Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MIÉRCOLES 9 3 2005 ABC La Universidad del País Vasco matricula a 57 etarras presos en Francia, incluido Mikel Antza Invoca un supuesto acuerdo con Instituciones Penitenciarias que no existe ABC MADRID. La Universidad del País Vasco ha matriculado a 57 etarras internados en Francia gracias a un protocolo que aprobó sin pactarlo con el Gobierno ni con Instituciones Penitenciarias. Entre los alumnos se encuentran el último jefe de ETA, Mikel Albizu, Mikel Antza y su compañera sentimental, Soledad Iparragirre. Legal- Mikel Albizu, alias Mikel Antza ABC mente, los presos sólo pueden realizar sus estudios a través de la UNED, que es el centro que tiene convenio con Prisiones. Así se recoge en la Ley General Penitenciaria, que se modificó para acabar con los privilegios que habían disfrutado los presos de ETA matriculados en la UPV, tanto en prisiones españolas como en francesas. Instituciones Penitenciarias habló hace meses de un protocolo que permitiera que los presos pudieran estudiar en otras universidades aquellas carreras que no ofertaba la UNED, lo que abría la posibilidad de que los etarras regresaran a la UPV. El asunto no pasó de un borrador, que todavía no ha sido fruto de acuerdo alguno. A pesar de ello, la UPV ha optado por matricular a 57 de los 168 presos que ETA tiene en Francia. La decisión se tomó en la reunión que mantuvieron hace semana el rector y la vicerrectora de alumnos con unos 25 decanos de las distintas facultades. En ella, se les comunicó que la Junta de Gobierno de la UPV había acordado que los presos de las cárceles francesas pudieran estudiar en esta Universidad. Según fuentes de la UPV, el Vicerrectorado no puede exigir a los profesores que trabajen con estos alumnos o sancionar a los que se nieguen. En la práctica, supondrá que los profesores serán voluntarios y, desde otro punto de vista, que las personas que se ofrezcan serán ideológicamente cercanas a los alumnos terroristas. De los 57 etarras, 29 se han matriculado en facultades- -la mayoría en Filología, Ciencias de la Comunicación y Sociales- -y otros 28 en la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años. La falta de acuerdo entre los vocales del CGPJ paraliza los nombramientos N. C. MADRID. Los contactos que los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) comenzaron hace un mes para abordar los nombramientos pendientes del Tribunal Supremo no han dado frutos. La falta de acuerdo paraliza, de momento, la cobertura de las plazas vacantes en el alto Tribunal- -entre las que se incluyen tres presidencias de Sala- para las que es necesario, como establece la modificada LOPJ, el apoyo de una mayoría de tres quintos del Pleno. Fuentes de la mayoría indicaron que el escollo principal siguen siendo las presidencias de Sala, ya que ambos grupos reclaman dos de las tres que hay vacantes. Las mismas fuentes criticaron que la minoría exija paridad cuando el sector progresista no representa a la mitad de la carrera judicial. También señalaron que la minoría no defiende criterios de mérito y capacidad sino de afinidad ideológica Desde la minoría se señala que no es aceptable que los vocales conservadores nombren ahora a dos de los tres presidentes cuando las otras dos Salas del Supremo las presiden candidatos promovidos recientemente por ellos.