Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Economía MIÉRCOLES 16 3 2005 ABC Un jurado declara culpable de fraude al ex presidente de la operadora WorldCom ABC NUEVA YORK. Un jurado declaró ayer culpable al ex presidente de la operadora de telecomunicaciones WorldCom, Bernard Ebbers, de todos los cargos relacionados con un fraude contable que llevó a la empresa a la mayor bancarrota ocurrida en Estados Unidos. Los cargos son por fraude, conspiración y presentar documentos falsos a los organismos reguladores. El ex di- Ebbers y su esposa, ayer, a la salida del Tribunal, tras escuchar el veredicto AP rectivo, de 63 años, podría ser condenado a 85 años de prisión, aunque habrá que esperar al 13 de junio próximo para conocer la sentencia. El semblante de Ebbers cambió y pareció mostrar sorpresa al oír el veredicto, tras un juicio que duró seis semanas y que ocupó con frecuencia las portadas de la prensa. La mujer y la hijastra del acusado, que estaban sentadas a su espalda, rompieron en sollozos al conocer la decisión del jurado, emitido en medio de un silencio total en la sala. Su abogado, Reid Weingarten, reconoció estar decepcionado con el veredicto y dijo que continuarán la lucha, con lo que dio a entender que apelarán. WorldCom quebró en 2002 tras revelar que había manipulado las cuentas y que había tenido pérdidas durante tres años, en los que dijo haber obtenido beneficios. Luego se supo que el fraude contable de WorldCom ascendía a 11.000 millones de dólares. Denuncia por fraude contra Qwest Por otro lado, la autoridad bursátil de Estados Unidos (SEC) presentó ayer una demanda contra el consejero delegado del operador de telecomunicaciones Qwest, Joe Nacchio, y otros seis directivos de la empresa, por su implicación en un fraude contable masivo relacionado con la ocultación de varios miles de millones de dólares en concepto de ingresos. Rato exige a Kirchner respeto a la inversión extranjera para negociar otro acuerdo PABLO M. DÍEZ. ENVIADO ESPECIAL SHANGAI. En una gira asiática que le lleva a China y la India, el director gerente del Fondo Monetario Internacional, el español Rodrigo Rato, recaló ayer en Shangai, el corazón empresarial del gigante asiático. En esta pujante ciudad, cuyo impresionante distrito financiero ejemplifica a la perfección el extraordinario desarrollo económico chino y no tiene nada que envidiarle a los rascacielos de Fráncfort o Londres, Rato aprovechó la ocasión para lanzar una seria advertencia al Ejecutivo argentino, a quien pidió más seriedad y respeto con las inversiones privadas extranjeras después de que su presidente, Néstor Kirchner, criticara la privatización de las empresas estatales e incluso llamara el pasado jueves al boicot de la petrolera Shell, cuyas ventas ya han caído un 70 La gravedad de estas declaraciones, y sus repercusiones posteriores, han llevado al FMI a plantear ambas condiciones como imprescindibles de cara a estudiar y aprobar un futuro y posible acuerdo de cooperación financiera con Argentina