Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 3 2005 31 El nuevo Gobierno portugués de José Sócrates toma posesión con varios anuncios electorales Londres fija medidas de control para el dirigente islamista Abu Qutada, relacionado con el 11- M Siria se compromete a entregar a la ONU la semana que viene un calendario de retirada total del Líbano Damasco hará regresar a sus 14.000 soldados y a centenares de espías b Terje Roed- Larsen, enviado espe- cial de Naciones Unidas para Oriente Próximo, se mostró ayer satisfecho tras su entrevista con el presidente sirio, Al Assad ABC DAMASCO. Siria se ha comprometido a enviar a Naciones Unidas a principios de la próxima semana un calendario para la retirada de sus tropas de Líbano, según aseguró ayer el enviado especial de la ONU para Cercano Oriente, Terje Roed- Larsen, al término de una larga reunión con el presidente Baschar el Assad en la localidad de Aleppo, en el norte de Siria. El funcionario de Naciones Unidas dijo que informaría sobre los detalles del plan de repliegue al secretario general de la ONU, Kofi Annan, a su regreso a Nueva York. En un comunicado de Roed- Larsen se señala además que durante su visita, el presidente Assad insistió en que estaba dispuesto a retirar a todos los soldados sirios desplegados en Líbano- -14.000 en total- -así como a sus agentes de Inteligencia. El enviado de la ONU calificó la entrevista como muy constructiva ola de protestas anti sirias en Beirut, ha tenido como consecuencia la vigorización de la resolución de la ONU. Algunos grupos de oposición han acusado a Damasco de estar implicado en la muerte del dirigente. Un plan en dos fases En una primera fase los militares y agentes serán trasladados al valle de la Bekaa según declaraciones de RoedLarsen. Al mismo tiempo, en esta fase se retirará a Siria un alto número de tropas así como de agentes de Inteligencia que se cuentan por centenares. La segunda fase llevará a una retirada amplia y completa de todas las fuerzas y materiales militares sirios y del aparato de Inteligencia añade el texto, que no da una fecha exacta para este segundo paso. Antes de su llegada a Siria, Roed- Larsen pasó por Líbano, Jordania y Egipto. En la noche del viernes regresaron ya a su país 1.000 soldados sirios, tras atravesar el paso fronterizo de Jdaidet. Ocho autobuses, 30 camiones militares, vehículos menores y un carro de combate transportaron a los soldados sirios en uniforme y con armas de guerra a través del puesto, a 50 kilómetros al Oeste de Damasco, en medio de una ola de frío y nieve. Los hombres fueron recibidos con flores por sus compatriotas al otro lado de la frontera. Las fuerzas sirias entraron en el Líbano en 1976 para mediar en la guerra civil. Los soldados, que llegaron a ser 35.000, se quedaron tras el final del conflicto en 1990. EE. UU. exige su retirada antes de mayo, fecha de las elecciones parlamentarias. Terje Roed- Larsen AP LA CRUDA REALIDAD FRANCISCO DE ANDRÉS Resolución 1559 Estoy muy animado por el compromiso del presidente Assad de que cumplirá la resolución 1559 del Consejo de Seguridad declaró el funcionario en alusión al texto que exige la retirada de las fuerzas extranjeras de Líbano. La agencia oficial siria SANA informó que en la entrevista de Aleppo estuvo presente también el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Faruk al Sharaa, y el viceministro, Walid al Mualem. El asesinato el mes pasado del ex primer ministro libanés, Rafiq Hariri, un crítico de Siria que generó una grave U n reciente sondeo realizado por la primera cadena de televisión árabe, Al Yasira, ha revelado que el 80 por ciento de los encuestados considera legítima la ejecución de rehenes occidentales en Irak. Dado que Al Yasira, la réplica árabe de la CNN, se jacta de contar con una audiencia cercana a los 50 millones de espectadores diarios, el sondeo electrónico de la cadena qatarí- -con todas las reservas que se quieran aducir- -resulta muy poco divertido. Así que no hay más remedio que tamizar las buenas noticias de Orien- te Próximo que aparecen en los titulares. La presunta primavera árabe tiene cierto fundamento. Hay movimientos en la superficie de los regímenes totalitarios árabes, tanto en los de corte integrista como en los laicos. Probablemente la revuelta pacífica en el Líbano contra la tutela siria no ha hecho más que comenzar. Egipto ha establecido, por decretoley, elecciones multipartidistas. Arabia Saudí lleva a cabo desde febrero un simulacro de elecciones municipales. Un puñado de mujeres kuwaitíes sin velo se han manifestado en la capital, precisamente el Día Internacional de la Mujer, para reclamar un mínimo de derechos. Siria promete retirar sus tropas del Líbano, pero antes se ha asegurado de apuntalar un Gobierno títere en Beirut. En las pantallas de los nuevos fenómenos mediáticos árabes, financia- dos por las fortunas del Golfo, los titulares van por otros derroteros. No interesa el lirio democrático que aparece en el ojal de los analistas entrevistados por los medios occidentales. Interesa el kalasnikov de la resistencia iraquí, los atropellos de la soldadesca norteamericana e israelí en los territorios ocupados, el nacionalismo bravucón de la guerrilla libanesa de Hizbolá, la amarga aventura cotidiana de los palestinos apátridas. Los nuevos medios árabes enfocan y agigantan la enfermedad y enardecen al ciudadano de a pie. ¿Por qué exige Estados Unidos una fecha para la retirada siria del Líbano sin concretar cuándo hará sus petates en Irak? Preguntas sin respuesta. Doble estándar de la política norteamericana en Oriente Próximo que ahonda el foso entre el deseo y la realidad, la cruda realidad del mundo árabe.