Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 3 2005 Opinión 5 Intacto Ayer recibió un nuevo homenaje por su 99 cumpleaños, pero Francisco Ayala, lúcido y brillante, activo e inquieto, sigue escribiendo en su despacho. La edición de bolsillo de La invención del Quijote sirvió para celebrar la vigencia de un autor cuya humildad- estar en el mundo a mi edad es una insolencia asegura- -corre pareja a su magisterio literario, intacto y monumental. No sabe, no contesta José Luis Rodríguez Zapatero decidió ayer, durante la sesión de control al Gobierno, no responder a Mariano Rajoy cuando éste le preguntó sobre el proyecto territorial que maneja el Ejecutivo y la reciente puesta en circulación del término comunidad nacional La maraña desplegada en el Congreso por el presidente del Gobierno- -habló de orgías y viajes a Polonia- -fue tan aparatosa como evidente su recurrente evasión de un debate que le resultaba incómodo. Gravísimo asunto, el de la unidad de España, para exhibir semejante desprecio a los mecanismos del diálogo que pregona el propio Zapatero. Cetrería En las quinielas figuraba Bono, líder de U 2 y penúltimo apóstol del rock, pero al final hasido un halcóndel Pentágono el elegido por Bush para dirigir el Banco Mundial. Paul Wolfowitz, subsecretario de Defensa estadounidense, es el candidato para hacerse cargo de una institución que tradicionalmente ha representado el lado amable del FMI. Brusco movimiento de ficha en el tablero internacional. A. MARTINEZ REALMADRID. COM Florentina en el pupitre. Al estilo de las santiaguinas con las que Bernabéu animaba a la plantilla ante un partido importante o al atravesar una mala racha, Florentino Pérez reunió ayer al cuerpo técnico y a la plantilla del Real Madrid para ofrecer un mensaje de unidad y tranquilidad En los cuarenta minutos que duró la charla, el presidente madridista negó todos los rumores sobre fichajes, aseguró que si ganan los diez partidos que quedan aún pueden hacerse con la Liga y que sobre el actual entrenador, Vanderlei Luxemburgo, se construirá el Real Madrid del futuro En su florentina Pérez solicitó a los jugadores que devuelvan sobre el campo la ilusión a los millones de seguidores madridistas, a quienes pidió unidad para evitar que en el próximo partido en el Bernabéu se respire un clima de hostilidad. ha montado un colegio de pago, de niños caprichosos, de esos nobles que antes (y ahora) andaban por ahí tentándole las carnes a las sirvientas, y confundiendo sudar la camiseta con sudar el minué, o sudar los anuncios, que eso sí que se lo sudan de lo lindo. A ver, Ronnie, al encerado, me vas a copiar cien veces no confundiré mi boda con las bodas de Caná; a ver David, si tienes algo que enseñar (con perdón) hazlo en el Bernabéu y no en tu escuela, y como vuelvas a nombrar en vano el nombre de Bobby Charlton va a haber hule; y tú, Figo, te importaría afeitarte o es que te toca anuncio de Gillette; Robertito, hijo, no puedes dejar de joder con la pelota, que diría Serrat, y correr la banda, la que quieras, la banda municipal si te apetece, pero alguna. Al jefe Florentino le han tocado las cuentas y lo que no son las cuentas, le han tocado el orgullo, tan vikingo como profesional, y se ha puesto como la leyenda de Santa Pola, don Santiago y cierra España. A ver, niños, la g con la o y con la l GOL. Resumiendo, hijos, que quien no apruebe en junio, en septiembre al internado de Sigüenza. O al Borussia Monchennosequemás. La verdad es que Florentino (y yo, y el madridismo) sólo lo íbamos a sentir por el dueño del Asador Donostiarra. LA G CON LA O Y CON LA L ¡GOL! MANUEL DE LA FUENTE AN sido niños malos, muy malos, que a muchos aficionados les parece que van por ahí echándole demasiada geta a la vida, y como han sido malos, pues unos azotes, una azotaina. El jefe Florentino no está acostumbrado a poner circos y que le crezcan los enanos, ni mucho menos a hacer negocios y que se los estropeen por falta de H actitud, por no decir falta de otra cosa, esa misma que le echan millones de ciudadanos cada día cuando al alba van camino de su pan, y de sus infiernos laborales. Al presidente del Real Madrid los niños malos llevan chinchándole una buena temporada, que en vez de un club de fútbol en el que todo el mundo está para morir con las botas puestas, parece que