Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 3 2005 Deportes 97 ESQUÍ COPA DEL MUNDO Los campeones Bode Miller acaba con 22 años de reinado europeo El rebelde apelativo que define su carácter, rompe con 22 temporadas de hegemonía del Viejo Continente al adjudicarse la Copa del Mundo absoluta. El estadounidense, de 27 años, coge el relevo que su compatriota Phil Mahre enseñó por el mundo durante el trienio triunfal 81- 83. Líder desde el principio. Venció en Soelden (Austria) el pasado 24 de octubre y ganó seis veces en las diez primeras citas, repartidas en las cuatro disciplinas (eslalon, gigante, supergigante y descenso) Estuvo tres meses sin ganar. Tenía un margen de 400 puntos en la Copa del Mundo y se dedico a preparar el Mundial de Bormio. Dos oros en el Mundial. Miller triunfó en descenso y supergigante. María José Rienda celebra el segundo triunfo de su carrera, que le dio el tercer puesto final en le general de gigante EPA Rienda conquista la segunda victoria de su carrera y da el título a Paerson Finaliza en tercera posición de la Copa del Mundo de gigante ABC LENZERHEIDE (SUIZA) La española María José Rienda finalizó la Copa del Mundo de Esquí con una sensacional victoria en el gigante de Lenzerheide, el segundo de su carrera, que la ha permitido conquistar el tercer puesto absoluto en la clasificación general de la Copa del Mundo de Gigante, la misma posición que alcanzó el año pasado. En esta ocasión, la granadina ha quedado en la general del gigante por detrás de la finesa Tanja Poutiainen y de la sueca Anja Paerson, quien se adjudicó la Copa del Mundo absoluta 2005 por sólo tres puntos, después de ser decimoséptima en la prueba de ayer, mientras la croata Janica Kostelic, octava, tuvo que conformarse con la segunda plaza de la temporada por tres puntos de desventaja. De haber sido séptima, la croata se habría impuesto en la general absoluta de la Copa del Mundo. Y gana en la Copa de Supergigante. Después de Bormio confirmó su cetro absoluto de la Copa del Mundo y el de esa especialidad. En el general, de 400 puntos de ventaja había bajado a 52. Ayer acabó con un margen de 204. Anja Paerson revalida el cetro absoluto Por tres puntos. La sueca, 23 años, obtiene su segunda Copa del Mundo consecutiva con la ventaja más pequeña respecto a la segunda clasificada obtenida por una ganadora de esta competición, que ha constado de treinta y tres pruebas. Si María José Rienda, que salió la última, se hubiera caído en la segunda manga, la campeona habría sido la croata Janica Kostelic. Repite lo sucedido en 1979. En aquella temporada, la austriaca Anne Marie Moser- Proell superó a Hanni Wenwel (Liechtenstein) también por tres puntos, pero eran veintidós pruebas y había otro sistema de puntuación. Anja ya ganó por un punto en 2003. En aquella temporada logró la Copa del Mundo de la especialidad de gigante con un único punto más que la italiana Karen Putzer. Perdió la Copa de gigante. La mala actuación de la sueca, que manifestó que tenía problemas de salud, supuso que quedara en segunda posición de la Copa del Mundo de Gigante, con 410 puntos, superada por la finlandesa Poutiainen, 461, que al ser segunda en la competición ganada por la española se adjudicó esta bola de cristal Cuatro triunfos en la temporada. Paerson obtuvo cuatro victorias a lo largo de este invierno, una en cada especialidad: descenso, supergigante, gigante y eslalon. el título absoluto del esquí mundial por sólo once centésimas, las que le sacó la séptima clasificada, la alemana Martina Ertl. Bien puede decir Anja Paerson que la española de 29 años, nacida en Sierra nevada, le concedió el título con su segundo éxito a escala internacional. Cuando la sueca y la croata terminaron su segunda manga, en los puestos decimotercero y cuarto, respectivamente, Kostelic era la virtual campeones de la Copa del Mundo. Pero faltaban cuatro esquiadoras por finalizar su recorrido. Rienda, con el mejor crono en la primera manga, salió la última. La española confirmó su buen estado de forma, se apuntó el triunfo y retrasó a Kostelic a la octava posición, otorgando a Paerson el cetro universal. No hay nada más grande que el trofeo absoluto de la Copa del Mundo. Estoy muy orgullosa de competir con una campeona como Janica (Kostelic) decía la nórdica. No me puedo creer que la temporada se decida en una carrera, prefiero perder cien puntos se lamentaba la croata. Me dedico el triunfo a mí misma La andaluza tenía buenas vibraciones antes de este gigante. Si ya he ganado una, puedo vencer en dos manifestaba hace unos días. Cumplió su pronóstico. La victoria me la dedico a mí misma, porque después de vencer a Aare se confirma que ha trabajado bien y esto es fruto de una labor muy dura expresaba María José. Aquí me faltan mi marido (Ángel Izquierdo) y toda mi familia- -añadía- pero en cualquier caso esto hay que celebrarlo por todo lo grande En hombres, el estadounidense Bode Miller se convirtió en ganador absoluto de la Copa del Mundo 04- 05. Segundo en el gigante celebrado el sábado, detrás del austriaco Goergl, ayer se conformó con la sexta plaza en el eslalon, que fue ganado por el también austriaco Mario Matt, que fuera campeón del mundo de esta especialidad en el año 2001 y llevaba cuatro temporadas sin poder ascender al cajón más alto de un podio. Otro austriaco, Benjamin Raich, logró el cetro de la Copa del Mundo de eslalon, luego de ser cuarto en la carrera de ayer. Dos éxitos en veintidós días Ya venció en el gigante de Aare. Fue el pasado 20 de febrero. Su estreno victorioso en la Copa del Mundo y el primer triunfo español después de que Blanca Fernández Ochoa ganara hace catorce años. Cuatro podios esta temporada. Fue tercera en Soelden (Austria) el 23 de octubre de 2004 y repitió plaza en Saint Moritz, el pasado 22 de diciembre. Segunda española absoluta. Blanca Fernández Ochoa logró cuatro éxitos. Novena en el Mundial de Bormio. Es la espina clavada que desea quitarse. Dio el título mundial a Anja Paerson María José dio Rienda suelta a su mejor esquí, supo leer bien la nieve y ganó la primera manga de la competición para mantener su diferencia en la segunda. Al final acumuló un tiempo de 2: 20.18, treinta centésimas menos que la finlandesa Poutiainen. Kostelic hizo 2: 21.50 y Paerson, la gran campeona de la temporada, 2: 22.57. La mala actuación de la sueca, que pensó más en no caerse, concedió una emoción enorme a esta última prueba de la Copa del Mundo. Kostelic tampoco realizó un buen gigante, pero perdió