Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 10 3 2005 Sociedad 51 Comunicación La situación del mercado actual 25 Diferentes situaciones financieras 250 22,1 20 21,5 17,9 19,8 Share de los canales en la temporada 2004- 05 (hasta el 24 de febrero) 216 Resultados en 2004. Millones de euros 105 200 150 100 15 50 0 10 6,3 5 -50 3,8 1,7 3,2 -100 2,5 1,2 -150- 200 0 -156 TVE- 1 La 2 Telecinco Antena 3 Forta Canal Digital Locales Cable Resto Telecinco Antena 3 Sogecable Hogares con TDT (miles) 1998 R. Unido Suecia España Finlandia Alemania Holanda Italia TOTAL 247 1999 552 15 2000 774 35 3 2001 1.217 83 150 5 2002 1.260 100 150 10 2003 1.400 140 130 97 120 3 1.890 2004 3.000 200 130 300 170 12 25 3.837 2004 Penetración 3.900 270 130 400 200 40 400 5.340 16,3 %6,6 %1,0 %17,4 %0,6 %0,6 %1,9 (1 er trim. (1 er trim. (2 trim. Desarrollo de la TDT en Europa Legislación R. Unido Suecia España Finlandia Alemania- Berlín Holanda Italia Octubre 2002 relanzamiento Inicio emisiones Septiembre 1998 Abril 1999 Mayo 2000 Agosto 2001 Abril 2003 Diciembre 2003 Lanzamiento completo Noviembre 1998 Septiembre 1999 Mayo 2000 Octubre 2002 Desconexión analógica 2006 a 2012 2008 2010 2007 2003 2006 E. SEGURA ABC Julio 1996 Mayo 1997 Octubre 1998 Mayo 1996 Primavera 2002 1999 2001 Noviembre 2002 1 er trimestre 2003 2 trimestre 2003 4 trimestre 2003 Comienza en 2004 247 567 812 1.455 1.520 FUENTE: TNS Audiencia de Medios EBU España está a la cola de Europa en televisión digital terrestre, con sólo un 1 de implantación Nuestro país es el único en el que la TDT ha ido en retroceso durante los últimos años TV Digital Terrestre en el Reino Unido es 30 veces superior al de España: casi cuatro millones frente a 130.000. Otros países, como Italia y Finlandia, ya nos triplican F. ÁLVAREZ MADRID. España contaba en 2001 con 150.000 hogares preparados para recibir las emisiones de las cadenas de televisión digital terrestre (TDT) En 2004, la cifra había caído hasta los 130.000 hogares. A día de hoy, la penetración de esta tecnología audiovisual en nuestro país es del 1 por ciento, lo que nos sitúa a la cola de Europa y con la triste marca de ser el único país en el que la TDT ha sufrido un retroceso y se cuestionan los plazos previstos para su implantación. El panorama es aún más oscuro si se tiene en cuenta que desde el año 2000 los precios de los receptores de TDT han ido en continuo descenso y actualmente se sitúan en el umbral de los cien euros, una tercera parte de la inversión que suponía cuatro años atrás. Reino Unido, con 3.900.000 hogares preparados para sintonizar la oferta de la TDT, se sitúa a la cabeza, una cifra 30 veces superior a la de España. La implantación de dicha tecnología en aquel país supera el 16 por ciento. Finlandia e Italia, con 400.000 hogares cada uno, nos triplican, mientras que el b El número de hogares con dato de Alemania y Suecia supone el doble que nuestro mejor registro. Atendiendo a la evolución del número de hogares provistos de receptores de TDT se puede comprobar que en el resto de países se han producido auténticos impulsos de esta tecnología en un corto periodo de tiempo. En 2001 Reino Unido sumaba 1.217.000 hogares, y cerró el pasado año con casi cuatro millones. Suecia crece desde los 83.000 hogares de hace cuatro años hasta los 270.000 de 2004. Finlandia experimentó en ese mismo periodo un crecimiento del 8.000 por 100: desde los 5.000 a los 400.000 hogares con los que despidió el anterior ejercicio. En otros países donde el arranque de las emisiones de la TV digital terrestre comenzó más tarde, como son los casos de Holanda (abril de 2003) e Italia (diciembre de 2003) los crecimientos son muy acusados. Holanda ha logrado en dieciocho meses una masa de 40.000 hogares preparados para esta tecnología televisiva, mientras que en Italia en sólo un año se ha llegado a la cifra de 400.000 hogares, 270.000 más que en España, pese a que hayamos dispuesto de la ventaja competitiva de co- menzar a emitir en TDT con varios años de antelación (mayo de 2000) Datos tan poco alentadores como estos ya han disparado las alarmas en el sector, donde crece el escepticismo y se teme que el anunciado apagón analógico (final de la TV convencional en beneficio de la digital) no pueda producirse con arreglo a lo previsto si el Gobierno no apuesta por un auténtico plan de medidas urgentes para el impulso de la televisión digital terrestre. Un apagón muy lejano Hace dos meses, el Ejecutivo aprobó en Consejo de Ministros un anteproyecto de ley de pretendido impulso de la TDT, de la liberalización de la televisión por cable y fomento del pluralismo, que adelantó dos años el apagón analógico desde 2012 a 2010. No obstante y por paradójico que pueda resultar, en la práctica el proyecto gubernamental abre la puerta a nuevos operadores analógicos y el debate político y sectorial no está ahora en el futuro digital, sino en la posibilidad de que se libere espectro radioeléctrico analógico y Canal pueda convertirse en una cadena privada en abierto más. España figura también entre los países que se han fijado a más largo plazo el mencionado apagón (2010) Alemania (en marcha) Holanda (2004) Reino Unido (2006- 2012) Italia (2006) Noruega (2006) Finlandia (2007) Suecia (2008) Francia (2010) Irlanda (2010) Austria (2012) y Suiza (2015) Telecinco gana 216 millones, y Antena 3 105, mientras que Sogecable pierde 156 Las conjeturas sobre la probable autorización del Gobierno para la apertura total de las emisiones de Canal han caído como un jarro de agua fría entre los defensores de lo digital. El mercado del consumo televisivo tiene actualmente una oferta bastante variada. Con la entrada en escena de la cadena de Sogecable reconvertida en otra Telecinco o Antena 3, se cerraría la posibilidad de acercar en el tiempo la mayoría de edad de la digitalización. Es un círculo vicioso: para que la TDT despegue hacen falta contenidos atractivos, y para que estos resulten rentables se precisa un respaldo suficiente de la audiencia. Si se sigue apostando por la competencia en analógico se traba el trasvase de espectadores y se antoja imposible el anunciado impulso a la tecnología emergente. El incremento del pluralismo es ahora la piedra de toque del Gobierno para tomar en consideración las pretensiones de Sogecable, compañía que en codificado perdió 156 millones de euros en 2004, frente a las ganancias de Telecinco (216 millones) y Antena 3 (105) ambas en abierto.