Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura JUEVES 10 3 2005 ABC ROGER CORMAN Director de cine Seguiré rodando hasta el momento en el que me vaya a la tumba Miembro del jurado del Festival Internacional de Cine de Las Palmas, el director y productor Roger Corman quiere hacer una nueva versión de La pequeña tienda de los horrores TEXTO: JOSÉ EDUARDO ARENAS FOTO: ABC LAS PALMAS. Hace años explicaba en un libro cómo hizo cien películas sin perder un dólar. Trescientas películas después, Roger Corman se mantiene en sus trece. Desde Jack Nicholson a Vincent Price, de Peter Bogdanovich a la familia Carradine; el gran Peter Lorre o Pam Grier (musa de Tarantino) son una muestra nimia de la gente que ha tenido a sus órdenes o ha descubierto. Corman se encuentra en el Festival Internacional de Cine de Las Palmas cuando está a punto de cumplir los 79 años. -En Internet tiene casi 120 páginas con los nombres de las actrices que han trabajado con usted. Tim Burton asegura haber aprendido todo de sus filmes. ¿Cómo se vive eso? -He aprendido que nunca hay que relajarse, no debes dar las cosas por hechas, porque si lo haces es el principio del fin. ¿Por eso tiene entre manos dos películas? -Seguiré rodando hasta el momento que me vaya a la tumba. -El físico de Tim Burton (piel muy blanca, ojos grandes y negrísimos, sonrisa indescifrable... guarda relación con el cine que hace. En su caso, se le ha visto siempre como un galán. -Algo tendría cuando me atreví a actuar. -Fue una especie de Robert Evans, pero sin drogas. No sucumbió a los excesos de la generación de Ángeles del infierno donde salieron nombres como Peter Fonda, Bruce Dern, NaNcy Sinatra, Nicholson, Stacy Keach... -Fue cuestión de suerte. La historia de Robert Evans es tremenda. Llegó a lo más alto de Hollywood y bajó del pedestal a la misma velocidad. -En lo de llegar rápido, no puede quejarse. Era ingeniero y prefirió dejarlo y meterse como mensajero en la Fox. ¿El sueño americano? -No, el trabajo continuo. Creí en la superación, no en el llegar. Quise dirigir Roger Corman, ayer en Las Palmas y producir y lo conseguí. Desde entonces trabajo aún más. -Serie B, películas de terror, clásicos como Poe y, además, captador de talentos: Coppola. Scorsese, Demme, Joe Dante, Cameron... Hitchcock eligió a Suzanne Pleshette, la chica de los ojos más bellos de Hollywood, para que se los arrancaran en Los pájaros (Ríe con ganas) He conocido a muchos actores y estoy muy contento de todos. Siempre busqué a los sensibles, los honestos con su trabajo. A Suzanne Pleshette la cuidé mucho, lo mismo que a Debra Page, que era preciosa. A los dieciséis años era capaz de representar las emociones más complejas. ¿Qué tiene un filme de serie B para convertirse en una obra de culto, como Mamá sangrienta ¿Quizás porque trabajaban Shelley Winters y Robert De Niro? -Era original, no sólo en el concepto. La pequeña tienda de los horrores El hombre con rayos X en los ojos La máscara de la muerte roja El cuervo ¡Qué lujo! ¿Sabe una cosa? Quiero hacer una nueva versión de La pequeña tienda de los horrores Cercas: O yo mataba esta novela o ella me mataba a mí Tras Salamina publica La velocidad de la luz A. ASTORGA MADRID. Alguien le sugirió que el título de su nueva novela debía ser: Me están esperando con toda la artillería Javier Cercas vio en ello un exceso de susceptibilidad y optó por La velocidad de la luz (Tusquets) El escritor espera que, cuatro años después del éxito de su última novela, Soldados de Salamina -celebrada generosamente por crítica y público- la crítica haga una lectura honesta de la nueva obra: El hecho de que ataquen va con el sueldo. Mi esperanza es que se lea honestamente y así se opine La velocidad de la luz habla del éxito entendido como corrupción insidiosa: ¿Qué opina Cercas del éxito? Que es obra del azar, no del mérito. Lo que ocurre es que el tipo que tiene éxito cree que es obra del mérito dice. ¿Ha escrito La velocidad... obliga- Javier Cercas IGNACIO GIL do por el éxito de Soldados... Cercas aclara que tras entregar el manuscrito de esa obra se sintió equipado en los siete meses siguientes para contar La velocidad de la luz Escribió un esbozo: Luego vino el follón de Soldados... y paré un tiempo. Volví a ella y supe cómo resolverla. La historia tiene catorce años Es un relato autobiográfico, porque, sostiene Cercas, las novelas no pueden no ser autobiográficas, aunque eso no significa que lo que le ha pasado a este pobre hombre que protagoniza el relato la historia de una experiencia radical en el abismo indescifrable del mal y la culpa me haya pasado a mí, por fortuna. Precisamente es lo contrario de lo que me ha pasado. Esta novela es un acto de exorcismo. Es como si Cervantes, ¡con todas las distancias infinitas por favor! hubiera dicho: Vamos a ver. ¿Qué hubiese pasado si, en vez de Lepanto y escritor, yo me hubiese dedicado a leer y a ser un hidalgo de aldea... ¡Pues me habría vuelto loco y saldría a la calle! Quiero decir con esto que Cervantes es Don Quijote, obviamente. Y también Sancho Panza. Los personajes, como dice Kundera, son yoes hipotéticos de uno mismo ¿El éxito de Soldados... le forzó a culminar La velocidad de la luz Sí que había una presión autoimpuesta- -reconoce Cercas- Yo pensaba: O tú matas esta novela y la acabas como tienes que acabarla, o esta novela te mata a ti y ya no escribes y se queda ahí. Soy un agonías. Todos pasamos por depresiones, inseguridades brutales y agonías... Ésta es mi novela más agónica, casi terminal. Mátala y a por ella me decía una y otra vez. Escribirla ha supuesto resolver un problema: formal y moralmente. Y hasta que no lo he resuelto no la he dado por buena. Desde Soldados... he tardado cuatro años en publicarla y no me parece mucho tiempo. Creo que es un error editar una novela cuando no estás satisfecho de ello. O del mismo, obligarte a ti mismo a escribir uno, dos o tres libros al año. ¡Hombre, Balzac escribió un montón! pero no todo el mundo es Balzac