Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 10 3 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND Ante un 11- M no se puede hablar de mayorías y todo lo que no sea unanimidad es, de hecho, perversión NOS QUEDA EL DOLOR Este es el patrimonio que nos queda, 192 muertos y la Nación humillada. Por supuesto, nos quedan las sospechas sobre los enemigos del papel de España en el mundo zados los testimonios relaOS queda el dolor. cionados con los orígenes ¡Qué patética esta de los explosivos y con la Comisión del 11- M! sofisticación de los utiliza ¡Qué forma tan desvergondos. zada de andar sobre la traEstos desvergonzados gedia de 192 muertos y el investigadores se quecastigo a la Nación! A los jan de que el PP no se sufirmantes de las llamadas CÉSAR ALONSO DE me a sus trabajos oscuranconclusiones les ha imporLOS RÍOS tistas y partidistas. Los sotado un comino la verdad cialistas y sus pequeños del golpe de Estado, cuyo compañeros de viaje, los Carod, último terminal fue Almodóvar. los Llamazares, los Sagaseta, se Lo único que les ha interesado es han comportado como un bloque seguir manteniendo el cuento dogmático, únicamente interesapartidario, el acorralamiento del dos en mantener las tesis que perPP. Nos quedan el dolor... y las mitieron llevar a la derrota del sospechas. PP el 14- M. El cierre de la Comisión lo es en falso por muchas protestas I entonces consiguieron lleque haga el fiscal Conde- Pumpivar a buen término el crimido, que, de este modo, revela cuál nal plan de los desestabilizadoes su idea de una investigación res, ahora siguen cubriéndolos. criminal. No hay día sin la detenTienen a su favor la disculpa de ción de un magrebí y se va multique ellos no pidieron la creación plicando el número de cerebros de la Comisión, que, efectivamensin que se nos pueda presentar te, fue iniciativa del PP. A ellos un cuadro coherente. Ni siquiera les habrían bastado los resultaFernando Reinares, asesor del dos del 14- M: el desplazamiento ministro del Interior, ha podido del PP y el triunfo de Zapatero. afirmar que las conexiones con Gracias a ese golpe de Estado que la organización de Bin Laden son ahora no quieren investigar, políalgo más que meras deduccioticos como Llamazares y Carodnes. Pero ¿acaso se han despejaRovira se han convertido en aldo las dudas respecto a algún tigo ¿Qué decir del PNV? Habría po de intervención de ETA? Todado media vida por tapar la colados sabemos que han sido rechaboración de ETA en la masacre. Y siendo así las cosas, ¿esperaban los socialistas et alii que el PP aceptara las conclusiones de esta parodia de comisión investigadora? La soledad del PP no sólo está justificada: aumenta la estatura moral de Rajoy. RECOMENDACIONES Y CAMPANAS M AÑANA se cumple el primer aniversario del dramático 11- M y es triste reconocer que los asesinos, fueran quienes fuesen, que se llevaron por delante la vida de dos centenares de personas alcanzaron el efecto añadido, y posiblemente buscado, de dividir entre sí a los ya divididos ciudadanos españoles. Hoy mismo, a solo unas horas de tan luctuosa conmemoración, prosigue el debate sobre si deben, o no, doblar las campanas de las iglesias de Madrid como expresión colectiva de dolor. ¿Cabe más despropósito que, con cualquier intención, se le quiera poner límite a una forma tan tradicional y piadosa de recordar a los difuntos y honrar su memoria? No hace falta ser creyente para entender y aceptar el lamento de una campana y, por contra, se necesitan muchos complejos, individuales y compartidos, para negar el ronco sonido del bronce y cuanto acarrea de simbolismo. Los escrúpulos de la fe tienden al ridículo, pero menos que sus contrarios. No son sólo las campanas. Llegamos al 11- M, como consecuencia de su inseparable 14- M, con una España más dividida que nunca en su último tiempo constitucional. El PSOE, con la boca pequeña, pide la unidad de las fuerzas políticas representadas en la comisión parlamentaria que ha investigado- -es un decir- -los hechos y sus circunstancias y, con la excepción del PP, todos se han apresurado a firmar los cuarenta folios de unas conclusiones que, además de no concluir nada, pretenden ser una guía de recomendaciones al Gobierno en evitación de otros atentados terroristas que pudieran llegar a producirse. Un caso más de la prosa vacua e inútil con la que nuestros representantes suelen sacudirse la responsabilidad y buscar horizontes de más grata contemplación. Puede entenderse, y se entiende, que el PP, titular