Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Deportes PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA OCTAVA JORNADA LUNES 14 3 2005 ABC El ataque del Villarreal sigue en estado de gracia también ante el Español Ambos hicieron un juego ofensivo, pero decidió la pegada amarilla JOSÉ M. ARQUIMBAU VILLARREAL. Partido vibrante donde los haya en El Madrigal. No es fácil ver a dos equipos volcados al ataque, buscando el gol y con ganas de agradar. El 4- 1 final no significa nada que desmerezca al Español, sino que el ataque del Villarreal estuvo muy acertado, con sus delanteros que siguen en permanente estado de gracia. Ya desde el primer momento los dos equipos salieron con sus mejores armas preparadas: el Español desde el orden y la fuerza en el centro del campo de Ito y Jarque y el Villarreal con la inspiración de Riquelme y Forlán. El balón se movía con rapidez y era muy difícil hacerse con el control, aunque las ocasiones comenzaban a merodear ambas áreas. Después de unos minutos de tanteo, el Villarreal comenzó a mostrar su mejor cara, y fruto de ello, una buena combinación entre Riquelme y Senna acabó con un disparo del brasileño que era salvado por el palo de la meta defendida por Kameni. Pero dos minutos más tarde, con la misma conexión, Forlán sí que acertó y abrió el marcador para el Villarreal llevando una cierta tranquilidad a la grada. VILLARREAL ESPAÑOL 4 1 do nadie lo esperaba y sorprendió a la defensa y al portero visitantes para adelantar a su equipo a los cinco minutos de la reanudación. Este gol dejó tocado a los españolistas, lo que aprovechó el Villarreal para apretar el acelerador y buscar la portería de Kameni. En uno de sus acercamientos, el árbitro decretó penalti sobre Forlán y Riquelme colocó el 3- 1. A partir de ese momento, el Villarreal jugó a manejar el resultado, mientras que el Español se lanzó a buscar el área de Reina. Pero le faltó la pegada que tenían los castellonenses. El Español quería y no podía y dejaba espacios a un Villarreal que, con el crono a favor, manejó el partido sin problemas, metió el cuarto, y se consolida en la tercera plaza de la clasificación. Villarreal (4- 4- 2) Reina; Javi Venta, Gonzalo Rodríguez, Quique Álvarez, Arruabarrena; Josico, Senna, Riquelme (Héctor Font, m. 86) Sorín (Cazorla, m. 74) Guayre (Figueroa, m. 46) y Forlán. Español (4- 2- 3- 1) Kameni; Ibarra, Lopo, Soldevilla, David García; Ito (Corominas, m. 62) Jarque; Maxi Rodríguez, Dani, Óscar Serrano (De la Peña, m. 72) y Tamudo. Árbitro Medina Cantalejo (C. Andaluz) Amonestó a los jugadores del equipo visitante Ito y Kameni. Goles 1- 0, m. 25: Forlán. 1- 1, m. 30: Lopo. 2- 1, m. 50: Sorín. 3- 1, m. 57: Riquelme, de penalti. 4- 1, m. 82: Figueroa. A balón parado Sin embargo, esta tranquilidad se esfumó cinco minutos más tarde con el acierto de su rival a balón parado cuando Lopo remató un buen centro del Óscar Serrano para reponer la igualada y devolver la máxima intensidad a la contienda. En la segunda parte, el partido parecía empezar igual, con el Español bien plantado y el Villarreal muy trabajador, pero este guión que parecía escrito lo cambió Sorín, que apareció cuan- Riquelme intenta pasar por encima de Jarque EFE El Zaragoza ahonda en la crisis de un Sevilla paupérrimo ABC SEVILLA. Lleva un mes sin ganar, y jugando así puede llevarse otro más. El Sevilla, que hace un mes lucía sonriente en puestos de Champions, sigue su caída libre y encadenó el cuarto partido sin ganar, tercero en el Pizjuán ante una grada muy cabreada. El afortunado en esta ocasión fue el Zaragoza, que sacó petróleo de un solitario córner- ¡qué cruz la de los hispalenses a balón parado! -y apeló al orden para contener el resto del partido a los locales, que juegan en desbandada, sin criterio, sin nadie que lleve los galones. El resto del encuentro fue un desesperado ataque sevillista, nervioso, al tran tran. Pero ni Baptista- -desaparecido desde hace dos meses- ni el SEVILLA ZARAGOZA 0 1 Sevilla (4- 2- 3- 1) Esteban; Alves, Javi Navarro, Pablo Alfaro (Kepa, m. 45) David; Renato, Martí; Navas (Sales, m. 71) Baptista, Adriano; y Antoñito (Darío Silva, m. 45) Zaragoza (4- 2- 3- 1) Luis García; Cuartero (Ponzio, m. 61) Capi, Milito, Aranzábal; Movilla, Zapater; Galletti, Óscar (Generelo, m. 78) Savio; y Villa (Cani, m. 69) Arbitro Muñiz Fernández (madrileño) Mostró tarjetas amarillas a Cuartero, Alves y Dario Silva. Gol 0- 1 m. 33: Milito. peor Antoñito de la temporada supieron aprovechar los centros de Adriano y Navas, el mejor. Ni siquiera la entrada de Darío y Kepa enmendó la imagen de un Sevilla triste, sombra de aquel que silenció el Bernabéu, y que tiene ante sí su peor racha en los últimos tres años. Y parece que Caparrós no tiene soluciones. Cuatro minutos le bastaron al Racing para sentenciar ELOY F. ARGOS SANTANDER. Cuatro minutos necesitó el Racing para sentenciar un partido que tenía pinta de ser vital en la lucha por la permanencia que tienen los dos equipos. En ese tiempo, el acierto de los racinguistas tuvo más valor que la falta de orden mostrada por los jugadores del Mallorca. A raíz del segundo gol, el partido se equilibró un tanto. Los locales juntaron un poco más sus líneas, mientras que el Mallorca luchó por evitar lo que parecía iba a ser una goleada. Pero a partir de la media hora, el Racing volvió a hacerse dueño de la situación y a crear peligro. El comienzo de la segunda parte fue como el de la primera y el Getafe sentenció con el tercer tanto, lo que signi- RACING MALLORCA 3 0 Racing (5- 3- 2) Aouate; Regragui, Pablo Casar, Moratón, Juanma, Regueiro; Morán, Anderson (Parri, m. 85) Benayoun (Jonatan, m. 80) Javi Guerrero y Aganzo (Torrado, m. 75) Mallorca (4- 4- 2) Moya; Cortés (Tuni, m. 53) Ballesteros, Ramis, Poli; Campano, Melo (Jorge, m. 67) De los Santos, Arango; Romeo (Correa, m. 70) y Luis García. Árbitro Losantos Omar. Amarilla a Juanma, Anderson, De los Santos y Poli. Goles 1- 0, m. 1: Anderson. 2- 0, m. 4: Aganzo. 3- 0, m. 51: Benayoun. ficó prácticamente el final del partido porque el Mallorca se vino abajo. Las ocasiones se fueron sucediendo sobre la portería de Moya, pero la falta de acierto de los delanteros racinguistas hizo que la goleada no fuese mayor, incluso de escándalo, conformándose todos con el 3- 0 final.