Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional MOCIÓN DE CENSURA EN CATALUÑA VIERNES 11 3 2005 ABC Maragall se disculpa por el incidente del 3 por ciento pero reta a CiU a mantener la querella, retirada por Mas El presidente catalán deja en manos de la Justicia la revisión de los gobiernos anteriores b Puentes tendidos por Maragall a la oposición a fin de reconstruir el clima de diálogo para el Estatuto, aunque prometió que nadie tapará las vergüenzas de nadie M. J. CAÑIZARES I. ANGUERA BARCELONA. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, presentó ayer las disculpas largamente reclamadas por CiU ante el Pleno del Parlamento catalán, pero retó a la federación nacionalista a mantener la querella presentada ante la Justicia contra el presidente para que no quede ni una sospecha de pacto entre los dos grandes partidos catalanes Momentos antes, el presidente de la federación nacionalista había anunciado su intención de retirar la querella, asumiendo como suficientes las disculpas de Maragall, decisión que después le animaría a llevar adelante el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, en contra de lo aconsejado por Maragall. Todo ello, durante el debate de una moción de censura presentada por el presidente del PP catalán, Josep Piqué, que pese a todo sirvió para rebajar la crispación de la política y reconducir el debate entre partidos, que ayer se conjuraron unánimemente para sacar adelante el nuevo Estatuto de Autonomía. Carod, una de cal y otra de arena con su socio del tripartito El presidente de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, asumió ayer el tono conciliador que su socio, Maragall, imprimió a la respuesta a la moción de censura de Piqué. Pero no dejó de marcar distancias con los últimos errores de Pasqual Maragall. Así, no tardó en pedir a Artur Mas que no haga caso de lo que dicen otras voces; si han decidido retirarla, retiren la querella y no lo estropeemos después de que el presidente de la Generalitat minutos antes le hubiera retado a mantenerla para que la Justicia siga su curso Sin embargo, también reclamó para Maragall el mismo respeto institucional que nosotros tuvimos por Jordi Pujol, que consideró traicionado con la presentación de la querella de CiU. Una defensa de Maragall seguida por el aplauso unánime de todos los bancos del tripartito, desde el PSC a ICV, que ayer se mostraron más unidos que nunca en apoyo a sus líderes. Carod hizo además un encendido elogio de la capacidad de rectificación que humaniza a las personas y dignifica a los políticos cuando admiten un error, y reconoció que en los últimos quince días nos hemos equivocado demasiado y el país no se lo puede permitir Pasqual Maragall y Artur Mas durante el debate parlamentario YOLANDA CARDO Los otros protagonistas J. L. Carod- Rovira Presidente de ERC Miquel Iceta Portavoz del PSC Josep Bargalló Consejero Jefe Respuesta a Mas Pasqual Maragall hizo ayer una intervención conciliadora, consciente de que es el máximo responsable de la crisis de las últimas dos semanas, en la que no se dejó llevar por las provocaciones de Josep Piqué. Pero no se resistió a responder a Artur Mas, pese a que el líder nacionalista le aseguró que se daba por satisfecho con su silencio, consciente de que algunos de sus compañeros lo preferirán tras anunciar que retiraría su querella por entender que está presentando disculpas hecho que asumió como una pequeña victoria moral de CiU. Espoleado por la diferencia hecha por Mas entre presidente del Gobierno catalán y de Cataluña para advertir que Maragall es lo primero pero no lo segundo, no pudo evitar dar la réplica. Ustedes no deciden quién es el presidente de Cataluña, lo decide el pueblo de Cataluña, no un partido político le espetó Maragall, quien además anunció a Mas que piensa liderar el Estatuto aunque no cuente con el beneplácito de CiU. Antes de protagonizar esta nueva re- Reivindico el mismo respeto para el actual presidente de la Generalitat que nosotros tuvimos con el anterior Dice que a Maragall no lo quiere nadie, pero al que no quieren es a usted (Piqué) que fue abucheado y agredido El gobierno tripartito no aceptará nunca ningún chantaje ni un pacto de silencio vergonzante friega, sin embargo, Maragall se había disculpado solemnemente por el incidente parlamentario del 3 Ese incidente cerrado en el Parlamento generó una cadena de reproches entre las fuerzas políticas. Me hago responsable de ello y pido excusas por la parte que me toca afirmó el presidente catalán, que matizó que se excusaba ante el pueblo de Cataluña Primero, la política social No fue la única rectificación de la tarde, ya que el presidente de la Generalitat aprovechó también el debate para recuperar un discurso que no esgrimía desde la campaña electoral, el que sitúa las reformas sociales y las necesi- dades de barrios como el del Carmelo por delante de la reforma del Estatuto de Autonomía o de la financiación autonómica. El tripartito tiene dos grandes compromisos, y el primero no es el Estatuto, la financiación o la reforma de la Constitución, el primero es la transformación social aseguró un Maragall que ayer volvió a sus raíces socialistas en honor a los vecinos del Carmelo. Reiteró además su compromiso con la transparencia, aunque dejó claro que las presuntas irregularidades que hayan podido cometer anteriores gobiernos de CiU son responsabilidad de la Justicia y la comisión de investigación parlamentaria sobre el Carmelo y la gestión de la obra pública entre 1999 y 2003. Nadie tapará las vergüenzas a nadie aseguró Maragall, que reclamó el compromiso de todas las fuerzas políticas en favor de la transparencia sin buscar réditos partidistas. Costará mucho, a mí el primero, recuperar la confianza entre los políticos señaló el presidente para concluir su alegato, pero para que vuelva la confianza en los políticos primero ha de retornar la confianza entre los políticos, y por responsabilidad institucional me toca dar el primer paso, así que aquí tienen mi mano tendida Una mano que, con reticencias, cogieron los dos líderes de la oposición catalana, Artur Mas y Josep Piqué.