Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 3 2005 65 Cultura y espectáculos Un magnate de Wall Street que hizo fortuna con fondos de riesgo revoluciona el mercado del arte Fernando García de Cortázar realiza una completa cartografía de la Historia de España Más de 500 mapas arrojan luz sobre nuestro pasado político, económico, religioso y social b Esta semana aparecerá en libre- rías este Atlas de Historia de España que edita Planeta en su colección Historia y Sociedad y que ha dirigido el historiador TULIO DEMICHELI MADRID. Fernando García de Cortázar tiene ya una larga experiencia en la gran divulgación histórica, no en vano ha editado una Historia de España en diez volúmenes, tambien para Planeta, y actualmente se proyecta en televisión la serie Memoria de España coordinada por él, y con notable éxito. El historiador señala a ABC con satisfacción que hoy existe una gran afición por la historia en nuestro país. Prácticamente cuatro millones de espectadores han seguido cada uno de los capítulos de la serie Aproximar la historia al público Ahora los lectores podrán adquirir en las librerías este Atlas de Historia de España Así justifica el historiador su publicación: Creo que en España no abundan este tipo de atlas históricos y entonces, con ese sentido de aproximar la historia a los ciudadanos que me ocupa ya desde hace veinte años, pensé que era necesario procurarles este instrumento de consulta Se trata de un volumen ilustrado a todo color de 532 páginas que incluye 510 mapas temáticos y varias reconstrucciones (como la del enterramiento de Los Millares que ilustra la página siguiente) No entiendo por qué en España se le ha dado tan poca importancia a la cartografía. Durante años la geografía ha estado divorciada de la historia, el espacio excluido del tiempo. Ahora se trata de recuperar esa armonía que es indispensable Un divorcio que ha afectado muy especialmente a la enseñanza media: Cuántas veces se ha denunciado que la Logse había provocado una empanada mental entre los alumnos, sin que se haya hecho mucho por remediarlo. La historia- -insiste- -no debe prescindir del espacio Fernando García de Cortázar Durante muchos años la geografía ha estado divorciada de la historia, el espacio excluido del tiempo pertenecía a lo que Maquiavelo llamó arcana imperii los secretos del poder, lo que hay que mantener siempre escondido para que el poderoso siga siendo poderoso Durante la Edad Media los cartógrafos tuvieron que someterse a la teología del Cristianismo y del Islam. Había que situar a Jerusalén en el centro mismo del mundo e ilustraban a los pobladores de la Tierra según los hijos de Noé. Los musulmanes, por su parte, situaban el meridiano principal cerca de La Meca, como exigía su religión Sin embargo, la herencia de esas concepciones se ha prolongado hasta nuestros días. También el eurocentrismo ha tenido su cartografía particular- -asegura el historiador- pero ya desde la mitad del siglo XX Europa no ocupa el centro de los mapas: el testigo ha pasado a la otra orilla del Atlántico El origen de los mapas temáticos a la manera de los que integran este atlas se encuentra a finales del siglo XIX, (pasa a la página siguiente) Secretos del poder y de la religión Destaca García de Cortázar que, a lo largo de la historia, la cartografía ha estado vinculada al poder político y a la religión. Desde los fenicios formó parte de la estrategia. Reyes, generales y navegantes guardaban los mapas celosamente. Los viajeros fenicios no los compartieron con Herodoto; los gobernantes chinos los guardaban en cofres y cajas lacadas; los geógrafos de la Europa medieval desconocían a Tolomeo porque era patrimonio del Imperio de Oriente; Felipe II mantenía en secreto los mapas del Imperio... La cartografía El Atlas de Historia de España incluye 510 mapas de muy diversa naturaleza. El de la ilustración se ocupa de un asunto puramente histórico, la Armada Invencible, pero la obra incorpora otros muchos temas: procesos civilizatorios, religiosos, políticos, sociales, económicos y culturales, desde la prehistoria hasta nuestros días