Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 3 2005 35 El Gobierno británico se ve forzado a liberar a ocho presuntos islamistas, dos de ellos relacionados con el 11- M Fracasa la reunión entre el presidente boliviano Mesa y el líder de la revuelta Evo Morales Sin cuartel El futuro de Kirkuk pone en peligro el acuerdo entre chiíes y kurdos en Irak El PDK exige que la gran ciudad petrolera sea la capital de la región b En caso de que los chiíes confe- Janis Karpinski Una de las pocas generales criticadas en el informe del Ejército, la comandante de Abu Ghraib Janis Karpinski, aseguró que el general Walter Wodjakowski, entonces el número dos del Ejército general en Irak, le dijo en el verano de 2003 que no liberase a más prisioneros, ni siquiera aunque fueran inocentes. No me preocupa que mantengamos detenidos a 15.000 civiles inocentes. Estamos ganando la guerra Internet. Algunos de los presos obligados a arrastrarse desnudos o caminar a cuatro patas con una correa al cuello, fueron obligados a simular actos sexuales y en un caso acusados de violar a un detenido de 14 años, al parecer a instancias de los propios carceleros. Karpinski asegura que niños y mujeres fueron encerrados en un ala de alta seguridad del complejo de Abu Ghraib en el verano de 2003 porque las instalaciones estaban mejor que las prisiones disponibles en Bagdad. Muchos de los detenidos no eran registrados y se convirtieron en presos fantasmas para alejarlos del escrutinio de la Cruz Roja Internacional. sionales y los kurdos no salven la crisis, el nuevo Gobierno deberá contar con la presencia de otras minorías EFE BAGDAD. El futuro estatuto de la ciudad de Kirkuk ponía en peligro ayer el acuerdo de gobierno alcanzado la víspera entre los chiíes confesionales y los kurdos, que forman las dos listas más votadas en las elecciones del pasado 30 de enero. Veinticuatro horas después de anunciarse que ambos grupos se habían comprometido a formar el nuevo Ejecutivo, el líder de uno de los dos mayores partidos que integran la lista kurda rechazó de plano la propuesta chií de que se aplace el régimen de esa ciudad, en el norte y capital petrolera de Irak. No pedimos nada ilegítimo o ilógico, ya que Kirkuk es una ciudad iraquí pero con identidad kurda y no aceptamos que se posponga su situación dijo ayer el principal mandatario del Partido Democrático del Kurdistán (PDK) Masud Barazani, en entrevista con el canal de televisión emiratí Al Arabiya. Junto a la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK) de Talal Talabani, el PDK es el principal socio de la plataforma electoral que arrasó en los co- nueva Constitución, que debe ser sometida a referéndum antes de fin de año. Consultado uno de los responsables de la AUI, Gauad Al Malki, reconoció que el régimen de la ciudad constituye el mayor punto de discordia entre los dos grupos. Mirar la bolsa Situada a unos 250 kilómetros al noreste de Bagdad, Kirkuk fue mayoritariamente kurda hasta que el derrocado presidente Sadam Husein ordenó la expulsión de esa comunidad de la ciudad, a la que transfirió población árabe. Los kurdos confían en que la explotación de los ricos yacimientos de crudo de Kirkuk constituya la principal fuente de financiación de su régimen de autonomía, dentro del Estado Federal que propugnan en la nueva Carta Magna. La divergencia de intereses que plantea la ciudad entre los dos grupos mayoritarios se produce apenas cinco días antes de que el nuevo Parlamento tome posesión el miércoles, y amenaza con retrasar todavía más la formación del primer gobierno salido de las urnas. En caso de que los chiíes confesionales y los kurdos no reconduzcan la situación, en la formación del nuevo Ejecutivo podrían entrar en juego grupos minoritarios como el del primer ministro saliente, Alaui. Iyad Alaui micios en esa región septentrional del país, frente a la abrumadora victoria de la Alianza Unida Iraquí (AUI, chiíes confesionales) en el resto de Irak. Según el anuncio del jueves, ambas partes habían basado su acuerdo de gobierno en un aplazamiento del estatuto de Kirkuk, el principal obstáculo en sus negociaciones y que sería establecido durante la redacción de la