Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 3 2005 Los domingos 59 El presidente Mesa saluda, después de reconsiderar su retirada AFP Oxígeno para el presidente Mesa Si (Evo Morales) siente que lo he ofendido en lo personal, que lo he injuriado o que he cometido un exceso, le pido disculpas públicamente Carlos Mesa, de 51 años, aspiraba hondo el balón de oxígeno que le había dado el Congreso al no aceptarle la renuncia y le pedía al líder cocalero, que intentó poner bajo la suela de las masas, una tregua. Pero en la Paz, a casi 4.000 metros de altura, el cabecilla de las revueltas y líder de la segunda fuerza parlamentaria, Mas (Movimiento al Socialismo) se hizo el sordo y puso como condición para sentarse a hablar con el jefe del Estado ir en compañía de otros. El alumno más aventajado del comandante Chávez había formado un frente indígena y sindical, una bolsa de gatos de distinto pelaje unidos por un enemigo común según definición de Juan Alberca. Con ese grupo defensivo que se siente excluido de todo y busca la ratificación de algunas premisas propias y que, por el momento, no piensa en el derrocamiento de Mesa asegura el analista político Jorge Lazarte, quería acudir Evo Morales al Palacio Presidencial. Resultado: Mesa, que al principio se negó, dio marcha atrás y aceptó. Igual Evo mantuvo, de momento, la promesa de bloquear Bolivia cuando se le antoje. En este escenario, Carlos Mesa, que no logró del Congreso la aprobación de un documento propio y hubo de conformarse con otro más ambiguo, en el que, además del tema de los hidrocarburos y los bloqueos, queda colgando una Asamblea Constituyente que promete ser un hervidero, dejó correr en voz alta un pensamiento. En la manifestación de repudio a los cortes de carreteras de la Paz, se dirigió a la multitud: Me pidieron mano dura, transformemos la palabra mano dura por mano justa. Mano justa para los que quieren destruir este país. Un país que tiene espíritu indomable, que no se rinde nunca En ese país, aseguró, hay sitio para todos, el indio, el mestizo o el blanco... Mesa confía en que, finalmente, él también pueda mantener su sitio en Bolivia hasta el año 2007. Hombre sin partido, despreciado hasta hace poco por el Congreso, pese a las apariencias recientes, llegó como vicepresidente al poder de la mano de Gonzalo Sánchez de Lozada. Acorralado por la crisis post- renuncia, parece no haber visto otro camino que recomponer la relación entre el Ejecutivo y el Poder Legislativo a través de los partidos tradicionales analiza el profesor Jorge Lasarte. Con esta actitud, este ex periodista demuestra que no se puede gobernar sin ellos, pero, añade Lazarte, la vehemencia con la que atacó a Evo Morales ha provocado la ruptura total con él Los ahora adversarios se mantuvieron en peculiar alianza hasta el pasado mes de enero, cuando el Gobierno decretó una subida de los combustibles. Fue entonces cuando Evo, que ayudo a redactar varios de los artículos del referéndum sobre los hidrocarburos, declaró al presidente enemigo número uno del pueblo boliviano Acababa de visitar a Chávez y se declaraba, por vez primera, listo para gobernar El caudillo venezolano considera al indígena, en palabras de un periodista catalán, el hijo pobre del continente pero confía en poder ayudarle a alcanzar el poder. En diciembre el ex paracaidista venezolano encargó un sondeo en Bolivia. El resultado fue de 40 sobre 20 a favor de Jorge Tuto Quiroga. En ese momento, las aguas estaban calmadas en Bolivia. La lectura fue: en terreno tranquilo Evo pierde las elecciones, pero con agitación social su popularidad y posibilidades aumentan analiza el consultor que tuvo el estudio en sus manos. ¿Hacia adónde se dirige Bolivia? Lazarte pronostica: El país ha perdido la confianza en su propio futuro pero en este escenario podría encaminarse hacia Venezuela. Aún no hemos llegado a destino, pero la polarización nos encamina en esa dirección. La historia no ha terminado Evo Morales se alza en nombre del Estado Mayor del Pueblo REUTERS Sin Tierra de Bolivia, que comienza a ganar terreno en los enclaves de Santa Cruz, la provincia que busca autonomía y poder elegir, mediante el voto directo, a sus gobernadores, hoy designados desde La Paz. En este cuadro incierto, el futuro de las multinacionales, conocidas en Bolivia como transnacionales posiblemente esté ligado al del país. Un proyecto de ley aprobado en referéndum, con formulaciones ambiguas, y, prácticamente con la luz verde de Diputados, espera superar el filtro del Senado, donde se decidirá qué porcentaje de beneficios deben entregar como tributo. Lo que estaba pactado, esto es, el 18 por ciento más un 32 por ciento de impuestos o el redondeo, en términos absolutos, del 50 por ciento en regalías y tasas aparte. Nuestros técnicos en petróleo nos han explicado que con el acuerdo que proponemos las compañías tienen un 15 por ciento de ganancias líquido, pero quieren ganar a lo grueso, hasta cerca del 30 por ciento. Eso no va. Hay que conjugar los intereses del estado boliviano La voz de Evo Morales, alzada en nombre del Estado Mayor del Pueblo anuncia vientos violentos, recuerda que Bolivia en un siglo tuvo doscientos golpes de Estado, pero garantiza: Pase lo que pase, continuaremos con las movilizaciones hasta tener el 50 por ciento de lo que es nuestro, las regalías petroleras