Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 LUNES 14 3 2005 ABC Cultura y espectáculos FRANCISCO IBÁÑEZ Dibujante de historietas Confío en que dentro de cuatrocientos años se celebre mi Mortadelo de La Mancha ¿Es Mortadelo un personaje quijotesco? -Tanto como quijotesco... Era obligatorio. Para evitar que el personaje caiga en la rutina, procuro mantenerlo siempre de actualidad. Y hete aquí que tenemos a Mortadelo de la Mancha corriendo por la ruta del Toboso, por los senderos de campos de Quintana desfaciendo entuertos, como está mandado. ¿Resulta quijotesco dibujar cómics en España? -Ahora más. Antes el cómic tenía mucha difusión, era magnífico. En los últimos años ha caído de una forma estrepitosa. Mortadelo es casi el último personaje que queda, y he conseguido mantenerlo porque me he preocupado más del guión que de la parte gráfica. Si hubiera continuado con aquello de Mortadelo y Filemón, Agencia de Información de los años cincuenta, ya hubiera desaparecido. Enriquecí la serie metiéndola en las filas de la T. I. A. con nuevos personajes que daban más vida, y personajes de segunda fila que a veces tapaban a los de primera, como Ofelia o el profesor Bacterio. Pero aquello también hubiera sido reiterativo, decidí utilizar todos los grandes acontecimientos de la actualidad. -Ahora hay cierta reivindicación de aquella edad de oro del tebeo. -Recuerdo la cantidad de colecciones que te podías comprar, que si el Capitán Tormenta, el Capitán Relámpago, el Capitán Trueno... todos los fenómenos atmosféricos tenían su capitán. Y ahora han desaparecido todos, sólo queda Mortadelo y alguna cosa de mi admirado compañero, ya desaparecido, Escobar, Mortadelo cabalga de nuevo. Y esta vez lo hace a lomos del castellano antiguo, con lustrosa armadura y acompañado de Filemoncho. Su amor: Ofelia del Toboso TEXTO. PABLO MARTÍNEZ PITA cuando sacan algún refrito de Zipi y Zape, o Superlópez, de otro gran dibujante, Juan López Fernández, Jan. Desde que los críos cogieron los videojuegos, las consolas, ellos mismos se hacen su historieta, van tocando botoncitos y moviendo los personajes. El día de mañana, otra cosa dura no sé si van a tener estos chicos, pero los deditos de darle al bo- tón, eso ya lo creo que sí. Pero afortunadamente, con el tiempo también se aburren de eso. Antes iba a firmar libros y la inmensa mayoría del público era infantil, ahora más de la mitad son adultos. Incluso me encuentro con gente de ochenta años, que te crees que van a hacerle un regalito al nieto, y te dicen: No, si es para mí, que te he seguido toda la vida Esto es una maravilla. A veces pienso tanto o más en el público adulto que en el infantil. En Mortadelo de la Mancha utilizo el castellano antiguo; muchos niños no entenderán nada, pero quizás también les dé un empujoncito para leer el de verdad, que, digan lo que digan, lo ha leído muy poca gente. -Seguro que es más leído Mortadelo que El Quijote -Confío en que dentro de cuatrocientos años se celebre el Mortadelo de la Mancha y si, mientras tanto, se ha hecho un libro de lectura obligatoria en las escuelas, va a ser la maravilla padre. -Muchos niños han aprendido a leer con sus personajes.