Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 VIERNES 11 3 2005 ABC Madrid 18 de julio de 2003. El tráfico se corta una hora al quedar encajado un camión en la entrada del túnel 9 de diciembre de 2004. Otro camión queda atascado y se necesita una grúa para sacarlo 23 de mayo de 2004. Un fuerte aguacero inundó el túnel, que tuvo que ser cortado a la circulación Un autocar provoca un monumental atasco al quedar encajado en el túnel de María de Molina Más de tres horas de caos de Plaza de Castilla a Castellana y de José Abascal al Arco de la Victoria vehículo, que sobrepasaba el permitido y señalizado en la entrada, 3,78 metros, dejó bloqueado el subterráneo casi dos horas M. J. ÁLVAREZ MADRID. La tarde del jueves se complicó, y bastante, desde primera hora, para el tráfico rodado en una de las zonas más céntricas de la capital, el distrito de Salamanca, y se fue extendiendo por las principales arterias de la ciudad hasta el anochecer, uniéndose en determinados puntos, como la salida hacia la carretera de La Coruña (A- 6) con el atasco propio del fin de la jornada laboral. Los problemas comenzaron a las 16 horas, cuando un autocar de transporte discrecional de la empresa Cabrera se disponía a acceder al subterráneo de María de Molina. Apenas pudo circular, ya que, instantes después, el vehículo quedaba bloqueado en la entrada, impidiendo el paso al resto de turismos por sobrepasar el gálibo permitido en la vía. b El exceso de gálibo del Atasco interior y en superficie Se da la circunstancia de que en el inicio del túnel hay un señal que indica la altura máxima- -3,78 metros- por lo que se desconoce si el conductor se despistó; no se fijó; calculó mal, o, simplemente cambió de vehículo y no se percató de que podría quedar encajado. Lo cierto es que el autobús permaneció en esa situación hora y media, provocando el corte de la circulación en el paso subterráneo, de un sólo sentido hacia la carretera de Barcelona (A- 2) y tres direcciones. Por suerte, no se registraron heridos debido a que el autobús circulaba sin viajeros y el conductor no sufrió daño alguno, ni tampoco otros coches resultaron implicados. Y eso, a pesar de que la mayoría de los vehículos circulan a velocidades supe- Entre las cuatro y las seis menos cuarto la circulación se interrumpió en el subterráneo, sobre estas líneas riores a las permitidas. No obstante, o no pasó nadie, o se percató y frenó a tiempo. La Policía Municipal desvió el tráfico, que, lógicamente quedó interrumpido en el subterráneo, por la calle de María de Molina y el paseo de La Castellana, con las consiguientes retenciones en superficie que complicaron la circulación. Hasta el lugar del siniestro se desplazaron dos dotaciones de bomberos del DANIEL G. LOPEZ Cerca de dos horas estuvo cortado el subterráneo debido a que los bomberos se vieron obligados a utilizar una grúa para poder desbloquear el autobús Ayuntamiento de Madrid- -17 efectivos en total- -especializados en este tipo de sucesos, que tardaron hora y media en poder desencajar el autocar. Fue necesaria la utilización de una grúa, con la que, tirando de ése hacía adelante por medio del remolque, lograron desencajarlo. Sacaron el autocar en dirección a María de Molina y Velázquez. Eran las 17.30. Quince minutos después, la normalidad volvía al