Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 3 2005 Sociedad Salud OBSTETRICIA 61 Josep Egozcue y Carme Fuster, autores de la investigación ABC Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de que el niño padezca leucemia u otro tipo de cáncer Una tercera parte de las madres españolas siguen fumando durante el periodo de gestación b Un grupo de científicos españo- les demuestra que los productos cancerígenos del tabaco atraviesan la placenta y afectan al material genético del feto J. GUIL BARCELONA. Según un estudio del Instituto de Salud Carlos III, un 33 de las mujeres españolas siguen fumando durante el embarazo. Esta conducta puede tener consecuencias durante y después del periodo de gestación, como la infertilidad, los problemas coagulatorios o complicaciones como el embarazo extrauterino. Pero los perjuicios no acaban aquí. Según un estudio elaborado por científicos españoles y que hoy publica la revista Journal of the American Medical Association (JAMA) el hecho de que la madre fume durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que el niño sufra leucemia u otro tipo de cáncer en su vida. Un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, dirigidos por Josep Egozcue y Carme Fuster, han mostrado, por primera vez, que los productos cancerígenos del tabaco atraviesan la placenta y afectan directamente al material genético del feto, provocando lesiones relacionadas con varios tipos de leucemia infantil. El estudio fue realizado a pacientes sometidas a un diagnóstico genético prenatal, divididas en dos grupos: 25 mujeres que habían fumado 10 o más cigarrillos al día durante más de 10 años y que fumaron durante el embarazo; y 25 no fumadoras, no expuestas al tabaco ni en su hogar ni en el trabajo, y que no consumían alcohol, café o té. Lesiones en el cromosoma 11 Mediante una amniocentesis, se extrajeron células de origen fetal del líquido amniótico de las pacientes y se analizaron. Se comprobó que los cromosomas de los fetos de madres fumadoras presentaban un aumento significativo de anomalías cromosómicas, en comparación con los fetos de madres no fumadoras. Además, tan sólo en fetos de fumadoras se detectó la presencia de lesiones en una región del cromosoma 11 en la que se hallan varios genes que pueden contribuir al desarrollo de leucemias durante la infancia. Asimismo, los autores señalan que, teniendo en cuenta que el aumento de la inestabilidad cromosómica detectado en fetos de madres fumadoras se considera un factor de predisposición al cáncer, no puede descartarse que el uso del tabaco, especialmente durante el embarazo, aumente el riesgo de que estos niños padezcan otros tipos de cáncer durante el resto de sus vidas. Nuestro estudio sirve de advertencia sobre los riesgos del tabaquismo materno, aunque no hayamos podido demostrar una relación directa causa- efecto entre fumar durante el embarazo y la leucemia infantil afirmó Egozcue.