Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 Los sábados de ABC SÁBADO 12 3 2005 ABC MOTOR (Viene de página anterior) Según los expertos en ventas, quien compra este tipo de coches lo hace para satisfacer aspiraciones de afirmación personal, estatus, nuevas cotas de confort y espacio, así como obtener una sensación de poder gracias a la potencia, altura y tamaño del vehículo. Vistas así las cosas no me queda otra solución que detenerme primero en las mejoras que la mayoría de clientes va a encontrar en este nuevo Clase M, al margen de los adelantos para facilitar el uso en el campo, dado que difícilmente abandonarán nunca el asfalto. Para afianzar los valores que buscan más del 90 por ciento de clientes de este coche, nada mejor que recurrir a la definición que del coche hace la marca: El carácter soberano de la nueva Clase M se manifiesta a primera vista en el diseño de la carrocería, con un singular e impresionante juego de líneas y superficies Sin embargo es en el interior donde el propietario de este modelo se sentirá más satisfecho, con un ambiente de lujo como en una berlina de los segmentos superiores, los mejores sistemas de climatización La pantalla multifunción muestra la posición de la dirección, bloqueadores, coordenadas, altura y compás de orientación La palanca de cambio de las cajas automáticas se ha sustituido por un pequeño mando en la parte trasera- derecha del volante multizonales, que regulan la temperatura y el caudal de aire individualmente; sistema de aislamiento del habitáculo para garantizar la calidad del aire, asientos de contorno variable que se adaptan a la anatomía de los ocupantes o los equipos de sonido, con calidad surround en todas las plazas, así como una gran cantidad de detalles para hacer la vida a bordo placentera, y, también, una gran cantidad de mandos y pulsadores para uso TT y enseñar a los amigos. Por supuesto, el prestigio de la marca de la estrella será la mayor contribución al logro de las aspiraciones, aunque ese es un aspecto compartido con el resto de los modelos de este fabricante. En carretera, el comportamiento del Clase M es más que aceptable y sólo su elevado peso y altura le impiden rendir como una berlina en este aspecto. A pesar de los magníficos sistemas de suspensión y amortiguación adaptativa, las inercias debidas a la masa se hacen notar cuando se quiere rodar ligero en carreteras de montaña. Pendientes y barro Para aquellos pocos que no les importa manchar su coche de barro deben saber que el Clase M es mucho más que un todocamino. Como equipo básico y adicional al sistema de tracción 4 ETS, Mercedes ha incorporado la regulación de la velocidad en bajadas, la ayu-