Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9 3 2005 Nacional 13 UN AÑO DESPUÉS DEL 11- M LA INVESTIGACIÓN PARLAMENTARIA La comisión abre la puerta a que el PP pida nuevas comparecencias b Paulino Rivero justifica la decisión con el argumento de que los grupos no quieren más enfrentamientos en la semana del aniversario de la matanza J. L. L. MADRID. A los socialistas les cuesta asumir el coste que supone decretar el cierre de la comisión parlamentaria. Ya sea por eso o por dar largas al PP, lo cierto es que el PSOE y sus socios permitieron que los populares puedan presentar la semana que viene su petición de más comparecencias y nuevos informes. De momento, no habrá carpetazo al órgano investigador. Por unanimidad, los comisionados acordaron volver a reunirse el próximo miércoles para fijar los criterios de nueva documentación, analizar la petición de más comparecencias y establecer un calendario que suponga un avance en las conclusiones. El presidente de la comisión, Paulino Rivero, justificó la decisión con el argumento de que los grupos no quieren provocar más enfrentamientos partidistas en la semana del aniversario de la matanza. Los populares, por su parte, se mostraron satisfechos con el acuerdo de la comisión. Pase lo que pase la semana próxima, el PP considera que sale reforzada su postura ante el órgano investigador. Si los comisionados aceptan nuevas peticiones de comparecencias, perfecto para los populares; si se rechazan, el principal grupo de la oposición se ratificará en su tesis de que son los socialistas y sus socios quienes dan carpetazo a la investigación. Una mujer entrega una flor a Mariano Rajoy antes de empezar el acto de los populares en Sevilla PACO GARCÍA Rajoy rechaza el documento del PSOE y sus socios por fraudulento y partidista El Congreso aprueba las recomendaciones sin la participación del PP grupo aspira a un documento más ambicioso y censura el obstruccionismo y el afán del PSOE por dar carpetazo a los trabajos A. F. C. J. L. L. SEVILLA MADRID. La declaración de Mariano Rajoy sobre el primer aniversario de la matanza terrorista en Madrid constituyó todo un ataque a la línea de flotación del documento de recomendaciones que los grupos parlamentarios aprobaron ayer en la comisión del 11- M, a excepción del PP, que no participó en la votación. En un tono muy duro, el líder popular afirmó que su partido no está dispuesto a suscribir un documento que estima fraudulento y al servicio de un interés político partidista Rajoy hizo ayer en Sevilla una declaración ante el aniversario del 11- M en la que justificó la negativa de su partido a rubricar el documento pactado por el PSOE y sus socios en el órgano investigador. Según aseguró en una declaración leída- -y sin admitir preguntas- -en la sede de su partido en capital andaluza, ese texto pretende hacer creer que la comisión ha concluido sus tareas, que ha alcanzado sus objetivos y puede ya ofrecer sus conclusiones. No es cierto ni lo uno ni lo otro El dirigente popular explicó que los dos objetivos de la comisión eran averiguar la autoría de los crímenes y adopb Zaplana asegura que su tar medidas de prevención. En su opinión, ninguno de estos objetivos se ha alcanzado Lo que sabemos hoy sobre la autoría ya lo conocíamos antes de crear la comisión. Las medidas que se proponen son manifiestamente mejorables, porque, aún siendo razonables, están incompletas Rajoy basó la negativa de su grupo a enmendar el documento en que no se trata de mejorar un texto deficiente, sino rechazar una maniobra manifiestamente partidista que persigue liquidar una investigación antes de completar sus trabajos y, además, parcelar las conclusiones como mejor convengan al partido en el Gobierno Aseguró que estas cosas carecen de precedentes en la historia de las comisiones serias de investigación Proteger a las víctimas Nosotros- -subrayó Rajoy- -queremos proteger a las víctimas y averiguar la verdad de los hechos y de sus responsables pero por eso mismo dijo que no estamos dispuestos a suscribir un documento que estimamos fraudulento al servicio de un interés político partidista Así, el presidente del PP mostró su desacuerdo con el documento y aseguró que no vamos a facilitar el falso cierre de los trabajos de la comisión Sobre el hecho de ser el único partido que no ha rubricado el texto, dijo que cuando nos acompaña la razón, no nos inquieta la soledad En cualquier caso, sí ofreció su colaboración a la comisión para que siga trabajando y continúe su tarea en serio En este sentido, prometió insistir para que se adopten todas las medidas posibles en apoyo de las víctimas de hace un año Vamos a colaborar para que las recomendaciones finales de la comisión tengan un valor Desde el Congreso de los Diputados, la dirección del Grupo Popular siguió la consigna marcada por Rajoy. El portavoz del PP en la Cámara Baja, Eduardo Zaplana, descalificó el documento de recomendaciones y aseguró que su grupo aspira a un texto más ambicioso Si se trata de rellenar 46 folios, el PP tiene capacidad para hacerlo en una tarde aseveró. Una vez más, el dirigente popular volvió a censurar el obstruccionismo y el afán del PSOE por dar carpetazo a los trabajos. Mientas tanto, el portavoz de los comisionados del PP, Vicente Martínez- Pujalte, tachó de cínico el texto. Por su parte, el PSOE y sus socios de Esquerra Republicana e Izquierda Verde salieron en bloque a cuestionar la postura del PP y pusieron en duda que quien se ha quedado solo- -el Grupo Popular- -pueda presentarse en posesión de la razón. Así las cosas, los grupos se pusieron ayer a negociar el texto de la declaración institucional que el presidente de la Cámara, Manuel Marín, leerá en el Pleno de mañana, un día antes del aniversario de los atentados. Será la primera vez- -y quizá la única- -en la fase de conclusiones de la comisión que los partidos se pongan de acuerdo en algo. Más documentación Así las cosas, los comisionados del PP ya preparan su petición de nuevas comparecencias y más documentación. Los populares reclamarán en la reunión del día 16 el testimonio del agente de los Tedax que desactivó la única mochila bomba que no llegó a estallar. Ese agente dejó entrever en varias entrevistas concedidas la semana pasada a medios de comunicación que los terroristas del 11- M no tenían capacidad para preparar unos artefactos explosivos como los de los atentados del 11- M. Según el comisionado Vicente Martínez- Pujalte, entre la documentación que pedirá el PP se encuentran los libros de registro de la Guardia Civil de Asturias del año 2001. También reclamará que el Gobierno remita a la Cámara la documentación pendiente sobre terrorismo islamista que prometió el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su comparecencia ante la comisión.