Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 JUEVES 10 3 2005 ABC Gente Mark van der Loo: Soy picante, pero con un aroma y un frescor estupendos El modelo internacional, considerado como uno de los mejores del mundo, aporta su propia experiencia para promocionar la imagen de una nueva fragancia TEXTO: CARLOS GALINDO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO Angelina Jolie y los niños refugiados. La actriz ha promovido en Estados Unidos, frente a este problema que afecta a la infancia, un centro de ayuda legal al que ha contribuido de forma decisiva. El Centro Nacional para Niños Refugiados tendrá su sede en Washington y empezará a operar esta primavera. rk van der Loo no sólo vende su imagen para las promociones que le encargan, sino que también es un hombre que vende su simpatía. Conquista al público, incluso sin guión. Es un hombre sencillo, amable, abierto a todas las preguntas. Forma parte de su profesión, pero es también algo innato en él. Tras hacer campañas a escala internacional, el modelo holandés llegó a Madrid para presentar una nueva fragancia de la que es imagen, y en la que muestra desde su alma hasta su piel ¿Qué se siente cuando un hombre es tan admirado como usted? ¿Qué puedo decir? Me complace que a la gente le guste lo que hago porque así puedo hacer un anuncio de este tipo y sacar fotos para lucir las ropas de la marca; intento aportar lo más íntimo de mí mismo en este tipo de trabajo. Si a la gente le gusta lo que muestro, eso me complace. ¿Y qué tiene que ofrecer? -No mucho- -comenta riendo- Pero eso no se lo digo a nadie... -Ahora llega como la imagen de un perfume que tiene muchos contrastes. ¿Qué contrastes tiene Mark van der Loo? -Buena pregunta. Las personas que me han pedido que haga esta campaña me conocen muy bien. Consideran que yo puedo expresar este tipo de contrastes, y el contraste que buscaban era una persona que no fuera sólo una cara bonita, sino que pudiese aportar una personalidad. Si el contraste funciona bien, como en el caso de esta fragancia, se convierte en un todo. Si alguien utiliza este perfume, al principio es muy fresco, y con el tiempo tiene un aroma mucho más profundo, más picante. Si se eliminaran estos dos ingredientes, no Ma sería lo mismo. Y espero que la gente me vea de la misma manera. -Y en su vida privada, ¿también es picante? -Ése es el contraste. ¡Muy picante! Pero con un aroma y un frescor estupendos... ¿Se considera más modelo de imagen que de pasarela? -Creo que va todo de la mano. Si uno no es capaz de representar la ropa que lleva sobre una pasarela, no puede tampoco creérselo cuando posa para una fotografía. Realmente, es un reto cuando desfilas y no te encuentras a gusto con lo que llevas puesto. Y eso también puede ocurrir en el caso de las imágenes. -Entonces, ¿para ser buen modelo hay que ser un buen actor? -Si me hiciera esa pregunta cualquier actor del mundo, me aseguraría de que no hubiera un arma cerca. -Como hombre de la calle, ¿cómo se considera: enigmático, seductor o interesante? -Me gusta ser una persona normal. ¿En qué situación está actualmente su vida amorosa? -Muy feliz. Tengo una pareja que es estupenda y una hija maravillosa. Puedo entrar en cualquier ascensor sin ningún tipo de riesgo, pero prefiero quedarme fuera. ¿Y su faceta como padre? -Para mí ha sido un cambio total. Aquí me tenían como el chico que hacía lo que le daba la gana; el más libre del mundo, iba y venía donde quisiera... Todo era posible. Y en ese aspecto realmente nada ha cambiado, salvo una cosa, que es mi pequeña niña. Siento una gran responsabilidad. Ahora conozco un tipo de amor que antes desconocía y eso me ha enriquecido interiormente. Era algo que no esperaba. Mark van der Loo posa en un rincón del hotel Palacio del Retiro, durante la entrevista