Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 3 2005 Nacional 13 UN AÑO DEL VUELCO ELECTORAL JUAN CARLOS RODRÍGUEZ IBARRA Presidente de la Junta de Extremadura España no puede ser el resultado de lo que quede de los estatutos de autonomía Indignado y avergonzado se siente el presidente de la Junta de Extremadura ante el cariz que ha tomado un debate territorial que considera feudal Cansado de clamar en el desierto, está dispuesto a volver a arremangarse y sumarse a Chaves en la batalla por hacer oír la voz de las comunidades más pobres y por la cohesión de España TEXTO: MAR CORREA FOTOS: MILLÁN HERCE ¿Hasta dónde van a llegar las ambiciones nacionalistas? ¿Cuánto le va a permitir el PSOE a eso que usted llamó club de privilegiados -La ambición nacionalista no tiene límites, porque el día que se terminen se acabará el nacionalismo. Si esperamos que se cansen algún día de pedir, vamos listos. Otra cosa es que la izquierda se sume a ese discurso o lo rechace. Y yo, desde luego, lo rechazo. Me parece anticuado y feudalista. ¿Dónde está el límite? -El único que lo puede parar se llama Manuel Chaves. Andalucía es una región tan importante en el conjunto nacional, que nada se podrá hacer si Andalucía no quiere. Si a Andalucía se le suman Extremadura, Asturias y Castilla- La Mancha, eso es imbatible. Estoy absolutamente satisfecho y contento de que Chaves haya hablado, y estoy dispuesto a ponerme detrás suyo hasta donde quiera llegar, él de general abriendo paso y yo de cabo, para parar esta dualidad que se quiere crear en España como consecuencia del fenómeno nacionalista. -Parece mucha responsabilidad... -Andalucía tiene un cuarto de los diputados nacionales, tiene un poder enorme. -No debe ser una cuestión de cantidad, sino de calidad del discurso. -De cantidad y de calidad. El discurso de Chaves del Día de Andalucía y su intervención en Madrid ofrece una doctrina que es plenamente aceptada en el seno del PSOE. Estaba deseando que alguien con mucha más fuerza que yo pudiera hacer ese discurso desde una posición de fuerza. A partir de ahora nadie podrá decir despectivamente: Éstas son las cosas de Ibarra ¿Por qué cree que Chaves ha tardado tanto en hablar? -Porque es el presidente del partido también, además del de la Junta de Andalucía, y tenía la obligación de intentar primero que todo el partido llegara a un discurso único. Cuando ve que el camino se bifurca y que unos pretenden ir por un lado y otros por otro, es cuando hace el discurso del Día de An- Ibarra advierte de que está en peligro el futuro de España como nación dalucía, que yo no sólo suscribo, sino que me pongo detrás de él. ¿Está proponiendo un pacto o una colaboración más estrecha entre las comunidades pobres -Hay que hacer una especie de entendimiento entre el noroeste, oeste y sur peninsular, porque no sólo estamos ante una España diversa, sino en una España dual: una España rica y otra menos rica. Y ha llegado el momento de que la menos rica tenga su oportunidad. ¿Ve en peligro la unidad de España? -Lo que pienso que está en peligro es el futuro de España como nación. Estamos perdiendo muchísimas oportunidades por hacer un debate del siglo XIX: los fueros, los privilegios... ¿Cree que Maragall se aleja del discurso socialista? -En algunas ocasiones, sí. Cuando Maragall hace un discurso de financiación planteando que Cataluña es una sociedad interclasista e igualitaria se está equivocando, está haciendo un discurso nacionalista, porque en Cataluña hay gente que gana cien y gente que gana uno, y no existe el catalán promedio. Un socialista debe decir que si usted gana cien, pague por cien, viva donde viva, sea catalán o extremeño; y que el catalán o el extremeño que sólo tienen uno reciban solidaridad. Cuando uno se olvida de eso y dice que hay que pagar por renta y recibir por territorio, está haciendo un discurso nacionalista. -Usted ha criticado a Zapatero por empezar la casa por el tejado -No hablaba de Zapatero. Dije que España no puede ser el resultado de lo que quede después de que cada estatuto de autonomía diga lo que es suyo, eso es empezar la casa por el tejado. Primero definamos lo que es España y el resto para los estatutos. No hay más nación que España y antes de la Constitución no hay nada. La Constitución no es un pacto entre naciones, sino que, como consecuencia de la Constitución, surgen unos territorios. En ocasiones Maragall se aleja del discurso socialista y hace un discurso nacionalista No hay más nación que España. La Constitución no es un pacto entre naciones