Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión SÁBADO 12 3 2005 ABC Mañana en Cartas al director Mi pequeño homenaje Hace ya un año que ciento noventa dos personas perdieron la vida en el atentado más brutal, sanguinario y vil que ha sufrido España en toda su historia y en toda la de Europa. Recuerdo que aquella mañana quería llegar antes a la oficina, pero me dormí. Si no me hubiera dormido es casi seguro que hubiera sido un testigo más de aquella masacre. Desde aquí quiero rendir mi pequeño homenaje a todas las familias que quedaron destrozadas aquel día. Desde aquí quiero hacerlas llegar mi pesar y mi dolor. Desde aquí un fuerte aplauso. Desde aquí decirlas que yo también viajaba en ese tren. Juan Pablo López. Móstoles (Madrid) Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es Tormenta eléctrica Desde hace un año y medio, el sector de las compañías eléctricas de nuestro país vive inmerso en un cruce de acusaciones y denuncias que mantienen más ocupados que nunca al Servicio de Defensa de la Competencia y a la Comisión Nacional de la Energía. Desigualdad Ayer como toda persona de bien, estuve triste por el aniversario que conmemoramos, y como es natural me uno al dolor de las víctimas y al recuerdo de la tragedia del año pasado. Pero tengo otra tristeza. Pienso en aquellas otras víctimas del cruel terrorismo que hace treinta años sufrieron muertes, mutilaciones... casi en silencio. Tenían que enterrar a sus muertos en privado, a veces hasta se les negó la celebración de funerales. Mientras tanto, en algunos pueblos del País Vasco se celebraban los triunfos de alguno de sus hijos; incluso cuando alguno caía se les recibía con alborozo, manifestaciones, con aires de héroes, premiándoles con sus nombres a calles como hijos predilectos. Creo que no somos capaces de valorar el sufrimiento de aquellos familiares. Me parece que para paliar un poco tal desigualdad debiera celebrarse un día, como el de ayer, que se rinde homenaje a casi doscientos, para conmemorar a esos mil desaparecidos anteriormente. F. C. Romanillos. Madrid. Nada más lejos del comportamiento de estos intelectuales de los que habla el señor ellos prefieren retorcer la realidad con tal de no rectificar sus opiniones. Su talla intelectual disminuye conforme la realidad se aleja de sus análisis, dejando al descubierto su profunda necedad. Fernando Dutilh. Madrid. Los intelectuales Quiero felicitar la publicación en la Tercera de Pedro Por suerte nos queda Bush del que destacaría su crítica a los intelectuales que miran de soslayo al que califican de peor presidente de los EE. UU. Para poderse calificar de intelectuales o para que se les califique de esta manera lo primero que se necesita es ser crítico con uno mismo, lo segundo (que va de la mano de lo primero) tener honestidad intelectual, de modo que reconozcan sus propios errores cuando sus análisis de la realidad no se ajusten a los hechos. Las lenguas no están para entenderse No sé en qué diario he leído esta semana que el presidente del Gobierno había desautorizado al de las Cortes, señor Marín, al reprocharle que hubiese revocado la regla que permitía a los diputados de lenguas no castellanas anteponer a sus intervenciones algo así como exordios en su propia lengua. Es posible que desautorizar se haya dicho por la mayor jerarquía del presidente del Gobierno sobre el de las Cortes, pero la jerarquía no coincide siempre con la autoridad, y aquí el señor Rodríguez Zapatero ha esgrimido una frase que comporta un uso totalmente fraudulento de la lengua castellana, particularmente con los posibles valores del plural. Con el semantema lengua el plural no admite más que un valor distributivo, y al decir, como él ha dicho, las lenguas están hechas para entenderse no cabe otra interpretación correcta que la de cada una de ellas para entenderse sus hablantes entre sí nunca para entenderse una lengua con otra lo que es palmariamente falso: el latín no está hecho para entenderse con el griego. Cuando hablantes griegos y romanos hubiesen querido entenderse, o bien habrían recurrido, para comunicaciones muy elementales, al lenguaje de los gestos, pues los demostrativos manuales tienen un ámbito de comunidad intelectiva mucho mayor que las lenguas orales, o bien a un intérprete que supiese ambas lenguas, o bien a una tercera lengua por ambos conocida. Tal vez las intenciones del señor Zapatero se hayan dejado llevar, en este punto, por eso que tiene hoy tanto predicamento y que llaman inteligencia emocional (que yo no acabo de entender lo que es) para la que, como en un nuevo Pentecostés, hasta las lenguas mismas pueden llegar a entenderse, lengua a lengua, lingüísticamente entre sí. Tal vez el señor Marín se haya quedado un tanto anticuado, obsoleto, a este novedoso respecto, y siga pensando que el Parlamento no está hecho para tramitar emociones, sino asuntos, y que para esta función la vía práctica es servirse de una koiné, como es, en este caso, al menos por ahora, el castellano. Rafael Sánchez Ferlosio. Madrid. Todo a cien El Semanal lleva a su portada la vida y negocios de los chinos afincados en España. Fabrican, exportan, importan... Y arrasan. En 1990 sólo había 4.000. Hoy son 62.000. En la sección Una historia en imágenes, los parecidos y diferencias entre Lady Di y Camila Parker. De Primera Mano Como cada domingo, nuestro periódico ofrece este suplemento, en el que el lector encontrará todo lo que necesite. Todos los anuncios en su mano.