Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional LA CRISIS DEL CARMELO DOMINGO 13 3 2005 ABC Adigsa adjudicó 10,6 millones de euros en un solo día y a un mes de las elecciones autonómicas catalanas Todas las investigaciones de la Fiscalía se centran en la actuación de esta empresa de la Generalitat interna de Adigsa reconoce que en 2003 hubo un importante volumen de obra que no pasó el procedimiento legal de contratación ÁNGEL MARÍN BARCELONA. La empresa pública Adigsa, que gestiona los 80.000 pisos sociales de la Generalitat de Cataluña, adjudicó o licitó el 14 de octubre de 2003 un total de 18 proyectos de rehabilitación de viviendas por un importe global de 10,6 millones de euros. Esta intensa actividad en los despachos de la sociedad- -cuya sede está emplazada en la céntrica calle Diputación, número 92, de Barcelona- -se produjo un mes antes de las elecciones autonómicas del 16 de noviembre, que dieron paso al final de 23 años de pujolismo y a la formación del tripartito de Maragall. En ese mismo mes de 2002, un año sin comicios, la sociedad no formalizó ni un solo contrato de obras. La mayoría de los proyectos adjudicados en octubre de 2003 son obras de mejora de los diversos polígonos sociales (reparación de tejados, fachadas, servicios... que gestiona la empresa pública- -presidida entonces por un joven nacionalista talibán Ferran Falcó y hombre de confianza del ex conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Felip Puig, ya que anteriormente era su feje del gabinete- -y que encargaba a pequeños contratistas de Cataluña. Precisamente, un pequeño empresario de la construcción, José Antonio Salguero, que trabajaba para Adigsa declaró a principios de esta semana ante el fiscal que pagó comisiones de hasta el 20 por ciento del valor de la obra a un supuesto intermediario, José María Penín, pariente lejano de Felip Puig. Un segundo contratista, Ignacio Sánchez, explicó también el pasado viernes ante la Fiscalía Anticorrupción que aún no ha cobrado el importe de un trabajo de rehabilitación que en el año 2003 hizo en Tarragona para Adigsa porque se negó a facturar un 20 por ciento más del valor real de los trabajos. De momento, las líneas de investigación de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se centran en esta sociedad pública. b Una auditoría La rehabilitación del barrio de San Roque (Badalona) una de las obras que actualmente realiza Adigsa más bajo de todos. Los presupuestos restantes oscilan la mayoría entre los 750.000 y los 250.000 euros. Entre otros, destacan las obras de mejora en los barrios de Montserrat (731.167 euros) Sant Llorenç (226.495) o Pla de Bonaire (194.686) del municipio de Tarrasa; la reparación de tejados en los barrios de Pomar, El Bruc (347.678) y Sant Roc (228.000) de Badalona; el aislamiento de fachadas en el barrio de Arraona de Sabadell (675.724) o pintar las fachadas de los pisos del barrio Camp Clar (392.902) de Tarragona. En ese mismo año, la empresa pública de la Generalitat tuvo otros dos periodos frenéticos de actividad contractual en menos de 24 horas. Los dos muy cercanos al inicio de la campaña electoral de los comicios locales del 25 de mayo. El día 26 de marzo, Adigsa adjudicó o licitó tres obras por un importe global de 5,75 millones de euros y un mes antes, el 17 de febrero, la sociedad adjudicó un total de ocho proyectos por un valor de 5,6 millones de euros. Otro periodo que llama la atención por su actividad comercial es el mes más vacacional de España. El día 1 de agosto, Adigsa adjudicó tres obras por ELENA CARRERAS un importe superior al millón de euros. En el resto de los meses de ese año se firmaron dos, uno o ningún contrato de obras, que no superaban el medio millón de euros. Un informe de gestión interna La mayoría de esos contratos de obras, que se firmaron con pequeñas empresas de construcción, son irregulares porque no habían pasado el procedimiento legal de contratación según se afirma en un informe de gestión interna de Adigsa, que data del 28 de mayo de 2004 cuando ya gobernaba el tripartito. Según explicaron fuentes del departamento de Medio Ambiente y Vivienda, que canaliza toda la información respecto a la polémica sociedad, este informe- -junto a otro estudio interno realizado a finales de 2004 donde también se constata una serie de presuntas irregularidades en la contratación de obras -todavía no se pueden consultar públicamente porque los dos han sido añadidos a la auditoría de 2003 que en los próximos días se entregará a la comisión de investigación sobre el Carmelo y la corrupción en la obra pública catalana en el Parlamento autonómico. Tras los indicios detectados por los informes internos, la nueva dirección de Adigsa encargó el pasado día 20 de enero una auditoría más específica, añadieron las mismas fuentes, que pretende documentar las presuntas irregularidades y analizar el sobreprecio pagado en la rehabilitación de algunas viviendas sociales CiU y la caza de brujas La tormenta política catalana mantuvo ayer viva la dialéctica entre los principales líderes. Sólo el presidente Maragall se tomó un descanso. Así, mientras Josep Piqué insistía en el pacto de silencio entre socialistas y convergentes, desde CiU sus tres hombres más representativos- -Pujol, Duran Lleida y Artur Mas- -hacían piña y denunciaban una caza de brujas por parte del resto de las fuerzas políticas catalanas con sólo una intención: Destruir a CiU Duran negó ante más de setecientos consejeros de los dos partidos que conforman la federación nacionalista, la existencia de cualquier confabulación con el PSC para echar tierra encima de la crisis del 3 por ciento y negó la mayor con rotundidad al asegurar que la única componenda es la de socialistas, PP y ERC para marginar a CiU Para Duran, el llamamiento de Maragall a la transparencia es una excusa para destruir a CiU una formación que, a su juicio, estorba al PP y a los socialistas ya que rompe el bipartidismo de otras partes de España. Y para disipar las afirmaciones de Piqué- los dos partidos se han vuelto a tapar mutuamente las vergüenzas Mas subrayaba que la situación aún no se ha enderezado y costará mucho hacerlo con Maragall de presidente. De los cimientos a las bajantes Uno de los presupuestos más altos de los 18 proyectos adjudicados por Adigsa en un sólo día corresponde a las obras de mejora (refuerzos de cimentación) de los bloques sociales del barrio barcelonés de La Guineueta, por un importe de 1.054.102 euros; mientras que el de la reparación de las bajantes de agua en los pisos del barrio de Verdum de Barcelona, con 19.222 euros, es el