Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 3 2005 Sociedad 53 Modalidades Proyecto Solidario. Con una dotación económica de 35.000 euros, este premio ha recaído en la Asociación Cultural Norte Joven, de Madrid, por su trabajo Enseña tu idioma, facilitarás su integración Su objetivo es enseñar castellano a inmigrantes para facilitar su integración social, cultural y laboral en nuestro país. Se presentaron 57 candidaturas. Investigación Solidaria. El ganador recibe 5.000 euros. Este primer año ha sido Pablo Galaso Reca, licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid. Su trabajo Capital social y desarrollo económico demuestra que dos comunidades, una rica y otra pobre, han conseguido un gran desarrollo, sobre todo, por su capital social. Concurrieron cinco candidaturas. Entidad Solidaria. Este premio se ha concedido a tres entidades que se repartirán 20.000 euros: Cooperación Internacional, Zerca y Lejos y Universitarios por la Ayuda Social (de la Universidad de Navarra) En total, participaron 22 organizaciones. moción del voluntariado entre los jóvenes universitarios. No en vano, en sus proyectos participan 4.000 estudiantes y 350 profesores. Zerca y Lejos es otra de las asociaciones premiadas en esta modalidad. Centra sus esfuerzos en el desarrollo de las comunidades más necesitadas de los países en vías de desarrollo- -en especial en África- -y en la ayuda a personas marginadas en España, así como tareas de concienciación y voluntariado para la cooperación y el desarrollo. Los proyectos que desarrolla son diversos y comprenden desde actividades agroalimentarias hasta cuestiones sobre salud y educación. Otro premio ha recaído en Universitarios por la Ayuda Social de la Universidad de Navarra. Esta asociación se dedica sobre todo a implantar proyectos de cooperación en países en desarrollo y, en España, se ocupa de colectivos de inmigrantes, jóvenes en exclusión y personas mayores. Desde su fundación- -en 1993- -su objetivo ha sido la promoción de una cultura solidaria entre los estudiantes para contribuir de modo efectivo a la construcción de una sociedad mejor. LUIS MIGUEL VEGA Presidente de la Asociación Cultural Norte Joven Lo importante es enseñarles a valorarse La prevención de la exclusión y el riesgo social a través de una educación adaptada a los alumnos es, desde hace veinte años, el objetivo de todos los que trabajan en esta asociación TEXTO: R. BARROSO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. En el centro que la Asociación Cultural Norte Joven tiene en el madrileño barrio de Fuencarral se respira la alegría de haber sido los ganadores de un reñido concurso y, a la par, la ilusión de continuar trabajando para seguir ofreciendo una oportunidad a muchos jóvenes. Un premio que, en palabras de su presidente, Luis Miguel Vega, llega cuando la Asociación cumple 20 años y es un motivo de orgullo, de satisfacción y un reconocimiento al trabajo bien hecho ¿Cúal es el principal objetivo de Norte Joven? -Lograr la integración social de los jóvenes que llegan a nuestras aulas y talleres. Lo importante es enseñarles a valorarse, a crecer como personas. Vienen con baja autoestima, están acostumbrados a situaciones adversas, han fracasado en los estudios o nunca han sido suficientemente considerados. Tratamos de que aprendan a confiar en sí mismos, en sus posibilidades. ¿Y eso es posible a través de la educación? -Durante dos años les formamos con un doble objetivo. Por un lado para que obtengan el graduado escolar, la titulación básica que muchos no han conseguido porque han abandonado los estudios y, por otro, les enseñamos una profesión. ¿Cómo se logra algo que el sistema escolar no consigue? -Primero, vienen de forma voluntaria y de un sistema en el que se han sentido insatisfechos pasan a otro en donde hay un ambiente distendido y la autoridad no se ejerce de forma férrea. Además, todos tienen su propio itinerario personal y van avanzando a medida que sus capacidades lo permiten. Los objetivos están personalizados, es un proceso continuo de aprendizaje en el que el alumno ve recompensados sus esfuerzos. ¿Cuántas horas dedican al día? -Están en el centro ocho horas, divididas por igual entre clases teóricas donde reciben conocimientos de todas las materias para conseguir el graduado escolar, y los talleres de formación para el empleo. ¿Dónde está la clave de esta educación? -En esa formación personalizada, y en que para ello se requiere de grupos pequeños, a pesar de que contamos con unos 180 alumnos. Además, existe un profesor y un voluntario de refuerzo en las aulas porque no todos los alumnos llevan el mismo ritmo de aprendizaje. Luis Miguel Vega ¿Cuántos voluntarios aportan su esfuerzo a este proyecto? -Unos 200 voluntarios, y de lo más variopinto, universitarios, amas de casa, jubilados... -Y después de los dos años... -Buscamos un trabajo para los chicos, y en esa labor ponemos tanto empeño como en su formación. No tendría sentido que después de ese tiempo les dejáramos en la puerta del centro y sin saber dónde dirigirse. Tenemos relaciones con empresas que saben que la formación de los alumnos es estupenda y surgen contratos. -El nuevo proyecto está enfocado a enseñar español a los inmigrantes, ¿es algo que urge hoy día? -Las diferencias lingüísticas, además de las culturales y académicas, son sin lugar a dudas uno de los escollos para que muchos alumnos consigan el graduado escolar. Por eso queremos ofrecer clases para que tengan un mayor conocimiento del idioma y puedan aprender mejor en clase. ¿La Universidad se implica en la solidaridad? -Se implica cada día más, y eso es algo positivo. La mitad de nuestros voluntarios son universitarios. La mayoría de los jóvenes llegan de un entorno social en el que siempre se han sentido insatisfechos Los alumnos tienen su propio itinerario personal y avanzan según se lo permiten sus capacidades