Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 10 3 2005 11 El primer mes del proceso de legalización de inmigrantes se cierra con 118.000 peticiones de papeles modo que si quiere contar con los populares para modificar la Constitución deberá sentarse a hablar también sobre las reformas estatutarias. La propuesta de comunidad nacional cultural que defendió Rubio Llorente provocó una airada reacción de dirigentes de la Comunidad Valenciana y Navarra, aludidos directamente por una forma cuando menos novedosa de ver el actual modelo territorial. Así, el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, comentó que se trata de un golpe letal contra el actual ordenamiento del Estado y además rompe, a su juicio, el consenso sobre la Constitución y el principio de convivencia con el único objetivo, agregó, de dotar de privilegios a determinados partidos y regiones. Pero lo más grave para el presidente Camps es el hecho de que estas afirmaciones proceden de una persona que no sólo es el máximo responsable del Consejo de Estado sino alguien muy cercano al Gobierno, en general, y al presidente del Gobierno en concreto Zapatero cede ante los nacionalistas sobre las lenguas y desautoriza a Marín El presidente del Congreso se queda solo tras pedir al PSOE que se aclare el acuerdo con el Grupo Popular en la materia y se decanta por sus compromisos con ERC de generalizar el plurilingüismo a todas las instituciones ÁNGEL COLLADO MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, terció ayer en el conflicto lingüístico abierto por los nacionalistas en el Congreso para dar la razón a sus socios parlamentarios y desautorizar ante el Pleno al presidente de las Cortes, Manuel Marín, que había decidido mantener el castellano o español como única lengua de trabajo en la Cámara tal y como marca la Constitución en su artículo 3 y la tradición. La voluntad del Grupo Socialista es que existan cambios en esta Cámara en relación con el uso de las lenguas dijo Zapatero a preguntas del portavoz de ERC, Joan Puigcercós, además de añadir que está dispuesto a favorecer el uso de catalán, vascuence y gallego en el Congreso con flexibilidad Con su respuesta, el jefe del Ejecutivo se decantaba por el compromiso alcanzado en su día con ERC de llevar el plurilingüismo a todas las instituciones- -también al Congreso- rompía el acuerdo suscrito con el PP, vía Alfredo Pérez Rubalcaba, para dejar el asunto para el Senado y dejaba en evidencia a Manuel Marín, que se había fiado del pacto entre los dos grandes grupos de la Cámara. El anuncio de Zapatero fue acogido con gran satisfacción por los nacionalistas y división entre los socialistas por el problema que le crea al presidente de la Cámara. En el Grupo Popular advirtieron que esgrimirán el compromiso firmado con el PSOE el mes pasado, en uno de cuyos puntos se dice que no habrá cambio alguno en el reglamento del Congreso sin el visto bueno de ambos. b El PSOE rompe Peticiones de dimisión Tampoco calló el secretario general de UPN, Alberto Catalán, que no dudó en exigir la dimisión de Rubio Llorente por defender y respaldar de manera pública y explícita la gran mentira en la que se apoya el plan soberanista de Ibarretxe: que Navarra es uno de los siete territorios sobre los que la autoridades políticas nacionalistas vascas pretenden articular su proyecto Catalán calificó de impropias, irresponsables y desafortunadas las declaraciones del presidente del alto órgano consultivo puesto que respalda dicha falacia, así como la injerencia en el autogobierno de la Comunidad Foral y el desprecio a su realidad social, política e institucional que constituye el plan Ibarretxe Rubio Llorente se refirió también a otros puntos de la reforma y se mostró sorprendido por la polémica que ha levantado el referido a la introducción de los nombres de las comunidades autónomas en la Constitución. En su opinión, es la cuestión más relevante de las cuatro planteadas por el Ejecutivo al Consejo de Estado. Las comunidades tienen todas su denominación oficial y la Constitución, lo que puede hacer, es recogerla. No veo que en ello haya mayor problema. Es una polémica cuya razón de ser no entiendo exactamente argumentó. Marín invitó a los grupos a pactar sobre el uso de las lenguas DANIEL G. LÓPEZ MARÍN SOBRE RUBALCABA Aprecio mucho las habilidades porque de niño tenía una pasión loca por los trapecistas. Me encantaba el circo, y cuando mi madre me llevaba al circo los ejercicios de trapecio me apasionaban. Pero yo no estoy aquí para admirar los ejercicios de trapecista Acuerdo verbal Aznar se incorporará al Consejo de Estado en el mes de abril, en pleno debate de la reforma constitucional Los populares sólo ven justificado modificar el artículo de la Carta Magna que se refiere a la sucesión a la Corona Eduardo Zaplana y Alfredo Pérez Rubalcaba tenían pactadas por escrito las líneas generales de la reforma de las reglas del juego parlamentario y un acuerdo verbal para que los nacionalistas pudieran utilizar las lenguas cooficiales en el Senado pero dejaban al Congreso a salvo del lío. Conocido el compromiso de su partido con el PP y ante los abusos y desafíos de los portavoces de ERC cada vez que tomaban la palabra en el Congreso, Marín decidió volver al cumplimiento estricto de lo que dice la Constitución al respecto. El martes se encontró con que Rubalcaba se su- maba a las quejas nacionalistas por el cambio de criterio y con que sólo contaba con el respaldo del Grupo Popular. Marín dio un paso al frente ayer por la mañana y pidió a su partido aclaraciones públicas. Si se te está pidiendo el blanco y el negro con la misma firma, eso es imposible comentó. Preguntado por los equilibrios que hacía su partido en la materia, recurrió a la comparación circense: De niño tenía una pasión loca por los trapecistas. Me encantaba el circo, y cuando mi madre me llevaba al circo los ejercicios de trapecio me apasionaban. Pero yo no estoy aquí para admirar los ejercicios de trapecista El presidente de las Cortes zanjó la cuestión con el mensaje de que deja en manos del eventual acuerdo que puedan alcanzar los grupos en la ponencia del Reglamento su proceder en el asunto, pero avisó de que no le asusta nada quedarse solo. Zapatero conversó después con Marín para explicarle cuál iba a ser el contenido de su intervención de la tarde en el Congreso. Según fuentes parlamentarias, el diálogo fue amable y cordial pero estaba claro que el presidente del Gobierno avalaba el cambio de criterio en la materia avanzado por Rubalcaba y se decantaba por su compromiso con ERC. El jefe del Ejecutivo se dirigió incluso a Marín desde su escaño cuando contestaba al portavoz del PNV, Josu Erkoreka: Señor presidente del Congreso, las lenguas están para entenderse, las lenguas no están ni para dividir ni para confrontar y el deseo del Gobierno y el trabajo... El presidente de la Cámara cortó a Zapatero: Terminó su tiempo. Lo siento La tensión entre uno y otro era evidente. Gran consenso con ERC Zapatero, después de desautorizar a Marín, hizo un llamamiento a los nacionalistas, en especial a ERC, para que se avengan a un gran consenso en la materia. Tras el desaire, en fuentes de la Presidencia del Congreso negaron que Marín se plantee la posibilidad de dimitir pese al desgaste al que su propio grupo le ha sometido. Los socialistas pretenden que sus socios renuncien a utilizar los idiomas cooficiales libremente como derecho propio de los diputados a cambio de permitir que lo hagan brevemente en los trámites de preguntas. El próximo capítulo del conflicto lingüístico se dará hoy en la ponencia del Reglamento, cuando el PP esgrima el acuerdo roto por los socialistas.