Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 VIERNES 11 3 2005 ABC Sociedad Blázquez consiguió en Bilbao la participación activa de los seglares en la vida de la Iglesia Contrarrestó la escasez de vocaciones con un mayor protagonismo laico en la diócesis vizcaína b La situación del clero nacionalis- ta ha sido uno de los puntos que mayor conflicto ha causado al nuevo presidente del Episcopado español en los últimos años JESÚS BASTANTE BILBAO. El pasado 14 de enero, el obispo de Bilbao y, desde el pasado martes, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal española, Ricardo Blázquez, enviaba una carta a sus fieles en la que les presentaba el III Plan Diocesano de Evangelización para los próximos tres años. El proyecto pretende, en sintonía con los planes anteriores, la vivencia inculturada de la fe, y su transmisión, con talante misionero y renovado, constituye el desafío principal que ha de ir acompañado de la renovación de la Iglesia y la apuesta por una sociedad más justa y fraterna Como reconocía en la misma carta monseñor Blázquez, no partimos de cero Y lo cierto es que la diócesis de Bilbao supone un ejemplo, poco común en nuestro país, en la promoción de una pastoral basada en la corresponsabilidad de todos los miembros de la Iglesia- -sacerdotes, religiosos y, sobre todo, seglares- -en la evangelización de Vizcaya. Desde hace varios años, y coincidiendo con la escasez vocacional- -apenas una decena de jóvenes estudian en el Seminario- -y la alta edad del clero (el 70 por ciento superan los cincuenta años, y sólo uno de cada diez tiene menos de cuarenta) se ha comenzado a apostar por la promoción de los seglares en puestos de responsabilidad dentro de la diócesis. responsable del departamento de Formación del Laicado en la diócesis. Para el futuro, Andoin pronostica que las comunidades serán más familiares, casi domésticas por lo que habrán de surgir reuniones y celebraciones dominicales en ausencia del sacerdote. Son los laicos los que tienen que sacar adelante su comunidad subraya Kermán López, consiliario de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) en Vizcaya. De hecho, en algunos rincones de la diócesis la falta del sacerdote se suple con celebraciones en las que se lee la Biblia, se realizan oraciones e incluso un laico pronuncia la homilía. Únicamente se echa en falta la consagración y el perdón de los pecados, tareas propias del sacerdote. Los datos estadísticos señalan la existencia de 298 parroquias en la diócesis, en las que llevan a cabo su misión 397 sacerdotes. En Bilbao, existen Monseñor Blázquez imparte la comunión a los fieles en Bilbao De una choza de pastores a la cúpula de la Iglesia P. G. R. ÁVILA. En Villanueva del Campillo, una pequeña localidad abulense, la noticia se difundió rápidamente. Ricardo es presidente de los obispos era la frase más repetida. La alegría y el orgullo embargaban a todos los paisanos del recién elegido presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez Pérez. Un hombre sencillo, de origen humilde, que se crió en un pueblo ganadero al que acude con asiduidad. Carmen es la única hermana de Blázquez que vive aún en el pueblo. Es la panadera de una localidad de apenas 175 habitantes censados y en la que a diario viven poco más de 80 vecinos. Ricardo es el segundo de siete hermanos- -explica orgullosa- -y siempre fue muy listo; por eso el cura que había aquí se lo llevó fuera para que pudiera estudiar Su hermana recuerda Muchos seglares De este modo, Bilbao es, junto con Barcelona (y con bastante diferencia sobre el resto) la diócesis española con mayor presencia de seglares- -hombres y, sobre todo, mujeres- -en sus Consejos Pastorales y, lo que es más importante, en la participación activa en las celebraciones sacramentales. Dentro de diez años, en Vizcaya habrá menos de cien curas, y así será imposible sostener los templos. Por eso, los creyentes de a pie deben adquirir conciencia de su responsabilidad en la Iglesia sostiene Carlos García de Andoin, responsable de la corriente Cristianos en el Socialismo y durante muchos años Ricardo Blázquez en su infancia (en el centro y abajo en la imagen) junto a su familia cuando, siendo muy joven, Blázquez abandonó el pueblo para iniciar sus estudios, primero en Arenas de San Pedro, y más tarde en el Seminario de Ávila (1955- 1967) Así comenzó su carrera eclesiástica, que le ha llevado a ser obispo auxiliar de Santiago de Compostela y obispo de Palencia y de Bilbao. Blázquez acude con frecuencia a Villanueva del Campillo para visitar a su madre, que cuent aya 90 años y reside con su hermana. Viene todos los años en agosto a pasar unos días, y luego siempre en las fiestas patronales de septiembre en honor al Santísimo Cristo del Velo del que el prela- ICAL do es gran devoto. Teófilo Barranco, vecino de Villanueva, todavía conserva su imagen de mozo Cuando joven segaba con la hoz, guardaba ovejas, dormía en un choza de pastores y ayudaba en las tareas del campo Teófilo cree que será un buen presidente de la Conferencia Episcopal