gobernador Un oficial israelí retiraba ayer la bandera del puesto militar de control instalado a las afueras de la ciudad cisjordana de Jericó De ahí las críticas del gobernador de Jericó y del Valle del Jordán, Sami Musalam: No es verdad que se hayan ido. Sólo han llevado a cabo una retirada parcial y limitada. Y eso que nuestra ciudad es la más pacífica y tranquila de toda Cisjordania. Y eso que nunca AP Los soldados israelíes no registrarán los coches que entren a Jericó, pero sí los que salgan de la ciudad Moratinos inaugura la primera escuela de español en los Territorios Palestinos J. CIERCO RAMALA. Muy pronto habrá en Palestina 750 niñas y adolescentes que hablen español. La Escuela Española, que hoy inaugura en Al Bireh, junto a Ramala, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, será el primer colegio que enseña el idioma de Cervantes más allá del muro ilegal de Cisjordania. Setecientos mil euros; 750 plazas escolares para niñas de entre 7 y 17 años; un moderno edificio de tres plantas con 16 aulas; una biblioteca; laboratorios; salas de informática; instalaciones deportivas... Cifras y datos para un proyecto de la AECI que pretende acercar nuestra lengua a los jóvenes palestinos y, de paso, aliviar la masificación en las escuelas de la zona. El objetivo del programa de reha- nos sumamos con las armas desde aquí a la intifada. Imagínese cuando le toque el turno a las otras cuatro localidades (Tulkarem, Qalquilia, Belén y Ramala) incluidas en los acuerdos de Sharm el- Sheij Puertas entreabiertas. Nunca del todo. Puertas que pueden dar lugar a la esperanza de una tregua en El Cairo si se abrieran otras puertas, las de las cárceles israelíes, por las que salieran brazos en alto los 8.000 presos palestinos. Iniciativas económicas Puertas que necesitan abrirse de inmediato para recuperar cierta iniciativa económica en la región, como las del casino Oasis de Jericó, hace sólo unos años símbolo del progreso y desarrollo palestinos, hoy cerradas con cierta esperanza de que se encuentren tarde o temprano sus llaves. Desde el verano de 1998 hasta el otoño de 2000, 3.000 israelíes iban a diario a jugar a la ruleta, al black jack al póquer y a las máquinas tragaperras de un casino, prohibido a los palestinos por designios divinos, que recogía 12 millones de euros de beneficio al mes y que daba trabajo a 1.600 empleados. La intifada acabó con ese maná. Hoy, muchos, sobre todo los israelíes que tienen vetados los casinos en su país y también el paseo hasta ese particular Oasis, quieren abrir de par en par esas puertas. Muchas, en efecto, las puertas falsas y secretas en un Oriente Próximo con demasiadas trampas subterráneas. Aún quedan dos controles Varios controles militares hebreos han sido levantados en la periferia de Jericó. No todos. Quedan dos. El de la carretera 90, que conduce a la Galilea. El que corta en dos la vía que lleva hasta la combativa Nablus. Los soldados israelíes no han salido de Jericó porque en realidad nunca han estado dentro durante los cuatro años y medio de intifada, salvo en muy contadas ocasiones y en operaciones puntuales. Se han replegado, eso sí, de algunos puntos de la periferia. Por ejemplo, dejarán entrar a los vehículos sin registrarlos. Entrar, que no salir. Pese al acuerdo sellado ayer, todo aquel coche que salga de Jericó será inspeccionado por los soldados del Tsahal -Fuerza de Defensa de Israel- -allí apostados. bilitación y construcción de infraestructuras educativas es garantizar en las mejores condiciones el acceso de los niños palestinos a una educación de calidad. La inversión alcanza ya los 4 millones de euros. Moratinos, que ayer cerró su paso por el nuevo Museo del Holocausto alertando ante el antisemitismo, inaugurará hoy en Gaza, junto al alcalde de Barcelona, Joan Clos, un parque financiado por el Ayuntamiento de la Ciudad Condal. En cuanto al perfil político de la visita habrá que trasladarse a Ammán para poder darle forma. El jefe de la diplomacia española se entrevistará allí con Mahmud Abbas, quien negocia en El Cairo con Hamás una tregua que huele más a periodo de calma transitorio que a hudna de largo alcance.