Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 13 3 2005 ABC Nacional San Gil dice que nombraría a López vicelendakari El PP vasco presentó ayer las listas con las que concurrirá a las elecciones autonómicas vascas del 17 de abril, que estarán encabezadas por María San Gil, Carmelo Barrio y Leopoldo Barreda. María San Gil, candidata a lendakari, reiteró al PSE su oferta para formar un gobierno vasco constitucionalista que arrebate el poder al nacionalismo por primera vez desde la instauración de la democracia y en el que, según dijo, integraría al socialista Patxi López como vicelendakari, a pesar de los obstáculos que nos están poniendo La candidata del Partido Popular señaló que nosotros no somos el adversario del Partido Socialista pero sí los candidatos que garantizan el cambio real, no el cambio de socio San Gil sostuvo que el proyecto del lendakari Ibarretxe representa el triunfo ideológico de ETA porque da la razón a la banda terrorista. No necesitamos planes que no nos dejen avanzar juntos ni planes que excluyan a los vascos no nacionalistas, ni planes al servicio del nacionalismo concluyó la candidata del PP a lendakari. Patxi López, en primer plano, se sentó al lado de Simancas, Rubalcaba, Areces, Iglesias y Barreda JAIME GARCÍA Zapatero se compromete a refrendar el Estatuto que pacten los partidos vascos Si hay acuerdo allí, habrá aval político aquí dice para intentar romper la consideración de sucursal del PSOE que los nacionalistas dan al PSE socialista vaticina que vamos a dar la vuelta a España si el PSOE gana el gobierno de Galicia y consigue liderar el País Vasco G. LÓPEZ ALBA MADRID. Con la crisis catalana en vías de reconducción, José Luis Rodríguez Zapatero quiere que el PSOE ponga toda la carne en el asador vasco, convencido de que si los socialistas ganan en el otoño en Galicia y en abril logran convertirse en fuerza determinante en el País Vasco, vamos a dar la vuelta a este país según afirmó ante el Comité Federal de su partido. El líder socialista aclaró que ser fuerza determinante en el País Vasco es liderar el País Vasco y subrayó que si lo conseguimos, será un paso de gigante para la estabilidad territorial del país En este contexto, y en periodo ya netamente de precampaña, el presidente del Gobierno se comprometió a refrendar en Madrid la reforma del Estatuto de Guernica que pacten los partidos vascos. Si hay diálogo y acuerdo allí, habrá aval político aquí dijo Zapatero, en unos términos muy similares al compromiso asumido en relación con la reforma del Estatuto de Cataluña, b El líder pero que en este caso adquieren una significación especial por cuanto, como señaló el portavoz de Izquierda Socialista, Juan Antonio Barrio, el PNV y el lendakari Ibarretxe no reconocen al PSE ni al PP la condición de partidos vascos, sino que los relegan a la condición de meras sucursales del PSOE y del PP en aquella Comunidad. No son unas elecciones cualquiera Zapatero señaló que los comicios del 17 de abril son unas elecciones más porque se vota sólo quién gobernará los próximos cuatro años, pero, al mismo tiempo, no son unas elecciones cualquiera porque, dependiendo del resultado, se volverá a la discusión de un plan imposible o habrá un Estatuto mejorado Un resultado prolongaría el camino lleno de incertidumbre, confrontación y fragmentación de la sociedad vasca, un camino de aventuras sin salida, cuatro años más de la misma y mayor frustración. Pero otro resultado permitiría el fortalecimiento del autogobierno, integrar al conjunto de la sociedad vasca en su propia gobernabilidad, tejer una estrategia de diálogo y plantear una respuesta sin fisuras para la paz indicó. Prueba de hacia dónde quiere orientar Zapatero la nave socialista es que, de forma inusual, intercaló estas refe- rencias en un discurso dedicado a hacer balance de sus primeros once meses como gobernante, aunque en el marco de un Comité Federal que, entre otras cosas, aprobó las candidaturas electorales del PSE, que incluyen en puestos destacados a independientes como Emilio Guevara, de procedencia nacionalista y que encabezará la lista por Álava, Antonio Rivera, Merche Agundez o Roberto Lertxundi. El candidato a lendakari, Patxi López, proclamó ante los medios de comunicación que me siento capaz de unir a los vascos y de recuperar el entendimiento pero a puerta cerrada admitió que el partido está difícil De hecho, en los cuarteles socialistas se habla de ganar en Galicia, pero tan sólo de condicionar el gobierno vasco. ya que el trasvase de votos se considera difícil y, en todo caso, limitado. Patxi López, que se presenta por primera vez como candidato a lendakari, ofrecerá durante la campaña impulsar tres grandes pactos. Patxi López ofrece tres pactos El primero tendría por objeto sentar en torno a una mesa a todos los partidos para recuperar la unidad democrática como instrumento clave para desterrar el terrorismo, en una especie de reedición del Pacto de Ajuria Enea El segundo sería para acordar una reforma del Estatuto de Guernica que permita, avanzando en el autogobierno, establecer un nuevo marco de entendimiento que garantice la convivencia entre nacionalistas y no nacionalistas. El tercer pacto pasaría por sentar al Gobierno con empresarios y sindicatos al objeto de buscar planteamientos comunes para afrontar los retos socio- económicos del País Vasco, una cuestión de la que, a juicio del PSE, se ha desentendido Ibarretxe. En cuanto a la controvertida expresión comunidad nacional que el PSE ha incluido en su programa, López defendió que, tal como la han formulado los socialistas vascos, tiene perfecto encaje constitucional, pero subrayó que no vamos a perder mucho tiempo en discutir sobre palabras El voto de castigo al PNV Buena parte de esa expectativa pasa por que el PNV reciba un voto de castigo significativo de su propio electorado, al menos en forma de abstención, El candidato a lendakari, Patxi López, reconoce ante el Comité Federal socialista que el partido está difícil