Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 3 2005 Los sábados de ABC 101 Empezar de cero. Amnuay Patdipandon señala la altura hasta la que llegó el agua, en Patong Beach. Aquí había una cafetería. Ahora quiere montar una sastrería Turismo solidario. Iván, australiano, volvió a Phuket con dinero recaudado entre sus amigos. El objetivo: construir un orfanato para las víctimas de la gran ola Cuatro meses en Asia. Domenico y Leda Graziosi, italianos, llegaron a la región en diciembre. Y ahí siguen. Las catástrofes naturales pasan en cualquier sitio dicen Para todos ellos es imprescindible el regreso a la vida de antes de cuando Jatupat (Sara) y Tipsuda (Olga) guías, apenas dormían cuatro horas al día, siempre con un grupo recién llegado en el aeropuerto en busca de la caricia de sol, de las aguas transparentes del mar de Andaman; cuando Dodo tenía ocupadas sus motos de agua desde primera hora de la mañana hasta el atardecer, o cuando Wiyada vendía sus joyas en Gems World una de las decenas de tiendas arrasadas que ahora se reconstruyen a buen ritmo, con la fe puesta en el futuro. En dos meses abrimos afirma, mientras vigila de cerca el trabajo de los albañiles. Las autoridades tailandesas han movido cielo y tierra para que la resurrección sea un hecho. Esta semana, sin ir más lejos, han visitado Los aviones con destino a Bangkok y Phuket van llenos, lo que implica que no habrá grandes rebajas de precios la zona turística unos ochocientos agentes de viajes, periodistas y observadores de las cuatro esquinas del mundo, un despliegue pocas veces visto. Ha sido algo así como la guinda tras muchas semanas de esfuerzos imaginables y de un amplísimo paquete de medidas: el Gobierno ha creado nueve subcomités para gestionar la ayuda y recuperación de afectados y sus propiedades; se han ofrecido créditos blandos y medidas fiscales para facilitar la recuperación de los negocios afectados y se han puesto sobre la mesa cientos de millones de baths destinados a proyectos en Patong, Kamala Beach, Khao Lak y Phi Phi Island. Desde Phuket, donde el 90 por ciento de los hoteles ya funciona a pleno rendimiento información actualizada sobre su estado: www. sawadee. com tsunami hotels. htm zarpan cada mañana decenas de embarcaciones que llevan a los turistas a las pequeñas islas cercanas, estampas para soñar en multitud de anuncios y películas. Un día de isla en isla confirma que, en muchos casos, como en el parque nacional de Phang- Nga o en las playas cercanas a Krabi, regresan los turistas, las risas, el tempo lento bajo un sol que nunca pierde su brillo. En cualquier conversación afloran anécdotas sobre lo que ocurrió, sobre los amigos perdidos, sobre el delgado hilo que separa la vida de la muerte. En el Sheraton Krabi Beach dicen que se salvaron por la red de canales que serpentea entre los edificios: el agua entró por esas vías y per- dió fuerza, calmó su furia. Esta semana tenían el 20 por ciento de sus habitaciones ocupadas, lejos del 80 por ciento habitual en otros años. Desde su embarcadero, Robert y su familia, suecos, salen a primera hora hacia Poda, Tup o Chicken Island, islotes de postal en perfecto estado. Contratamos el viaje en octubre, y no quisimos anularlo. Los desastres naturales nunca se sabe cuándo van a ocurrir Ofertas en los hoteles Un poco más lejos, en Phi Phi Island, o en Khao Lak, también han vuelto los turistas, sobre todo en el primer caso, aunque el paisaje sea a menudo desolador. Los hoteles e instalaciones de ambas zonas muestran los restos del apocalipsis. Muchos de los establecimientos abiertos han bajado las tarifas información: www. phuket. com hotels index. html aunque los expertos no creen que eso se traduzca en ofertas llamativas en el mercado español. Antonio Peregrín, de Nobel Tours, lo explica: El grueso de un paquete turístico es el transporte, y eso no va a bajar porque Thai tiene los aviones llenos el vuelo Bangkok- Phuket, un Jumbo de 400 plazas, iba abarrotado esta semana Las ofertas de los hoteles apenas pueden significar que en un paquete de diez días el cliente pague alrededor de cien euros menos La resurrección del turismo en el mar de Andaman está en marcha, a pesar de las dificultades, a pesar de que ha pasado tan poco tiempo. Esta tarde, de repente, el cielo se cubre y comienza a diluviar sobre Phuket. Hacía meses que no ocurría. Los tuc tuc, una especie de motocarro- taxi tan frágil como exótico, se detienen enmedio de los grandes charcos, con el motor ahogado, mientras la lluvia limpia la ciudad, rebaja el calor. Cuando vuelve el sol, se dibuja una metáfora perfecta de un nuevo comienzo, de la vida que siempre se abre camino. Alberto Peinó, Rosa María Heras y Ramón Fernández, policías españoles en el centro de identificación situado cerca de Phuket Policías españoles ayudan con su trabajo: identificar a las víctimas Un coche oficial hace el mismo recorrido cada mañana, al filo del amanecer: desde el Royal Phuket al Sitio 2 en Tha Chat Chai, uno de los dos grandes centros de identificación de víctimas creados en la costa tailandesa. En el interior del vehículo viajan tres policías: Ramón Fernández Arcalis, jefe del Grupo de Necroidentificación, y los inspectores Alberto Peinó, de Madrid, y Rosa María Heras, de Valencia. A los tres les aguarda cerca de una hora de camino, y muchas más de trabajo destinado a devolver el cuerpo a una familia que llora sin saber dónde está El servicio de identificación de la Policía española gasta fama de eficaz, por lo que en seguida se reclamaron sus servicios para esta gigantesca operación en la que participan una decena de países y unos ciento treinta profesionales de distintas áreas: expertos en huellas, como el grupo español, o patólogos, dentistas, biólogos... Todos ellos- -los visitantes también- -se mueven con calzas y un uniforme de plástico blanco con su nombre y procedencia pintados con rotulador en la espalda Spain. Alberto por ejemplo) El calor bajo esa capa de protección se antoja un suplicio, que Fernández y sus hombres aguantan con una sonrisa. En el Sitio 2 se almacenan cerca de tres mil cuerpos en contenedores- frigoríficos. Hasta ahora se han identificado unos setecientos, con los métodos CSI que emplean los técnicos que han viajado desde sus países para participar en este lado imprescindible de la reconstrucción de la normalidad. En el caso español, el grupo del inspector jefe Fernández Arcalis es el tercero desplazado a Phuket, en relevos de un mes. Durante ese tiempo trabajan cinco días seguidos y libran uno, que aprovechan para recorrer la zona. A las cuatro de la tarde se quitan su mono de trabajo en una tienda verde caqui situada cerca de la entrada, junto a la de los otros países que intervienen en esta operación. Antes de tomar la carretera de regreso a Phuket echarán una ojeada, como todos los días, al Muro del Recuerdo, una tapia blanca que rinde homenaje con banderas, ramos de flores y mensajes escritos sobre la pintura a todos los países que perdieron alguna vida el 26 de diciembre.