Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 3 2005 11 Detenido un hombre en Alicante acusado de incendiar la casa en la que murió su hija de cinco años El canciller cubano propone a los Veinticinco una nueva relación si abandonan la actual Posición Común europea El ministro Moratinos logró convencer, no sin esfuerzo, a los socios europeos de suavizar las sanciones contra el régimen castrista y espera que los cubanos respondan Valedores de La Habana ante la UE TEXTO: L. AYLLÓN el régimen en junio de 2003 alegando que las actividades que en él se realizaban violaban la legislación cubana. Moratinos se mostró ayer optimista sobre este punto. La única propuesta algo novedosa de Pérez Roque fue la de establecer un nuevo marco de relaciones entre la UE y Cuba a través de un diálogo recíproco y basado en la franqueza lo que, en su opinión, exigiría abandonar el actual camino de la Posición Común europea que exige al régimen castrista avances en democracia y respeto de los derechos humanos. En concreto, habló de posibilidades de cooperación en sistemas penitenciarios, administración de Justicia o sistemas electorales, unas palabras que, según las fuentes consultadas por ABC, podrían abrir la puerta a que expertos en derechos humanos pudieran entrar en la isla. Hoy por hoy, en cualquier caso, los movimientos de Cuba se consideran insuficientes como para hablar de unas relaciones entre Madrid y La Habana que permitieran que Su Majestad el Rey realizara un viaje oficial a la isla, algo apuntado por el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. MADRID. En mayo del pasado año, con ocasión de la cumbre de Guadalajara (México) entre la Unión Europea y los países de América Latina y Caribe, Felipe Pérez Roque y Miguel Ángel Moratinos se reunieron por primera vez para intentar recomponer unas relaciones hispano- cubanas bastante deterioradas. La última vez que el canciller cubano estuvo en Madrid, en septiembre de 1999, fue recibido también por el Rey y por el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, porque les transmitió la invitación formal a la Cumbre Iberoamericana de La Habana de ese mismo año. En la cumbre del año siguiente, en Panamá, las relaciones quedaron en su nivel más bajo cuando Cuba se negó a expresar su condena a ETA si no se condenaba también a Estados Unidos. Moratinos y su colega cubano, durante la rueda de prensa en Exteriores REUTERS Convencer a la UE A partir de la entrevista del año pasado en Guadalajara, el Gobierno español puso en marcha la maquinaria para convencer al resto de los países de la UE de que había que modificar las sanciones a Cuba y suprimir, en concreto, la medida de invitar a los disidentes a las recepciones oficiales a las Embajadas, porque eso provocaba la congelación de contactos con el régimen y no servía para mejorar la situación de los encarcelados. A pesar de las resistencias de algunos socios europeos, sobre todo checos y polacos, Moratinos logró a finales de enero que los Veinticinco aceptaran dar un plazo hasta el próximo 30 de junio para que los cubanos demuestren su voluntad de respetar los derechos humanos. El ministro, que volvió a verse con Pérez Roque en noviembre en San José de Costa Rica, recibió de los cubanos el regalo de la puesta en libertad de un grupo de disidentes, entre ellos el periodista Raúl Rivero, justo cuando pasaba por un Zapatero evitó la foto El presidente del Gobierno decidió recibir en la Moncloa a Felipe Pérez Roque sin cobertura de los periodistas. Ni siquiera a los cámaras de televisión y fotógrafos se les permitió acceder a una reunión que fue hecha pública sólo cinco minutos antes de que se produjera. La entrevista duró tres cuartos de hora. Los días previos, Zapatero barajó la posibilidad de no recibir al canciller cubano si no había garantías de que el régimen castrista iba a hacer algún gesto sobre derechos humanos. Viaje del Rey Ayer, el canciller cubano entregó a Don Juan Carlos una carta del comandante Castro como se refirió a él Moratinos, en la que le reitera la invitación para que vaya a Cuba, el único país iberoamericano que no ha visitado oficialmente, aunque estuvo allí en 1999 para la Cumbre Iberoamericana de La Habana. Moratinos dijo que se trabajará en ese asunto, pero advirtió de que la visita sólo se hará en el momento que sea beneficiosa para reforzar las relaciones bilaterales, y por el momento no hay ninguna fecha Pérez Roque anunció que Castro acudirá a la Cumbre Iberoamericana de Salamanca, los días 14 y 15 de octubre. mal momento tras sus acusaciones al Gobierno de Aznar de haber apoyado el golpe de Estado contra el presidente venezolano, Hugo Chávez. Además, Pérez Roque recibió al embajador español, Carlos Alonso Zaldívar. Hasta ahora ésas han sido casi las únicas concesiones de Castro y ayer Pérez Roque pasó por Madrid sin hacer públicamente gesto alguno que permita al Gobierno defender ante la opinión pública su política respecto a Cuba. El régimen de La Habana se ha mostrado insensible a que Pérez Roque haya sido recibido, no sólo por su colega español, sino también por Don Juan Carlos y por Zapatero, y a los esfuerzos que ha hecho el Gobierno por cambiar las sanciones de la UE. Tampoco parece tener en cuenta el desgaste que eso le supone a España tanto a nivel internacional- -especialmente en sus ya difíciles relaciones con Estados Unidos- -como a nivel interno. El Gobierno ha explicado su posición y sus objetivos a los norteamericanos. También el director general para Iberoamérica, Javier Sandomingo, se reunió el pasado viernes con un grupo de opositores cubanos en España, entre los que estaban Carlos Alberto Montaner, de Unión Liberal Cubana; Carlos Payá, representante del Proyecto Varela y Rigoberto Carceller, de Cuba Democracia Ya