Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional UN AÑO DEL VUELCO ELECTORAL LUNES 14 3 2005 ABC 13- M. Última hora de la noche. Aparece un vídeo de los terroristas en una papelera junto la mezquita de la M- 30 13- M, 19: 00 horas. Más de tres mil personas se concentran ante la sede del PP en Madrid, en la calle Génova (Viene de la página anterior) 14- M. Elecciones. Los dirigentes del PP vivieron una jornada convulsa y repleta de insultos cuando acudieron a votar 14- M. 23: 00 horas. Un Zapatero satisfecho por el vuelco electoral saluda desde el balcón de Ferraz. No os fallaré dijo que un hombre con acento marroquí asumía la autoría de la matanza en nombre del líder de Al Qaida en Europa. Para entonces, ya había detenidos y la Policía se dejaba las cejas para desliar el ovillo en un tiempo récord. Pero la pugna, lo inminente, ya eran los comicios. documento del CNI para demostrar que los servicios secretos exponían sus dudas sobre la autoría por parte de Al Qaida. Dos horas después, Acebes informó a la opinión pública del hallazgo de la bolsa en la comisaría de Vallecas, pero aún ETA seguía siendo la principal vía de investigación Tras esa rueda de Prensa, ETA, a las seis y media de la tarde, negó ser la autora en un comunicado dirigido a Gara. Faltaba una hora para que decenas de manifestaciones convocadas por el Gobierno empezaran de modo sincronizado en toda España a arrastrar el luto de más de once millones de ciudadanos. Y a su frente, en Madrid, bajo una intensa lluvia que los cientos de miles de asistentes acogieron como lágrimas del cielo, estuvo el Príncipe de Asturias. Pero en algunas de aquellas manifestaciones se entremezclaron las expresiones de dolor y pesar con severos arranques de crispación y agresividad contra el Gobierno del PP. En Barcelona, núcleos de manifestantes iracundos impidieron que Rodrigo Rato y Josep Piqué pudieran encabezar la concentración. Les llamaron asesinos y se tuvieron que refugiar en un aparcamiento para evitar males mayores. La renovada estrategia electoral del PSOE pasaba a esas alturas por denunciar abiertamente que el Gobierno mentía. del Gobierno, mientras decía no descartar la colaboración entre distintos grupos terroristas en la masacre. A las cuatro de la tarde, fueron detenidos en el madrileño barrio de Lavapiés tres marroquíes y dos indios, noticia de la que el ministro del Interior dio cuenta a las ocho de la tarde pese al criterio en contra de la Policía. Poco antes, el director del CNI, empujado por el Gobierno y en una decisión inusual, había remitido una nota a la agencia Efe en la que revelaba que no se había abandonado aún la vía de investigación de ETA. Todo sucedía con enorme rapidez aquel sábado. Para entonces, una colosal cadena de mensajes contra el PP a través de teléfonos móviles que había fundido sus primeros eslabones el día 11 por la noche transitaba ya por cerca de 300.000 terminales. Pásalo A las siete de la tarde, la premonición que habían supuesto los incidentes de Barcelona se transformó en una tensa realidad ante la sede del PP en Madrid, en la calle Génova. Más de tres mil personas al grito de mañana se va a notar a la hora de votar oé, oé, oé, le llaman democracia y no lo es y asesinos bloquearon la calle. Lo mismo ocurrió en cuestión de minutos en varias ciuda- des españolas como Barcelona o Palma de Mallorca, donde proliferaron caceroladas contra el PP. Eran concentraciones espontáneas según el PSOE, y perfectamente organizadas según el PP, en una campaña de agitación, acoso y derribo a sólo doce horas de abrir los colegios electorales. El espíritu del no a la guerra resucitó y el PP lo sufrió en primera persona. Rajoy decidió comparecer en una rueda de Prensa para denunciar el acto antidemocrático de presión auspiciado desde el PSOE. Rubalcaba, como réplica, acusó minutos después al Gobierno de mentir a la opinión pública. Las cartas estaban completamente boca arriba. Después, como guinda de una enloquecida carrera de acusaciones y desmentidos, el portavoz del Ejecutivo, Eduardo Zaplana, afirmó que lo dicho por Rubalcaba es una falsedad y el PSOE lo sabe 14 de marzo La mañana del domingo 14 de marzo los colegios electorales registraron una actividad inusual. Muy agitada y concurrida. La tremenda impresión de los atentados, la movilización masiva a la que apeló el PSOE, la sensación de impotencia, el castigo al PP... fuera el motivo que fuera, los colegios respiraban un aire muy distinto al de otros comicios. Cuando Rajoy acudió a votar acompañado de su mujer, fue increpado mientras depositaba su voto. Le llamaron asesino El PP recibía las primeras percepciones de su fracaso electoral. A un ministro del PP, tras votar y cuando se disponía a saludar a los miembros de la mesa y a los delegados que cada partido sitúa en los colegios, un interventor del PSOE se negó a estrecharle la mano: Las tiene manchadas de sangre le espetó. Ese ministro supo en ese momento que el PP no ganaría los comicios. La movilización que el PSOE había conseguido aglutinar en torno al cambio político fue muy superior a los cálculos que desde Génova se habían improvisado. Finalmente, se produjo el resultado sorpresa. Los sondeos públicos previos al 11- M, que otorgaban una mayoría al PP, aunque no absoluta, habían saltado por los aires. El PSOE defendió que sin el drama del 11- M también habría ganado porque Aznar y su equipo merecían un castigo tras Irak, el Prestige, el Yak... Fue José Blanco quien pasadas las diez de la noche anunció que Zapatero iba a ser el presidente del Gobierno. Estaban dispuestos a asumir la responsabilidad del Gobierno de España Fue el final a cien horas de convulsión para un vuelco electoral. Un vídeo en la papelera Y para concluir la jornada de reflexión más agitada de nuestra historia democrática, cerca de la una de la madrugada Acebes volvió a informar a través de la televisión: se trataba del hallazgo de un vídeo en una papelera próxima a la mezquita de la M- 30 madrileña, en la 13 de marzo El sábado 13, jornada de reflexión, supuso el culmen de la nerviosa escalada contrarreloj. Los primeros cadáveres del 11- M salían del tanatorio para recibir sepultura. Una entrevista a Mariano Rajoy en un periódico nacional encendió aún más los ánimos de los socialistas, toda vez que reclamaba para el PP una mayoría más necesaria ahora que nunca Acebes, en una nueva comparecencia pasadas las dos y media de la tarde, se defendió de las acusaciones sobre la política informativa