Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 3 2005 25 Las cuentas secretas de Pinochet implican a varios ex altos mandos del Ejército chileno Jacques Chirac se enfrenta a las directivas de la Comisión europea en materia de liberalización de servicios El anuncio de retirada respondería a una maniobra electoralista ante los comicios regionales de abril pre dijimos que deberíamos marcharnos en cuanto las fuerzas iraquíes estén en condiciones de ocuparse de su propia seguridad Inicialmente, Berlusconi jugó con la posibilidad de un error de los periodistas y reitero que, en cambio, no hay ningún malentendido con Blair pero el desmentido de su colega británico obligó a cambiar de versión: Le dije a Blair que tenemos que prepararnos para una retirada gradual, ya que nos lo piden nuestras respectivas opiniones públicas. No hablamos de un plan de salida que es lo que había dado a entender la noche anterior. Las autoridades iraquíes rezaron ayer en la apertura de la sesión inaugural de la Asamblea Nacional en Bagdad Quitar hierro El presidente Bush telefoneó a Berlusconi sobre todo para informarle de la candidatura de Paul Wolfowitz a la presidencia del Banco Mundial, pero estaba muy al corriente del aparatoso anuncio de retirada, por lo que le recomendó calma y una dosis de consultas con los aliados. Pocas horas más tarde, Berlusconi condicionaba explícitamente el inicio de retirada en septiembre al acuerdo pleno de sus dos grandes aliados y declaraba que si no es posible, no es posible Por su parte, el presidente estadounidense puso al mal tiempo buena cara y quitó hierro al inesperado anuncio de la retirada parcial de las fuerzas italianas de Irak: Los países estarán ansiosos de salir a medida que los iraquíes vayan adquiriendo la capacidad de defenderse a sí mismos Bush negó que la coalición multinacional (formada por 150.000 soldados de Estados Unidos y 22.000 de otros países) se esté desintegrando y no puso fecha a la retirada de sus propias unidades: Nuestras tropas regresarán cuando los iraquíes puedan defenderse En la conferencia de prensa que celebró ayer en la Casa Blanca, Bush calificó de momento brillante la inauguración por la mañana en Bagdad del Parlamento iraquí, paso siguiente a las elecciones del pasado 30 de enero. POOL El Parlamento de Bagdad es inaugurado pese a la ausencia de pacto de Gobierno Persiste el desacuerdo entre chiíes y kurdos, vencedores de los comicios ABC BAGDAD. Los 275 miembros de la Asamblea Nacional Iraquí, el primer Parlamento electo del país, prestaron ayer juramento bajo la presidencia del juez Medhat al- Mahmoud. La sesión se disolvió tras el juramento y, aunque se espera que la Cámara vuelva a reunirse, aún no se ha precisado cuándo. Las fuerzas políticas chiíes y kurdas que obtuvieron el respaldo mayoritario en las elecciones del 30 de enero no han alcanzado aún un acuerdo para formar gobierno y nombrar a los principales cargos. Tenemos que ser conscientes de que no habrá ganadores ni perdedores entre nosotros. O todos ganamos o todos perdemos dijo el presidente provisional, Ghazi al- Yauar, árabe suní. Vamos a unificar nuestros objetivos, sean cuales sean los medios añadió. Los parlamentarios se reunieron en medio de fuertes medidas de seguridad, vigilados por un helicóptero estadounidense armado, después de que la sesión estuviera precedida de al menos seis explosiones. Según fuentes militares estadounidenses, dos proyectiles de mortero impactaron en la llamada Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran las instituciones, sin provocar daños. Silencio sobre las tropas de EE. UU. La construcción de un Irak unido y federal, y la necesidad de que todos los grupos políticos y etnias participen en la redacción de la Constitución, fueron los principales puntos que subrayaron los oradores en la primera sesión plenaria del Parlamento. En la reunión intervinieron el presidente y el primer ministro salientes, Ghazi al- Yauar y Iyad Alaui, respectivamente, así como un representante de la lista chií, vencedora en las elecciones del 30 de enero, y un enviado de la ONU, entre otros. Ninguno de ellos se refirió, sin embargo, a una eventual salida de las tropas estadounidenses del país, una de las principales exigencias de los suníes iraquíes, que boicotearon, en su mayoría, los comicios de enero. Abdelaziz al- Hakim, líder de la Asamblea Suprema de la Revolución Islámica (ASRI) principal integrante de la Alianza Unida Iraquí (AUI, de confesión chií) que ocupa 140 de los 275 escaños de la Cámara, destacó la importancia de formar un Gobierno que satisfaga las necesidades del pueblo iraquí y acelere el juicio contra los líderes del derrocado régimen de Sadam Husein. Al- Hakim también condenó el terrorismo, en especial el atentado que hace dos semanas costó la vida a cerca de 120 personas en la ciudad de Hilla, a 100 kilómetros al sur de Bagdad.