Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 3 2005 43 Madrid Economía destina un millón de euros para los comercios de Azca al borde de la ruina El Gobierno regional asumirá los costes de los intereses y comisiones de apertura de créditos b Las ayudas se harán efectivas El fiscal del Supremo pide que se archive la denuncia del PP contra el fiscal general con carácter de urgencia, y no se descarta ampliar el importe de los créditos en función de las necesidades de los empresarios CARLOS HIDALGO MADRID. Las soluciones económicas por parte de la Administración a los negocios afectados por el siniestro de la Torre Windsor, en Azca, comienzan a llegar. El próximo miércoles, la Asociación de Empresarios y Comerciantes Afectados por el Incendio del Edificio Windsor firmará un convenio con la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica, que dirige Fernando Merry del Val, para la apertura de un crédito de un millón de euros a estos empresarios, que se verán exentos del pago de comisiones e intereses. Según ha podido saber ABC, concretamente, la Comunidad, mediante la entidad financiera AvalMadrid, subvencionará el coste del tipo de interés, las comisiones de apertura de los créditos, los costes de AvalMadrid y los notariales de las actuaciones bancarias. Así, la Consejería de Economía asumirá estos pagos, de modo que los empresarios y comerciantes podrán beneficiarse de un montante total de un millón de euros, frente a los 400.000 de los que se habló en un principio. Además, existe la posibilidad de aumentar la cantidad en función de las necesidades de financiación. Esta línea blanda de crédito está destinada, principalmente, a los 15 ó 20 comercios que la necesiten con mayor urgencia es decir, aquéllos que requieren préstamos del capital circulante: para pagar a proveedores, los alquileres, etcétera. De esta manera, comercios que han tenido que cerrar sus puertas debido a la grave crisis que vive la zona de Azca a raíz del incendio del Windsor, como el restaurante Pan y Pica, una floristería, el quiosco de prensa del número 2 de la calle de Orense, la tienda Meiga Webs o una empresa de estética y bronceado, podrán ir haciendo frente a sus deudas y pagos pendientes, y así reabrir e impulsar sus negocios. Además de los mencionados beneficios provenientes de esta línea de financiación, Economía ha prefijado un plazo preferente de amortización de hasta cinco años en los préstamos, que incluye un período de carencia de seis meses. En lo referente a la gestión y reparto de las ayudas, el convenio de colaboración suscrito entre comerciantes y Comunidad establece que será la Asociación la que canalizará, de la forma más urgente, la financiación a los negocios que se pueden acoger a ellas. En este sentido se ha creado una Comisión de Seguimiento entre ambas partes. Obreros trabajando en la demolición del edificio Windsor carácter empresarial y comercial. Asimismo, la Dirección General de Comercio pronto va a poner en marcha una Oficina de Asesoramiento para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) afectadas por la situación, que, en algunos casos, se ha vuelto dramática. De hecho, treinta días después del siniestro, el área sigue registrando una caída del volumen de negocio de hasta un 30 por ciento, que, en el peor de los momentos, llegó al 90 por ciento. Es más, algunas pymes se han visto obligadas, ante tal coyuntura, a presentar Expedientes de Regulación de Empleo JULIÁN DE DOMINGO Promoción de la zona Pero no todo es dinero. Por ello, desde poco después del incendio, del que se cumple precisamente esta noche un mes, tanto el Gobierno regional como el Ayuntamiento de la capital se pusieron manos a la obra en establecer unas líneas de actuación de diversa naturaleza. Se está trabajando codo con codo con los comerciantes asociados para la realización de una campaña de promoción de la zona, sus comercios y, en definitiva, del propio barrio, de marcado ante la Consejería de Empleo. Tal es el caso de una farmacia- -siete empleados afectados- que ya ha reabierto; una peluquería- -60 trabajadores y tres meses de plazo- y un restaurante- -13 asalariados y seis meses de vigor- En el aire quedan los créditos por anticipación de las indemnizaciones, puesto que la rúbrica del miércoles hace referencia a cobros de urgencia Según algunas de las partes, el pago de las indemnizaciones podría demorarse entre cuatro y diez años, en función de lo que dure la instrucción y celebración del juicio.