Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional UN AÑO DEL VUELCO ELECTORAL LA INVESTIGACIÓN PARLAMENTARIA MARTES 15 3 2005 ABC PAULINO RIVERO Presidente de la Comisión del 11- M La comisión ha sido muy útil pese al partidismo del PP y del PSOE El diputado de Coalición Canaria se muestra muy crítico con los partidos mayoritarios. Cree que han transmitido a la opinión pública la versión que más les convenía y avisa de que sería una grave irresponsabilidad que no se logre el consenso en las conclusiones finales TEXTO: J. L. LORENTE FOTO: JAVIER PRIETO ¿Considera que la comisión parlamentaria que usted preside ha sido útil? -Muy útil. Sé que la rotundidad de mi afirmación choca con la visión que mediáticamente han tenido los ciudadanos por culpa de los que han ejercicio como portavoces de los grandes partidos. Desde el primer momento, han transmitido una visión precocinada de los acontecimientos de la comisión. Pero hoy, ocho meses después, tengo que decir con toda rotundidad que, pese a esa posición partidista de los dos grandes grupos, los trabajos de la comisión pueden ser muy útiles para lo que desean la mayoría de los españoles, como es una serie de medidas para sentirse más seguros. ¿Han sacado los ciudadanos algo en claro? -Los españoles lo tendrán claro cuando los políticos seamos capaces de transmitir adecuada y objetivamente los trabajos de la comisión. Cuando hablemos un mismo lenguaje y trasladamos aquellas cosas que se han desvelado, los ciudadanos sabrán valorar la labor que hacemos, que es un trabajo complementario al de la Policía y la Justicia para esclarecer lo ocurrido entre el 11 y el 14- M. ¿Cree adecuado que hayan coincidido en el tiempo las investigaciones policial y parlamentaria? -En mi opinión, no. Se habría sacado más partido si la Policía y la Justicia hubieran trabajado primero y luego, con la información aportada, constituir la comisión de investigación. ¿Considera que ha existido juego sucio por parte de los grupos parlamentarios? -El atentado produjo un trauma en todo el Estado, incluido el ámbito político, porque 72 horas después del 11- M se produjo un vuelco electoral inesperado. Esa situación traumática para quienes no esperaban esa posibilidad se ha prolongado en el tiempo. Y eso ha pesado como una losa en los trabajos del órgano investigador. Es un error que ha tenido la comisión, porque ha inducido a que los dos grandes partidos actuasen con una posición política predeterminada y transmitiendo lo que les convenía. Eso ha generado confusión en los ciudadanos. No es posible transmitir una misma realidad de forma diferente. -De sus palabras se deduce que no está muy satisfecho con la postura de PSOE y PP... -Uno ha intentado que esto no se cie- rre nunca y el otro hacerlo cuanto antes. De eso tendrán que responder ellos, pero lo que está claro es que esta comisión parte sin la convicción real de los dos grandes partidos y fue más el juego estratégico de unos y de otros lo que llevó a que todo el mundo presentase una petición de investigación en aquel momento. Una vez tomada la decisión, parecía que lo más importante era cerrar la comisión cuanto antes. Yo creo que, ahora, el Partido Popular tiene que reflexionar profundamente. Las cosas tienen un principio y un final. Esto no quiere decir que yo le ponga fin a la investigación. Hay que trabajar con un horizonte razonable y, en mi opinión, el periodo de se- Paulino Rivero siones en el que estamos, que termina en junio, es un plazo razonable para que el PP pueda demandar la información y las comparecencias necesarias para elaborar sus conclusiones. -Usted, como presidente de la comisión, ¿se ha sentido presionado por algún grupo? -Si me han presionado, no me he dado cuenta porque tengo muy claro cuál es mi papel en esta comisión: tener la paciencia y la constancia necesarias para que todo esto sea útil, para demostrar que el trabajo parlamentario puede ser prestigioso y está al servicio de los ciudadanos. ¿Hay margen para el consenso? -Si nos movemos con serenidad y nos despojamos todos de los tintes partidarios, me parecería una irresponsabilidad que no hubiese un gran acuerdo de todas las fuerzas políticas sobre las medidas relacionadas con los afectados y con la seguridad del Estado. En lo que se refiere a la parte más política de lo que ocurrió entre el 11 y el 14 de marzo, cuyo interés está relativizado por los fans del PP y el PSOE, es más que probable que no haya consenso. Pero para eso están los votos particulares. -En su experiencia como presidente de este órgano investigador, ¿qué recomendaciones le parecen oportunas para futuras comisiones parlamentarias? -Las comisiones son útiles, pero su funcionamiento es claramente mejorable. No es ahora el momento de que hagamos una evaluación sobre las cosas que son mejorables, pero me he comprometido a que, una vez finalice el trabajo institucional que me corresponde, daré mi opinión sobre la experiencia que se ha acumulado en estos meses de trabajo para lograr que estas comisiones sean más sólidas, tengan más medios, puedan funcionar de una manera más acorde con la sensibilidad política y, en definitiva, sirvan para mejorar una importante herramienta como es la investigación parlamentaria.