Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 3 2005 15 Adigsa adjudicó 10,6 millones de euros en un solo día y a una semana de las últimas elecciones catalanas El gobierno de Cataluña anuncia que dará un acelerón a su reforma estatutaria El consejero de Economía pide al PSOE una actitud valiente y sin complejos presidentes autonómicos y dirigentes territoriales se apuntan a la doctrina Chaves de que la diversidad no puede traducirse en privilegios G. L. A. MADRID. Bajan mansas las aguas en el PSOE, lo suficiente al menos para que los conflictos no se planteen en términos de confrontación aunque haya remolinos. La existencia de este clima general, unido a la caída de presión del suflé catalán, propició ayer que la sucesión de torpezas en las que ha incurrido Pasqual Maragall y la crisis catalana no acapararan el debate en el Comité Federal del PSOE. A ello pudo contribuir también la ausencia final de Maragall, que en las veinticuatro horas anteriores cambió de opinión hasta tres veces sobre si estar o no. Ausente Maragall y con Montilla privado de voz por su condición de miembro de la Ejecutiva, la función de portavoces del PSC la asumieron el alcalde de Barcelona, Joan Clos, y el consejero de Economía, Antoni Castells. Que la intervención de éste fuera la última, antes de que Zapatero cerrara el debate, también contribuyó a impedir que se manifestaran de forma más contundente las diferencias en torno a un debate territorial que, como advirtieron varios dirigentes, forma parte inevitable del horizonte político. Castells anunció que el propósito del gobierno catalán es iniciar una etapa en la que se aceleraría la reforma del Estatuto que defendió como una oportunidad y no un problema Al tiempo que garantizaba que se atendrá a la letra y el espíritu de la Constitución, volvió a reclamar del PSOE que, ante esa reforma, tenga una actitud valiente, comprensiva y no acomb La mayoría de los Hemos arreglado algunos rotos notables de la etapa de Aznar G. L. A. MADRID. Tocaba en vísperas del 14- M hacer balance de los primeros once meses de Gobierno y a ello dedicó José Luis Rodríguez Zapatero la mayor parte de su intervención ante el Comité Federal del PSOE, en clave- -obviamente- -favorable, pero con sobriedad, aunque sin desperdiciar tampoco la ocasión para hablar de la herencia recibida. En el frontispicio de su gestión puso Zapatero, de forma un tanto sorprendente, la mejora de la economía lo que justificó en que era en este capítulo donde se concentraban los malos augurios de su adversarios y porque también ha sido el ámbito en el que, según dijo, hemos tenido que arreglar algunos rotos notables El Gobierno ha tenido que resolver problemas agudos de la etapa anterior señaló, con mención expresa a la crisis de los Astilleros, las asignaciones para cumplir con el Protocolo de Kyoto, las deudas de Renfe y RTVE- que camuflaban la auténtica dimensión del déficit público -y el pago de la deuda a Andalucía. De lo por venir, destacó el Plan de la Dependencia y su propósito de impulsar un cambio social que adquiera dimensión de cambio cultural para la conciliación de la familia y el trabajo. Quiso también aprovechar, por talante y ante el optimismo que reina en la organización, para alertar contra el riesgo de caer en la autocomplacencia lo que hizo con el recuerdo de que tal día como ayer de hace tan sólo cinco años el PP sacó mayoría absoluta para concluir que no hay que tener ni un solo momento de autosatisfacción a pesar de que, según destacó, el PSOE concita hoy el respaldo de una mayoría mayor de la que le otorgó el Gobierno hace un año. José María Barreda El agua enfrenta a Barreda con Pla y Saura El Comité Federal del PSOE puso de manifiesto la existencia de un conflicto latente entre el presidente de Castilla- La Mancha y los dirigentes socialistas de la Comunidad Valenciana y Murcia. Barreda se niega a seguir dando agua del Tajo cuando, según asegura, hay pueblos de su Comunidad que tienen problemas de abastecimiento. Y su portavoz, Máximo Díaz- Cano, ironizó diciendo que a ver si va a ser que lo único que dejó atado y bien atado el caudillo fue el trasvase Tajo- Segura El valenciano Joan Ignasi Pla y el murciano Pedro Saura, en la oposición, recordaron que nosotros hemos sido solidarios con la derogación del PHN pero que el programa no preveía el fin de ese trasvase, por lo que reclamaron una estrategia negociada que no les deje a los pies de los caballos en sus territorios. plejada en defensa de la cual argumentó que mientras hay quienes para afirmar Cataluña niegan España y quienes para afirmar España niegan Cataluña, el PSC siempre ha afirmado Cataluña y España Tras la intervención de Castells sólo hubo lugar a la réplica de Zapatero, quien elogió y agradeció que Maragall haya reconocido errores lo que ensalzó como una actitud nada habitual en un gobernante. También destacó su habilidad porque no recuerdo que nadie haya conseguido con sólo cinco o seis palabras que se retire una moción de censura y también una querella A solidarizarse con Maragall se apuntaron todos, aunque el madrileño Rafael Simancas reprochó al PSC que para soltar lastre hiciera alusiones negativas a la dirección del partido en referencia a la afirmación que hizo el presidente de la Generalitat de que percibía una cierta involución autonómica en el PSOE. En esta crítica, compartida por la ejecutiva, se quedó solo Simancas, pero no así en la defensa de la doctrina Chaves sobre las reformas estatutarias, que sostiene que la diversidad no puede traducirse en privilegios ni la financiación autonómica ser objeto de pactos bilaterales. Con distintas palabras defendieron esta doctrina el presidente de CastillaLa Mancha, José María Barreda, y los portavoces de las federaciones andaluza- -Luis Pizarro- -y extremeña- -Ramón Ropero- Barreda sostuvo que cualquier reforma del Estado de las Autonomías sólo es admisible si sirve para reforzar la igualdad y la solidaridad y Simancas que los cambios han de guiarse por los criterios de la mayoría, no de las minorías Zapatero subrayó como reto que tenemos que ser capaces de dar a los españoles otros 25 años de estabilidad territorial