Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad MIÉRCOLES 16 3 2005 ABC Guardias las 24 horas del día Desde el domingo por la tarde, un equipo de médicos especialistas en reanimación del hospital Gemelli se mantiene de guardia las 24 horas del día y de la noche a pocas docenas de metros del apartamento del Papa. Tienen todos los aparatos necesarios- -desde respiradores mecánicos a botellas de oxígeno o desde electrocardiógrafos a desfribiladores- -para atender al Santo Padre en pocos minutos en caso de una nueva crisis. Pero la mejor medicina es la preventiva, y Juan Pablo II reducirá de modo radical tanto su actividad como el número de visitantes que recibe, para evitar otra carrera en ambulancia al policlínico Gemelli como las del 1 y el 24 de febrero. El Papa, que regresó este domingo al Vaticano tras haber permanecido 18 días internado, se alojará en un apartamento bajo permanente vigilancia médica para impedir el riesgo de infecciones. El Papa, que cumplirá en mayo 85 años y sufre desde hace una decena de años la enfermedad de Parkinson, fue sometido a una traqueotomía el pasado 24 de febrero en el policlínico Gemelli para facilitarle la respiración. El presidente de la Conferencia Episcopal posa con el Secretario de Estado del Vaticano, Angelo Sodano (ambos en el centro) EFE La imposibilidad de ver al Papa enfría la visita de la cúpula episcopal española Blázquez fue recibido en el Vaticano por el cardenal Angelo Sodano cordialidad, pero sin excesivo entusiasmo, el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal, que estaba acompañado por Cañizares y Martínez Camino JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. La nueva cúpula de la Conferencia Episcopal Española fue recibida ayer con cordialidad pero sin excesivo entusiasmo en el Vaticano, donde no se esperan cambios de línea y donde cada uno tiene que ganarse el respeto con los hechos. Ricardo Blázquez está considerado un buen obispo, pero será considerado un buen presidente tan sólo cuando haya demostrado capacidad de liderazgo en un país que ha pasado de frío a problemático desde que el Gobierno emprendió una salva de proyectos legislativos contrarios a la estabilidad de la familia, el derecho a la vida y la enseñanza de la religión. Respecto a las relaciones de la Conferencia Episcopal con el Gobierno, Roma concede prioridad a los hechos y no a las palabras. Desde hace un par de meses se mantiene un compás de espera para ver si se inician de verdad las comisiones paritarias, pues promesas vacías ya se han visto muchas desde la visita de Zapatero el 21 de junio del 2004. El que haya sonrisas o no entre Blázquez y Zapatero importa poco. Lo que cuenta es que el Gobierno modere sus proyectos y, en ese punto, parece no escuchar en absoluto. El nuevo presidente de los obispos españoles, Ricardo Blázquez, obispo de Bilbao, llegó al Vaticano acompañado del vicepresidente, Antonio Cañizab Acogido con res, arzobispo de Toledo, y del secretario general, Juan Antonio Martínez Camino. Allí fueron recibidos por los tres máximos prelados de la Curia romana, el cardenal secretario de Estado, Angelo Sodano, el arzobispo vicesecretario, Leonardo Sandri, y el responsable de Asuntos Exteriores, arzobispo Giovanni Lajolo. Después se entrevistaron con el prefecto de la Congregación para los Obispos, Giovanni Battista Re, y visitaron otros dicasterios. Según la Curia romana, fue tan sólo una primera toma de contacto, y hay que esperar a los resultados. Las elecciones en el Episcopado despiertan mucho interés en los respectivos países pero menos en Roma, donde se mira más a la lista de próximos cardenales, en la que Antonio Cañizares es un can- didato favorito. Ir al Vaticano y no ver al Papa deja siempre una sensación de vacío. A su vez, el nombramiento de Vicente Juan Segura como obispo de Ibiza ha dejado vacante la jefatura de la sección española en la secretaría de Estado, por lo que el análisis de los asuntos importantes deberá esperar al aterrizaje de los nuevos equipos tanto en España como en Roma. Y mientras en la delegación española queda esa sensación de vacío, el Papa ya ha iniciado la fase del vídeo de un Pontificado que aprovecha todas las tecnologías. Y es que al cabo de 26 años de recorrer el mundo, los quebrantos de salud le imponen ahora un ritmo de vida sereno y aislado, pero el Papa está iniciando esa llamada fase Seis meses de cárcel por violar una orden de alejamiento con mensajes desde un móvil EFE ALICANTE. Un juez de Alicante ha condenado a seis meses de prisión a un hombre de 43 años por quebrantar una orden de alejamiento hacia su ex mujer mediante el envío de mensajes escritos desde un teléfono móvil (SMS) Según la sentencia del juzgado de lo Penal número 3 de Alicante, no exime al condenado, Patricio G. A. el argumento de que los SMS tenían como objetivo que se cumpliera el régimen de visitas en relación a los hijos comunes. La sentencia recuerda que a Patricio G. A. se le impuso el pasado 9 de febrero una medida cautelar de alejamiento de Silvia Eloisa D. R. de la que está separada, con prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio El juez considera probado que a las pocas horas de decretarse esta medida judicial envió 17 mensajes entre ese mismo día y el siguiente. del vídeo de su Pontificado para no perder el contacto con la gente. La maquinaria organizativa del Vaticano está todavía encajando el golpe, pero Juan Pablo II se ha adaptado siempre con rapidez a cada nueva situación. Después del atentado de Ali Agca, aceptó utilizar un papamóvil blindado en sus viajes, de modo que su seguridad al atravesar multitudes no fuera una pesadilla para tantos Gobiernos que le recibían con los brazos abiertos. Con el paso de los años, el Papa que recorría el mundo a grandes zancadas sufrió una fractura del fémur que le obligó a moderar su paso y a utilizar un bastón. Cuando ya no pudo caminar, se inventó la plataforma móvil. Al principio la utilizaba sólo en la basílica de San Pedro, pero enseguida empezó a llevársela en los viajes. Cuando la artrosis le impidió subir las escalerillas de los aviones, empezó a utilizar un montacargas, y cuando llegó a serle imposible incluso mantenerse en pie estrenó un elegante sillón de ruedas de altura regulable, que le permitía moverse y celebrar la misa. Tras la última estancia en el Gemelli, ya ha pasado de las videoaudiencias a las bendiciones a través de enlaces bidireccionales con cualquier lugar. Los fieles ven al Papa y el Papa les ve a ellos. El domingo pasado, cuando todavía estaba en el Gemelli, los peregrinos que acudieron a la Plaza de San Pedro se emocionaron al ver que les daba la bendición desde las grandes pantallas de vídeo. En la plaza son ya fijas. Y pronto podrán serlo también en el aula de las audiencias y en la basílica de San Pedro.