Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 3 2005 Nacional 27 MUERTE EN LA CARRETERA DE SEIS GUARDIAS CIVILES El camionero admite que estuvo 23 horas sin dormir y queda en libertad con cargos Tráfico ordena vigilar a las empresas de transporte de Madrid y Toledo b El camión no figura en Tráfico No fue víctima del 11- M El camionero rumano intentó regularizarse como víctima del 11- M alegando que viajaba en uno de los trenes de la muerte Presentó su solicitud el 15 de marzo del año pasado y se le denegó el 12 de julio porque no lo justificó. El 6 de agosto recurrió la decisión administrativa y de nuevo le fue denegada su petición el 12 de enero de este mismo año, según confirmó el Ministerio del Interior. Era la segunda vez que Iulian Toader intentaba legalizarse, aunque la primera lo hizo por motivos de trabajo, en 2002, y tampoco lo consiguió. En su declaración a la Guardia Civil volvió a esgrimir que era una víctima del 11- M. inscrito a nombre del patrón, sino de otra empresa de Torrijos. Ayer falleció el alférez que estaba al mando del control de carretera C. MORCILLO, P. MUÑOZ MADRID. Iulian Toader, el camionero rumano que atropelló a siete guardias civiles tras quedarse dormido, quedó ayer en libertad con cargos y sin fianza por decisión de la juez de Torrelaguna, que ordenó que se le retenga el pasaporte para evitar que pueda abandonar el país. Está acusado de seis delitos de homicidio por imprudencia, según fuentes de la investigación, después de que ayer muriera el alférez José Luis Periáñez en el hospital de La Paz. El agente será enterrado hoy en su localidad natal, Talaván, en Cáceres, tras un funeral en Miraflores. Toader admitió ante la Guardia Civil haber pasado 23 horas trabajando sin dormir. Viajó en autobús de Toledo a Santander, allí cogió el camión que causó el atropello mortal y se dirigió a Bilbao donde cargó vigas de hierro con dirección de nuevo a Toledo. Además les contó que pidió su regularización el 15 de abril porque era uno de los pasajeros de los trenes del 11- M, aunque Interior se la denegó. Detalló que su patrón, que no lo tenía contratado ni dado de alta en la Seguridad Social, le tenía retenido el pasaporte por si se le ocurría marcharse con el camión o con la carga. Según él cobraba 2.400 euros al mes, ya que además de conducir se ocupaba de cargar la mercancía. tacógrafos de todos los conductores que trabajan para él. Ayer sólo había remitido esta información por fax, según Asigc, y hay algunas dudas sobre ella. El camión que causó el accidente mortal no figura inscrito a nombre de Chavala en Tráfico, sino de otra empresa de Torrijos que supuestamente lo vendió a una firma de compra- venta de vehículos. Hasta ahora tampoco se ha podido deslindar a nombre de quién figura el seguro del camión, dado que aparecen dos aseguradoras. Chavala tiene tres camiones a su nombre, otro figura a nombre de su padre- -a quien tiene dado de alta- -y en otro aparece como propietaria su hermana. La inspección tendrá que aclarar este entramado empresarial de cara al pago de indemnizaciones. Contradicciones en el sueldo El empresario para el que trabaja, Ángel Chavala Villamor, declaró en cambio que le pagaba 1.700 euros y que pensaba regularizar a este empleado el próximo día 15, según su abogado. Ayer prestó declaración en el Juzgado número 1 de Toledo, que decretó su libertad. Está imputado por un delito contra los derechos de los trabajadores, dado que la Guardia Civil constató que el rumano carecía de permiso de residencia y de trabajo, no tenía contrato ni estaba dado de alta y además Chavala guardaba su documentación. Los agentes acudieron a la sede social de la empresa Transportes Chavala -en el domicilio del propietario- -después de que su dueño negara el martes la entrada a los inspectores de Trabajo, según fuentes de la investigación. Horas después del accidente, el empresario acudió a dar de alta a otro trabajador rumano. La DGT ordenó ayer a la Guardia Civil de Tráfico mediante una circular interna que vigile todas las empresas de transporte y construcción, en especial de las provincias de Madrid y Toledo. Numerosos puntos están aún sin aclarar en la investigación. La Guardia Civil ha pedido al empresario los