Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión DOMINGO 13 3 2005 ABC Cartas al director Aires de grandeza ¿Cuánto dinero ha pagado la Generalitat de Cataluña para conseguir uno de sus sueños: que el catalán tenga un lugar en la Feria del libro de Frankfurt? Debemos recordar que ese dinero sale de nuestros impuestos, cantidad que debería ser utilizada para Sanidad o Educación, y no para que los aires de grandeza engorden el ego de quienes gobiernan en la actualidad. Tampoco debemos dejar de lado el hecho de que la literatura en catalán está totalmente subvencionada por el Departamento de Cultura de esta Comunidad, sin tener en cuenta la calidad de la obra y simplemente porque está escrita en catalán. Buenos millones son los que nos cuestan cada año sus ediciones, para luego dormir el sueño eterno en los estantes de los almacenes de las editoriales. Rafael Soria Albarracín. Barcelona. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es Deducciones por hijo Anuncia Fernández Ordóñez que se van a modificar las deducciones por hijo, de cara a evitar que las rentas más altas y prolíficas puedan recibir un tratamiento privilegiado, contrario a la progresividad fiscal. No sé cuántos hijos tiene este señor, ni su jefe, Pedro Solbes, ni lo que ganan. La ley de incompatibilidades de los altos cargos permite a éstos añadir a su suculento sueldo uno de un puesto de dirección en una empresa pública sin autorización alguna. A los funcionarios de niveles (e ingresos) muy inferiores, independientemente de nuestra situación personal, se nos exige autorización del Consejo de Ministros (da igual tener un hijo que seis) para compatibilizar nuestro trabajo con uno libe- ral: ¿es esto progresividad? Por supuesto, la deducción, se plantee como se plantee, seguirá dejando de crecer a partir del cuarto hijo. Les recuerdo, señores socialistas, que proletario viene de prole (del que tiene muchos hijos) Yo tengo seis, y con menos de 2.000 euros al mes vivimos toda la familia. ¿Y aquí se supone que gobierna el Partido Socialista Obrero Español? Carlos Arriola Garrote. Galapagar (Madrid) en el equipaje de mano si no llevábamos un certificado médico. Yo no viajaba con dicho certificado, así que me propu- sieron como solución buscar un médico en el aeropuerto para que, tras explicarle mi enfermedad, expidiera tan valio- so certificado. Ante la propuesta, que no me pareció ni fácil ni rápida, ofrecí la alternativa de facturarla junto a mi maleta. Entonces me dijeron que no había ningún problema; aunque la maleta fue marcada con adhesivos y etiquetas, como si fuera un elemento altamente peligroso. Cuál fue mi sorpresa cuando descubrí al llegar a Madrid que mi equipaje no había volado conmigo, es más, ¡no había salido de Florencia! Y lo recuperé el miércoles pasado, es decir, 72 horas después de separarme de mi preciada insulina. No pongo en duda la existencia de dicha normativa (imagino que ligada al uso de agujas para inyectarse la insulina) y reitero que admito mi responsabilidad al decidir estar unas horas sin insulina; pero denuncio el trato recibido en el aeropuerto; la falta de ayuda para solucionar el problema y sobre todo la negligencia de dejar en tierra una maleta marcada sabiendo que lleva medicación necesaria para un pasajero. Y devolverla tres días después. Hay que pensar que podían haberse dado circunstancias que pudieran haber afectado seriamente a mi salud. María del Pilar Penacho Sanz. Madrid. y sus lectores La Tercera de Francisco Rodríguez Adrados del día 4 ha suscitado algunas reacciones enfrentadas. LUIS J. GÓMEZ escribe para dar las gracias al académico por su defensa de nuestro idioma, lo mismo que IGNACIO AYMERICH, que considera el artículo muy oportuno y una intervención que ya era urgente Por el contrario, desde Cataluña, MARIONA ROCA se siente indignada: Si usted considera el castellano su lengua materna me parece muy bien, pero permítanos, por lo menos, pensar que tenemos el derecho a tener una lengua materna diferente a la de usted... y digo pensar porque las lenguas minoritarias (si considera minoritaria una lengua como el catalán que lo entienden 9 millones de personas en el mundo, y lo hablan 7 millones) están siendo cada vez más chafadas No puede venir a Cataluña e imponernos el castellano, una lengua con la que nos sentimos ridículos (por no ser la nuestra) y con la que no nos sentimos identificados. Y si eso le supone un problema, coja un manual y aprenda el catalán, así seremos un estado plurinacional de verdad, y no tendremos problemas de comunicación. De hecho, los únicos que los tienen son ustedes Seguimos con el idioma. LUIS DÍAZ ANDRÉS escribe sobre una información aparecida en la sección de Televisión el pasado martes en la que aparecían una serie de nombres de personajes catalanes, entre ellos Jaume I el Conqueridor Su libro de estilo, de venta en librerías, dice claramente que ABC es un periódico escrito en castellano. Se dará preferencia a la palabra castellana sobre la escrita en otras lenguas vernáculas ¿Entonces, por qué no referirse a Jaime I el Conquistador, que es como siempre se le ha conocido en España? No contribuyan, por favor, a la pérdida de nuestro idioma común También tienen que ver con el idioma las quejas de JUAN IGNACIO VILLARÍAS y de JUAN HERNÁNDEZ DE ARMIJO. El primero se refiere a un título de la sección de Economía que decía Oficinas para inmigrantes del BBVA ¿Qué son del banco BBVA, las oficinas o los inmigrantes? Lo académico hubiera sido Oficinas del BBVA para inmigrantes Este solecismo, muy propio de los demás periódicos, resulta imperdonable en ABC El segundo se pregunta por qué la mayoría de los periodistas han desterrado del lenguaje el verbo oír y lo han suplantado por escuchar, que tiene otro significado. A diario, cuando la voz del corresponsal no llega adecuadamente por algún problema técnico, el periodista de turno de la emisora se dirige a él diciéndole que no se le escucha bien Pero hombre, escuchar sí que le escuchamos. Lo que sucede es que, a pesar de ello, no le oímos. Hace algunos días, su corresponsal en Londres escribía que Carlos de Inglaterra y Camilla Parker habían salido de un templo después de escuchar Misa Era la primera vez en mi vida que leía esta expresión Diabetes y normativas aéreas Cuento mi experiencia: Cuando me disponía a facturar mi equipaje en el aeropuerto de Florencia para regresar a Madrid, el personal de tierra de Alitalia me comunicó que, debido a una reciente normativa, las personas diabéticas no podíamos viajar con insulina