del Gobierno en aquella dolorosa y trascendental jornada, no quiera sumarse a las conclusiones y prefiera una declaración alternativa; pero, aun así, ¿no son excesivos su desmemoria y su desapego? Incluso José María Aznar, presidente del Gobierno en tan aciago día, no estará en Madrid maña- na, cuando doblen las campanas y, con las víctimas también divididas, a todos se nos ponga el corazón en un puño en la evocación de la tragedia. Estará en México, como escapado de un momento que la desgracia le adjudicó en su mandato y que, de hecho, cambió el ritmo de la Historia. No hay partidos ni ideas políticas a la hora de los llantos; pero sí caben, claro está, grados de adhesión y compromiso y, además, resultan exigibles en estas circunstancias unos mínimos de solidaridad que, formalmente expresada, dé testimonio de humanidad. Ante un 11- M no se puede hablar de mayorías y, en el recuerdo de las víctimas, todo lo que no sea unanimidad es, de hecho, perversión. Que cada cual mire en el fondo de su alma y averigüe hasta dónde llega su responsabilidad personal, pero una España así de insolidaria es también una desgracia colectiva. N Y S no deja de ser llamativo el hecho de que los trabajos de esta Comisión hayan concluido en un momento que Le Monde de ayer calificaba como la primavera de Oriente Medio. Si la explicación de la masacre y la reacción electoral ante la masacre hubo que encontrarlas en la guerra de Irak y en los sueños de grandeza de Aznar, ¿qué decir ahora cuando comienza a reconocer todo el mundo que Bush, el primero en la foto de las Azores, está marcando con su estrategia el camino de la paz? Afganistán está controlado, se han celebrado elecciones en Irak, hay una distensión en el conflicto palestino- israelí y se han retirado las tropas sirias del Líbano. Pero nosotros seguiremos aquí con la estupidez de la alianza de civilizaciones la justificación de la cobardía colectiva, el ocultamiento de la verdad, el olvido real de los muertos y la indignidad de los vivos. Este es el patrimonio que nos queda, 192 muertos y la Nación humillada. Por supuesto, nos quedan las sospechas sobre los enemigos del papel de España en el mundo y el entreguismo de los socialistas y sus socios a la tarea de aquéllos. REVISTA DE PRENSA escribió que EE. UU. no estaba legalmente obligado a satisfacerlas: Los tratados son ley para Estados Unidos sólo a escala doméstica. En el plano internacional son sólo obligaciones políticas Además de despacharse sin ambages a favor del reconocimiento diplomático de Taiwán- una demostración de liderazgo estadounidense en la región -y contra Corea del Norte- nos es indiferente si llegamos algún día a tener relaciones diplomáticas normales el vicesecretario de Estado experto en armas y desarme le atiza a la Corte Penal Internacional, cuyo concepto cree basado en un llamamiento emocional a un ideal abstracto de sistema judicial internacional que no está sostenido por ningún fundamento sólido El Times no se resiste al final a manifestar su temor de que Bush acabe proponiendo a Donald Rumsfeld, jefe del Pentágono, para que negocie una nueva tanda de Convenciones de Ginebra. ALFONSO ARMADA Un embajador que no se calla El diario liberal (en el sentido estadounidense: izquierda moderada) The New York Times titulaba ayer su editorial El mundo según Bolton En vez de abundar en su idea de que la elección como nuevo embajador ante la ONU de John Bolton es una decisión terrible de George Bush, el rotativo ofrece una antología de opiniones de un diplomático que no se muerde la lengua. El año 2000, Bolton declaró a una emisora que si se pudiera rehacer el Consejo de Seguridad debería tener un solo miembro permanente, porque sería la forma de reflejar el reparto de poder en el mundo: EE. UU. Tres años antes, acerca de las deudas que tenía Washington con la organización, Nigeria dejará de pagar su deuda Los diputados de la Cámara de Representantes de Nigeria han aprobado de forma unánime una resolución en la que exigen al gobierno del presidente Olusegun Obasanjo que deje de pagar la deuda externa del país, la más elevada del Continente africano y que asciende a más de 35.000 millones de dólares, informa el diario nigeriano The Guardian. La resolución, promovida por el propio presidente de la Cámara, Austin Opara, estima que pese a los esfuerzos del Gobierno por entrar en la senda del desarrollo sostenible, los países acreedores lo hacen imposible al negarse a renegociar o reducir la deuda externa S. I.