Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional UN AÑO DESPUÉS DEL 11- M REACCIONES POLÍTICAS VIERNES 11 3 2005 ABC Los socialistas tienen mala conciencia y quieren lavarla rebuscando una supuesta gran mentira El Gobierno del PP trasladó siempre toda la información que tenía y, además, lo hizo en tiempo real ruedas de prensa en contra, a veces, del criterio de los expertos policiales, Creo que cumplimos con nuestro deber en momentos tremendamente complejos. Autocrítica deben hacer quienes hoy están en el Gobierno y muy especialmente el jefe del Ejecutivo, que no ha sido capaz en su comparecencia ante la comisión de condenar las manifestaciones ilegales y antidemocráticas que sufrió nuestro partido. ¿Cree que la comisión ha aclarado suficientemente lo que pasó en esas manifestaciones? -Todas las comparecencias que pedimos en ese sentido fueron vetadas y los documentos para aclarar ese asunto fueron denegados. Ha sido imposible profundizar en el comportamiento que tuvo el PSOE aquellos días, ni en la información que manejaban los socialistas ni sobre la alteración de la jornada de reflexión. -En relación a la declaración institucional pactada ayer por todos los grupos, ¿cree que va a ser el único punto en el que el PP y el PSOE alcancen un consenso? -Nunca vamos a poner un pero a nada que afecte a la atención y apoyo a las víctimas. Ahí vamos a estar de acuerdo, siempre que no se quiera sacar ventaja política. En cuanto al resto, será muy dificil alcanzar un pacto. ¿Qué tiene que decir a aquellos ciudadanos que piensan que la dirección del PP está empecinada en mantener abierta la comisión? -Quiero que entiendan que el mayor homenaje que podemos hacer a las víctimas es conocer la verdad. Y esa verdad, a pesar de lo que diga el PSOE, se aclara con los trabajos que hacen jueces, fiscales y policías, pero también con la labor parlamentaria. Y que piensen que si todos los demás quieren cerrarla, por algo será... ¿Usted la da por cerrada, teniendo en cuenta la postura del partido mayoritario y sus socios? -Si quieren saber la verdad, la semana que viene tendrán otra oportunidad para manterla abierta. Pero yo soy pesimista. La cerrarán por mucho que nos opongamos. ¿Es posible alcanzar el consenso en el dictamen final de conclusiones, como quieren las víctimas? -Es muy difícil, porque el señor Zapatero en su comparecencia dejó claras sus conclusiones. Al PSOE le pesa como una losa esta comisión e intenta quitársela de encima cuanto antes, cargando contra el PP todo lo que pueda. ¿Se teme el PP una encerrona? -No. Encerrona sería si no estuvieramos preparados para ello. Zaplana sostiene que el mejor homenaje a las víctimas sería conocer la verdad ERNESTO AGUDO EDUARDO ZAPLANA Portavoz del Grupo Popular en el Congreso Nosotros cumplimos tras el 11- M; son otros los que deben hacer autocrítica A un año del 11- M, Zaplana está convencido de que la comisión ha arrojado luz sobre muchos asuntos, pero no sobre el comportamiento de los socialistas durante aquellos días. Además, defiende la continuidad de la comisión, pero cree difícil alcanzar un consenso TEXTO: JOSÉ LUIS LORENTE ¿Para qué ha servido la comisión parlamentaria? -Nuestro único objetivo ha sido la búsqueda de la verdad. Lo que se ha acreditado hasta ahora, por encima de todo, ha sido que no tenemos ningún miedo a esa verdad. Todo lo contrario. Los que parecen estar preocupados son otros. Si no fuera así, no se entiende que veten comparecencias y quieran cerrar la comisión a toda costa. ¿Cree que ha sido útil para la labor de oposición del PP? No parece que ustedes vayan a ganar muchos votos con los trabajos del órgano investigador... -Nosotros no planteamos la investigación en términos electorales. Sería tremendo si lo hubieramos hecho así. ¿Considera que han sacado algo en claro los ciudadanos? -Lo que hasta ahora se sabe son conclusiones parciales y provisionales. Pero al menos yo estoy muy satisfecho, porque sé que los españoles tienen claro quién quiere llegar hasta el final y quién no. Nosotros hemos puesto todos nuestros cargos a disposición de la comisión, no hemos vetado ninguna comparecencia, hemos estado siempre dispuestos a testificar. Y, desde ese punto de vista, se ha avanzado algo, aunque no lo suficiente. ¿Cree que ha existido juego sucio? -No sé si denominarlo así. Lo que ha habido es un intento desde el primer día de instrumentalizar la investigación y de obstaculizar los trabajos. ¿Por qué no dejan que declaren las personas que tienen algo que aclarar? ¿Por qué no se envían determinados documentos, como los que se comprometió a enviar el presidente del Gobierno? -La principal baza del PSOE es acusar al Gobierno de Aznar de mentir en la información facilitada a los ciudadanos. Usted, como portavoz de aquel Gobierno, ¿qué tiene que decir ante esa afirmación? -Eso es rotundamente falso. Así se ha acreditado en todas las comparecencias de los mandos policiales. Todos los que han pasado por la comisión han dejado claro que ese argumento del PSOE es rotundamente falso. Los socialistas tienen mala conciencia y quieren lavarla buscando y rebuscando una supuesta gran mentira. Y, claro, es imposible que la encuentren, porque no existe. Yo sé que es muy difícil, pero quien tenga la paciencia de leerse los trabajos de la comisión, lo puede comprobar por sí mismo. El Gobierno trasladó siempre toda la información que tenía y, además, lo hizo en tiempo real. -También les acusan de imprevisión ante el terrorismo islamista... ¡Ojalá no sean prisioneros de sus palabras en el futuro! Me parece una temeridad culpar a los Gobiernos democráticos de los atentados. Y mucho más hacerlo en España, un país en el que llevamos treinta años sufriendo el terrorismo bajo Gobiernos de todo signo. Me parece triste que, a estas alturas, debamos repetir constamente que los únicos culpables de los atentados son los terroristas y quienes les encubren y apoyan. -El PP hasta ahora no ha hecho autocrítica. ¿Hubo un margen para la sobreactuación política o, en sentido contrario, una deficiente gestión informativa? ¿Sobreactuación política? ¿En qué? Lo único que hicimos fue atender a las víctimas y a sus familias; recuperar y garantizar el normal funcionamiento de los servicios públicos en un momento dificilísimo, incluida la celebración de las elecciones generales; hicimos