Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 16 3 2005 Opinión 5 A por todas No sabemos vivir sin crecer rentablemente dijo ayer, desde París, el presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, tras anunciar el plan para adquirir la totalidad del capital de la inmobiliaria francesa Gencina. La operación- -con un coste próximo al billón de pesetas- -convertirá a Metrovacesa en líder del sector en la Eurozona. Ambicioso arranque para una conquista continental. Tiempo de huelga Después del desgaste provocado por el conflicto de Izar, el Gobierno tendrá que hacer frente hoy a una nueva huelga, en esta ocasión de mayor extensión, convocada en la Administración de Justicia. El incumplimiento de los acuerdos suscritos entre los sindicatos y el anterior Ejecutivo ha llevado a UGT, CC. OO. y CSIF a convocar un paro que responde a la actitud inflexible del Ministerio de Justicia. Las demandas de jueces y secretarios han sido cubiertas, pero el resto de la plantilla sigue a la espera. La ausencia de diálogo se salda, también en tiempos de consenso, con huelgas. Líder (en solitario) Una reciente encuesta realizada por el Real Instituto Elcano sitúa a Fidel Castro como el líder peor valorado de la escena internacional. Pasa el tiempo, se mueve la historia, aunque sea despacio, y el dictador cubano se queda sin rivales. Castro reúne cualidades suficientes para encabezar este ranking, pero su mérito cada vez es menor. No resulta fácil tropezarse en 2005 con personajes como él. SI COSTA LEVANTARA LA CABEZA MANUEL ÁNGEL MARTÍN S EFE En seco. La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, afirmó ayer que durante este año hidrológico no habrá problemas de abastecimiento urbano de agua aunque reconoció que es posible que entremos en un ciclo de sequía que exigiría medidas de gestión y restricción. Narbona aseguró que el Gobierno ha tomado ya algunas medidas de emergencia después de advertir que durante este año las precipitaciones se han reducido entre un 30 y un 40 por ciento respecto al último decenio. Si esta situación persiste y no se producen copiosas lluvias en primavera, habrá que tomar medidas adelantó Narbona. En la imagen, captada ayer, el pantano de San Antonio, en Pobla de Segur (Lérida) muestra los efectos de la sequía. I Joaquín Costa levantara la cabeza comprobaría estupefacto cómo su utopía de propiciar una política hidráulica dirigida a conseguir en la seca Iberia una agricultura de alta productividad y un consiguiente aumento sostenible de los regadíos ha sido sustituida por una nueva y hermosa cultura del agua que es a lo hídrico lo que la alianza de civilizaciones es a lo político, y que se resume en un principio fundamental: si no llueve no tendremos agua. De este axioma se deducen varios corolarios. El primero se dirige a tranquilizar a la ciudadanía y se aplicará hasta el día antes de que se anuncien restricciones al consumo urbano. El segundo posterga los usos productivos y agrícolas- -aquí Costa bajaría la cabeza y se volvería al más allá- -y el tercero condena el riego de los campos de golf, territorio de ricos y votantes de la derecha. Las actuaciones urgentes- -ZP no las ha valorado en el balance de su primer año de gobierno- -propuestas por el Gobierno en junio del año pasado no debían serlo tanto, porque ésta es la fecha en que las voluntaristas soluciones alternativas al presuntamente faraónico Plan Hidrológico no parecen estar en disposición de hacer frente a ese descenso de las lluvias, un 45 por ciento respecto a la media de la década, que nos ha cogido pensando en la Babia de las desaladoras y de las medidas de gestión de la demanda. Faraónica, lo que se dice faraónica, esa visión desaladora del sediento secarral que recuerda la marcha de Moisés a través del desierto, y gestión de la demanda la que vamos a hacer por narices cuando abramos un grifo y no salga ni gota. La situación ya parece inquietante con las cuentas del Norte, la del Tajo, la del Guadalquivir o la del Segura, muy por debajo de su capacidad, y la Generalitat catalana avisando que las reservas están al 53 por ciento y que en septiembre la cosa puede ser muy grave. Ante esta situación, la muy capaz ministra Narbona- ¡qué excelente portavoz para cualquier gobierno! -le ha echado labia y obras de urgencia y emergencia, pero no descarto que llegue el momento en que haya que acudir al Plan Hidrológico sobrenatural de las rogativas y los santos en procesión para que la lluvia primaveral nos bendiga. Al fin y al cabo, es lo que hemos venido haciendo antes y después de Costa.