Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 3 2005 Internacional 33 Londres limita la libertad vigilada de Qutada, presunto líder espiritual del 11- M El dirigente islamista no podrá predicar y llevará una pulsera electrónica EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El clérigo islamista Abu Qutada, considerado como el dirigente espiritual de los terroristas del 11- M y el embajador de Osama Bin Laden en Europa, quedó ayer sometido a las nuevas medidas de control aprobadas la víspera por el Parlamento británico, que prevén severas restricciones de actividad y movimiento para los sospechos de terrorismo que por falta de pruebas no pueden ser procesados. A Abu Qutada, palestino de 44 años cuyo nombre oficial es Omar Mahmud Othman, se le ha prohibido predicar, ya que se supone que sus sermones anteriormente han alentado ataques suicidas, no puede utilizar el teléfono móvil ni internet, debe permanecer en su domicilio entre las siete de la tarde y las siete de la mañana, tiene que llevar una pulsera electrónica para controlar sus desplazamientos y todas las visitas que reciba o realice deben ser notificadas previamente al Ministerio del Interior. La mayor parte de estas medidas se han aplicado a los ocho sospechosos de actividades terroristas que el viernes salieron de prisión ante la expiración de la Ley de Anti Terrorismo, Crimen y Seguridad aprobada tras el 11- S y que vulneraba la legislación europea, según determinaron en diciembre los jueces- lores, última instancia judicial del Reino Unido. El Gobierno de Tony Blair ha tenido serias dificultades políticas para sustituir esa ley de 2001 por la nueva Ley de Prevención Terrorista, que salvo el internamiento en prisión cautelar, sigue contemplando duras medidas de control, esta vez extensibles tanto a extranjeros como a ciudadanos británicos. Debido a las concesiones a las que ha accedido el Gobierno para obtener el voto de la oposición, las restricciones impuestas a los diez sospechosos deberán ser ratificadas por un juez en el plazo de seis días. El juez decidirá a la vista de las pruebas que contra ellos presente el Ministerio del Interior, aunque se trata de pruebas débiles que no permiten procesarles. tricto internamiento en el que se encontraba el clérigo. Entre las personas puestas en libertad condicional se encuentra otro presunto activista posiblemente relacionado con el atentado del 11- M de Madrid. Se trata de un argelino de 37 años, al que se dio el nombre de detenido A acusado de ser miembro del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate. Abu Qutada, por su parte, llegó con papeles falsos en 1993 al Reino Unido, donde solicitó asilo político. Previamente había sido condenado en rebeldía a cadena perpetua en Jordania por una serie de atentados con bomba. Abu Qutada ABC Garzón deberá esperar Sin poder procesar a Abu Qutada, el Gobierno británico tampoco se ha pronunciado sobre la petición de extradición firmada por el juez Baltasar Garzón, que ha incluido al dirigente islamista en el sumario contra la célula española de Al Qaeda. Garzón procesó en ausencia al imán palestino, en una prisión de alta seguridad de Londres desde el 23 de octubre de 2002. Desde esa cárcel londinense, Abu Qutada habría hablado por teléfono tres veces con los autores del 11- M, momentos antes de suicidarse el 3 de abril de 2004 en un piso de Leganés, según apuntaron en su momento investigaciones policiales, si bien esa información es difícil de sustentar debido al es-