Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad MIÉRCOLES 16 3 2005 ABC Tecnología Parece ciencia ficción, pero la empresa Siemens presentó un teléfono móvil a través del cual se puede ver televisión Lo último en tecnología podría ser esta chaqueta deportiva con MP 3 incorporado, presentada en CeBIT por Motorola La mayor feria del mundo anticipa el todo en uno y vaticina un armónico futuro de fusión entre dispositivos y tecnologías. Una economía de medios que agradecerá, sin duda, el usuario CeBIT 2005 o el triunfo de la navaja suiza TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA HANNOVER. El lema del año era ¿puedes ver el futuro? cosa que, al menos, se intentó en Hannover. Estas son algunas de las percepciones: cauto optimismo (por primera vez desde el estallido de la burbuja en 2000) al tiempo que dos inventos, el móvil y el MP 3, enganchados al formato- regalo de 70 euros, han tirado del consumo como agua de mayo. Ahora, la tecnología busca su lado más amable, relegando la agresividad a los precios: el PC, siempre hambriento de recursos, se tranquiliza y nuevas arquitecturas en la CPU, de Intel o AMD, armonizarán la técnica y la vida diaria. Una vez más, Apple parece marcar la pauta conceptual y no es exagerado pensar que en un futuro todos los ordenadores querrán parecerse a la idea del Mac mini. La estética de los aparatos se estiliza y resbala como si fuera ¿un iPod? El mundo moderno es inalámbrico y acaba con los cables por paredes y suelos: una WLAN más rápida- -también WiMax- -lo invade todo y los pro- pios móviles, con un UMTS que por fin funciona, recibirán incluso retransmisiones de fútbol en vivo. La tercera generación de móviles, más adaptada a la mano y al bolsillo, cree poder competir, finalmente, con la pujante oferta televisiva. Pero, en un campo sin puertas, la seguridad cotiza al alza en todas sus variantes y, si la mejor defensa es un ataque, Panda se ha lanzado a la guerra preventiva con una alerta inteligente (TruPrevent) contra todo comportamiento anómalo en la máquina por más que el virus sea de esos que aún están por catalogar. Televisión por móvil La telefonía por internet (VoIP) conquistará, imponiendo nuevos números de teléfono y, previsiblemente, una liberalización en el exclusivo coto de las operadoras. Pero con la VoIP llegan nuevos receptores WiFi que se acoplan a la red inalámbrica doméstica y pueden crear una curiosa ensalada de conexiones. Toda esta movilidad alimenta la necesidad de baterías, que siguen estrujando el litio e incluso la nanotecnología, a falta de que un día lleguen las células de combustible. La recepción de televisión, en cambio, se libera del espacio doméstico y se incorpora al móvil, si bien aún es conflictivo saber quién pagará por ella y por qué razón. En cambio, el cine en casa se conecta a la red fija de banda ancha para la recepción on line lo que convierte a las operadoras, de móviles o fijo, en nuevas distribuidoras de contenidos de televisión- -ellas poseen el espectro- -algunos años des- pués del resbalón de Telefónica Media. La tendencia entre la cacharrería es clara: sin más melodrama, los dispositivos se casan entre sí, pero casi siempre en torno al teléfono, que parece convenido por todos como elemento imprescindible: la cámara se funde con el MP 3, la miniconsola, la agenda y el móvil, en variaciones que acentúan más usos o edades: música, juegos, telefonear, organizar. En la guerra matrimonial, las PDA perdieron la partida ante el smartphone o móvil multiuso y apenas las salva ya más que el bragado usuario de agenda y la posibilidad locativa del GPS. Dos ejemplos de buen apaño entre ambos aparatos han sido el éxito de BlackBerry o de Treo, ninguno de grandes fabricantes asentados y ambos con nuevos modelos, si bien la estrategia de la primera parece más boyante que la de la segunda. Anotar que estas plataformas de bajo consumo propician una creciente independencia del hard- La seguridad cotiza al alza en todas sus variantes y la mejor defensa contra los virus es un ataque En la guerra tecnológica, las PDA perdieron la partida ante el smartphone o móvil multiuso Mpio, el ordenador de salón, que coordina el multimedia familiar